China

Ambito aplicación

La Ley de Seguridad Laboral (2002) fue publicada para mejorar la supervisión y el control sobre las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, la prevención de accidentes causados por fallos en las condiciones de seguridad y para mantener los niveles de accidentes en niveles aceptables, de modo que la seguridad de las personas y de las propiedades quede garantizada, al tiempo que se promueve el desarrollo de la economía china.

La Ley se aplica a las organizaciones que realizan actividades de producción o de negocio, existiendo determinadas regulaciones para aspectos concretos de seguridad y salud, como pueden ser la protección frente a incendios, la seguridad vial, seguridad ferroviaria, seguridad marítima o seguridad aérea, seguridad en máquinas, sustancias peligrosas, etcétera.

Las unidades de producción y de negocio debe observar esta Ley, junto con el resto de legislación complementaria relativa a la seguridad en el trabajo, de modo que se asegure la seguridad laboral mediante la mejora de las condiciones de trabajo y el establecimiento y mejora de un sistema de responsabilidades por la seguridad laboral.

En general, la legislación de SST otorga a los directivos de las unidades de producción y negocio la responsabilidad total por las condiciones de seguridad y salud de las actividades a su cargo.

Por su parte, los trabajadores tiene derecho a una protección en el trabajo de acuerdo con los requerimientos establecidos y, al mismo tiempo, la obligación de desarrollar su trabajo de acuerdo con las normas.

Administraciones Públicas competentes

Las principales entidades públicas del país, cuyo ámbito de actuación se centra en la seguridad y salud en el trabajo, son las siguientes:

• La Administración Estatal de Seguridad en el Trabajo: es una organización directamente dependiente del Consejo de Estado, responsable de la supervisión general de la seguridad laboral en fábricas, minas, centros comerciales y de comercio, y de la inspección de la salud laboral en los centros de trabajo.

Otros departamentos y organismos de seguridad competentes del Consejo de Estado se encuentran al cargo de la supervisión y administración en sucesivas áreas, como transporte, ferrocarriles, aviación civil, conservación del agua, construcción, defensa, servicio postal, telecomunicaciones, turismo, equipos especiales, protección frente a incendios y seguridad nuclear.

La Administración Estatal de Seguridad en el Trabajo es, desde el punto de vista específico de la supervisión nacional de la seguridad laboral, responsable de dirigir, coordinar y supervisar la seguridad de los departamentos mencionados y administración de sus actividades.

La Administración General de Supervisión de Calidad es responsable de la evaluación de operarios, inspecciones de seguridad e investigación de accidentes de equipos especiales.

• En paralelo a todos estos organismos, existe un Comité de Seguridad Laboral del Consejo de Estado, cuyas principales funciones son:

• Estudiar, planificar, dirigir y coordinar la seguridad laboral nacional bajo el liderazgo del Consejo de Estado;

• Estudiar y poner en marcha guías y políticas básicas de seguridad laboral del país;

• Analizar la situación de la seguridad laboral nacional y resolver los principales problemas;

• Coordinar, junto con otros organismos competentes de seguridad civil y militar, la participación en rescates y asistencia frente a situaciones de extraordinaria gravedad;

• Cumplir con otras tareas de seguridad asignadas por el Consejo de Estado.

Definiciones

Las definiciones de los términos legales de seguridad y salud en el trabajo podemos encontrarlas a lo largo de la amplia legislación laboral china. Entre estos conceptos, se destacan:

• Trabajador, de acuerdo con la Ley de Trabajo, es la persona que establece una relación laboral con empresas, organizaciones económicas individuales, organismos del estado, instituciones y organizaciones públicas.

• Empresario, de acuerdo con la Ley de Contrato de Trabajo, se refiere a organizaciones, organizaciones económicas de un trabajador autónomo y organizaciones privadas que no son empresas que establecen relaciones laborales con trabajadores dentro del territorio de la República Popular China.

• Sustancias peligrosas, incluyen materiales que presentan una amenaza potencial para la seguridad de las personas y las propiedades, tales como combustibles, explosivos, materiales químicos peligrosos y sustancias radiactivas.

• Fuentes de riesgo grave se refiere la fabricación, transporte, utilización y almacenaje temporal o definitiva de materiales peligrosos, en una cantidad determinada como crítica, en cada caso.

• Enfermedad profesional, se refiere a una enfermedad resultante de la exposición de trabajador(es) a partículas industriales, sustancias radioactivas y otras sustancias tóxicas y dañinas en el centro de trabajo. Para determinar las enfermedades profesionales cubiertas por la Ley, el Ministerio de Salud, en coordinación con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, tiene la función de definir, modificar y publicar la lista y categorías de enfermedades laborales. Los trabajadores que sufran una de las enfermedades identificadas, tienen derecho a una prestación por enfermedad. La actual lista de enfermedades profesionales incluye 115 enfermedades, agrupadas en diez categorías.

Derechos y deberes del empresario

La Ley de Seguridad en el Trabajo establece las obligaciones de carácter general atribuidas a las empresas y empresarios en materia de seguridad y salud en el trabajo. Estas se concretan en:

• Las empresas deben cumplir con las leyes y regulaciones relativas a la seguridad laboral, fortalecer la gestión de la seguridad en el trabajo, establecer un sistema de responsabilidades sólido y mejorar las condiciones necesarias para un trabajo seguro. La persona a cargo de las empresas es la responsable de la seguridad laboral en las unidades a su cargo en la empresa;

• Las empresas y los responsables a su cargo, tienen el deber de proteger la seguridad y salud de terceras personas, distintas a sus propios trabajadores, de los riesgos generados por sus actividades;

• Cuando la actividad de dos o más empresas trabajando simultáneamente en el mismo centro de trabajo pudiera suponer un riesgo mutuo, las empresas deben acordar condiciones para coordinar y aclarar las responsabilidades de cada parte;

• El empresario debe organizar exámenes de salud para los trabajadores, en relación con el trabajo. Estos exámenes serán previos, periódicos y posteriores al desempeño del trabajo por parte de los empleados;

• En el caso de trabajadores que sufren o pudieran estar expuestos a enfermedades laborales agudas, el empresario debe organizar exámenes médicos específicos y establecer medios de rescate y tratamiento adecuados a cada caso (Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales);

• El empresario debe establecer unas condiciones y un medio ambiente de trabajo de acuerdo con los requisitos de salud exigidos. Los gastos de testear y controlar los centros de trabajo serán totalmente cargados a los costes de producción (Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales);

• Las empresas deben proporcionar a los empleados los equipos de protección e implantar las instalaciones de protección necesarias, para el desempeño del trabajo en condiciones de salud y seguridad;

• Al respecto de los equipos de protección, las empresas deben supervisar y adiestrar a los trabajadores en la correcta utilización de los equipos y productos;

• Las empresas deben establecer un plan y una organización adecuada en respuesta a situaciones de emergencia;

• El empresario debe establecer las instalaciones de higiene necesarias para los trabajadores;

• Las empresas deben proporcionar a los trabajadores la formación y adiestramiento sobre seguridad laboral;

Derechos y deberes de los trabajadores

Los derechos y obligaciones de los trabajadores en relación a las condiciones de seguridad y salud están establecidas en la Ley de Seguridad en el Trabajo, concretamente en su capítulo III, siendo estos los siguientes:

• Durante la ejecución de su trabajo, los empleados deben cumplir estrictamente con los procedimientos operativos y las normas de seguridad establecidas en la empresa, así como obedecer las directrices de sus responsables;

• Entre estas obligaciones, se encuentra la de utilizar correctamente los equipos de protección proporcionados por la organización;

• Tomar las medidas razonables para proteger su propia seguridad y salud, así como la de otras personas afectadas por la actividad laboral;

• En el caso de trabajadores con funciones de supervisión y dirección en la empresa, el deber de protección del resto de trabajadores y personas debe ir acorde a sus responsabilidades en la empresa, y especialmente cuando se reciben avisos de emergencias, que deberán gestionar inmediatamente;

• Los trabajadores tienen derecho a requerir información sobre los factores de riesgo existentes en sus puestos de trabajo, las medidas preventivas y las acciones a realizar en caso de emergencia;

• En este sentido, los trabajadores pueden realizar sugerencias a la empresa para la mejora de las condiciones de trabajo;

• Los trabajadores tienen derecho a recibir formación y adiestramiento en seguridad y salud laboral;

• Con respecto a la vigilancia de la salud, los trabajadores tienen derecho a exámenes, consulta, tratamiento, rehabilitación y otros servicios para la prevención y control de enfermedades profesionales;

• Los trabajadores deben ser informados sobre los factores de riesgo de enfermedad profesional que pueden existir en el centro de trabajo, sus consecuencias y las medidas de protección a tomar para la prevención y control de riesgos;

• Los trabajadores pueden exigir al empresario la implantación de instalaciones y equipos de protección para la protección frente a enfermedades profesionales;

• En caso de detectar una situación que ponga en peligro su seguridad personal, los trabajadores pueden detener su trabajo y abandonar su puesto de trabajo, siguiendo la secuencia de acciones de respuesta ante emergencias;

• En este sentido, las empresas no pueden reducir salarios, condiciones de trabajo o rescindir contratos de trabajo como medio para disuadir a los trabajadores en su deber de observar situaciones deficientes e iniciar acciones de respuesta ante emergencias;

• Los trabajadores pueden rechazar instrucciones que contravengan normas y procedimientos o que impliquen la realización de tareas sin las protecciones necesarias;

• En caso de detectarse una situación de riesgo justificada, los trabajadores tienen derecho a la reasignación de tareas que no entrañen riesgos para su seguridad y salud.

Evaluación de riesgos

La obligación de las empresas de realizar una evaluación de riesgos está expresamente establecida en el artículo 33 de la Ley de Seguridad en el Trabajo, según el cual las organizaciones deben tener identificadas y reportadas las fuentes de peligro, y realizar una evaluación, vigilancia y control de las mismas.

Con los resultados de la identificación y evaluación de riesgos, las empresas deben establecer las medidas de seguridad, preparar los planes de emergencia.

De todo ello —identificación y evaluación de riesgos y medidas preventivas y de emergencia establecidas— la empresa debe informar a los trabajadores y terceras personas afectadas por la actividad.

En caso de que la actividad pueda afectar más allá de la propio centro de trabajo, la empresa deberá registrar ante las administraciones locales y otros departamentos competentes, los informes sobre riesgos y medidas de seguridad y emergencia que correspondan.

Las personas y entidades al cargo de las evaluaciones de riesgos deben tener poseer un conocimiento y cualificaciones oficiales específicas para realizar estas funciones. La Ley de Seguridad en el Trabajo otorga a estas personas la responsabilidad por los resultados de las evaluaciones de riesgos, así como de otras comprobaciones, pruebas e inspecciones que realicen.

En determinados sectores o actividades, como obras de construcción, explotaciones mineras o empresas en las que se fabrique, comercie o almacenen sustancias peligrosas, la evaluación de riesgos tienen sus condiciones particulares, establecidas en la normativa específica.

Planificación de la actividad preventiva

Asociada a la obligación de la evaluación de riesgos del artículo 33 de la Ley de Seguridad en el Trabajo, esta el deber de las empresas de preparar los correspondientes planes para dar trazabilidad a las acciones de seguridad y salud que se requieran.

Además de esta planificación general de la actividad preventiva, a lo largo de la legislación de SST se señalan determinados aspectos que requieren de una planificación específica, como son:

• El mantenimiento, utilización y comprobación regular de los equipos e instalaciones de seguridad;

• Los exámenes de salud de los trabajadores, que serán previos, periódicos y posteriores al desempeño del trabajo por parte de los empleados;

• La formación y entrenamiento de los trabajadores en materia de seguridad y salud, que será realizada previamente al inicio del trabajo y, posteriormente, actualizada de forma regular;

• Con respecto a las enfermedades profesionales, las empresas deben establecer planes y procesos de implementación de medias de prevención y control específicos que cada situación requiera.

Por lo tanto, la planificación de la actividad preventiva es un aspecto significativo dentro la normativa de SST china, por lo que las empresas deben prestar la atención requerida a este elemento de gestión.

Organización de la actividad preventiva

En China, el empresario tiene la obligación legal de establecer una organización y recursos para el desempeño de las tareas de seguridad y salud en el trabajo.

La propia Ley de SST establece que los directivos de las empresas tienen las responsabilidad expresa de:

• Establecer y mantener un sistema de responsabilidades en materia de seguridad y salud en las áreas de la organización a su cargo;

• Tomar las medidas para que se establezcan las normas y regulaciones para el desempeño seguro del trabajo en las áreas bajo su responsabilidad;

• Garantizar unas condiciones de trabajo seguras en su área de responsabilidad;

• Supervisar e inspeccionar la seguridad y salud de las unidades que dirige y eliminar los riesgos detectados de forma efectiva;

• Tomar medidas para formular e implementar acciones de rescate en caso de accidentes ocurridos dentro de su área.

Los recursos para establecer las condiciones de trabajo seguras serán decididos por los órganos de dirección y toma de decisiones de la empresa, y en ellos recae la responsabilidad por las consecuencias en caso de que estos recursos resulten insuficientes.

A partir de estos principios generales, las empresas deben establecer una organización adecuada para la gestión de la SST, que deberá cumplir con algunos requisitos concretos, como:

• Empresas con 300 o más trabajadores, deben establecer un departamento o disponer de profesionales con dedicación exclusiva en tareas de SST;

• Empresas con menos de 300 trabajadores, deben designar profesionales con dedicación parcial o total a tareas de SST, o designar a técnicos o ingenieros de la empresa cuya rama de especialización les capacite para desempeñar las funciones de SST que la actividad necesite. En caso de designar técnicos o ingenieros, la responsabilidad por las condiciones de trabajo resultantes recae directamente en el empresario o directivos de la empresa.

En cualquier caso, es responsabilidad del empresario que cualquiera que sea la organización establecida, los profesionales al cargo de las tareas de SST reúnan la competencia y experiencia necesarias para el desempeño de las tareas de SST.

En determinados sectores o actividades, como obras de construcción, explotaciones mineras o empresas en las que se fabrique, comercie o almacene sustancias peligrosas, la capacitación de los profesionales y organizaciones con tareas de SST deben cumplir determinadas condiciones particulares, establecidas en la normativa específica.

En este sentido, en China, el Reglamento de Licencias de Seguridad en el Trabajo (2004) establece la implementación de sistemas de autorización que deben cumplir determinadas empresas que realizan actividades de riesgo de diversos sectores, incluyendo las de construcción, industrial, comercio y negocios, industria minera, fabricación de sustancias químicas peligrosas, fuegos artificiales etcétera.

En el caso de las actividades de vigilancia de la salud en las empresas, éstas sólo podrán ser realizadas por una organización —propia o externa— aprobada por la Administración. Para obtener la aprobación oficial, estas organizaciones, deben reunir estas condiciones:

• Poseer una licencia oficial para la actividad médica;

• Contar con el personal médico y de salud apropiado;

• Contar con los instrumentos y equipos apropiados;

• Tener establecidas las normas y procedimientos técnicos adecuados;

En general, todas las empresas deben contar con una estructura para la gestión de la salud de los trabajadores, a tiempo completo o parcial, según las necesidades de la actividad. Esta dedicación será a tiempo completo:

• En el caso de determinados sectores o actividades, como obras de construcción, explotaciones mineras o empresas en las que se fabrique, comercie o almacenen sustancias peligrosas;

• En el caso de empresas con 300 trabajadores o más;

• En empresas de menos de 300 trabajadores que cuentan con profesionales o designan ingenieros o técnicos con dedicación parcial o total a tareas de SST.

Auditorías

La legislación de seguridad y salud en China no establece una obligación legal explícita en cuanto a la realización de auditorías del sistema de gestión de la seguridad y salud en el seno de la empresa.

Sin embargo, las obligaciones de identificación de riesgos, determinación de medidas y procedimientos y otras exigencias de seguridad y salud que tiene asignadas el empresario hacen, de facto, muy recomendable la implantación de procedimientos de auditoría, como herramienta para reforzar el cumplimiento de las obligaciones legales en materia de seguridad y salud.

Al igual que ocurre con las actividades de identificación y evaluación de riesgos, establecimiento de medidas de prevención y control, redacción procedimientos, y otras tareas de SST. Las personas y entidades al cargo de las auditorías de seguridad y salud deben poseer un conocimientos y cualificaciones oficiales específicas.

Aparte de las auditorías que la empresa pudiera establecer y realizar como herramienta de gestión, el desempeño de la SST por parte de las empresas en China está controlado por departamentos públicos de control y supervisión que cuentan con inspectores con las siguientes capacidades:

• Acceder a los centros de trabajo para realizar inspecciones, chequear determinados materiales y entrevistar a las personas y unidades dentro que requieran de la empresa;

• Recoger evidencias, tomar muestras de materiales y consultar o copiar documentación;

• Pueden dar asesoramiento en materia de SST al empresario;

• Pueden ordenar la inmediata corrección de riesgos detectados, ordenar la evacuación de un área de trabajo peligrosa, ordenar la suspensión de la actividad en casos de amenaza grave que no puede ser resuelta de forma inmediata. Una vez resueltas las deficiencias, pueden autorizar la reanudación de las actividades afectadas;

• Emitir notas o requerimiento para corregir en un determinado plazo las deficiencias detectadas;

• Imponer una sanción a la organización o a las personas responsables. Las cuantías de estas sanciones pueden ir desde los 700€ a los 30.000€, aproximadamente, en función de la gravedad y de las circunstancias de las vulneraciones;

• En los casos más extremos de incumplimientos, las penas pueden incluso ser de naturaleza penal, con penas de hasta 10 años de prisión;

• Entre las decisiones que pueden tomar, se encuentra la de suspender o retirar autorizaciones concretas a empresas y organizaciones que no cumplen con los requisitos que otorgan la respectiva licencia;

• En el caso de acciones sujetas a infracciones administrativas, pueden imponer sanciones administrativas;

Formación

Entre las obligaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo incluidas en el Ley de Seguridad en el Trabajo, se establece la responsabilidad del empresario de proporcionar formación y adiestramiento a los trabajadores a su cargo en materia de prevención de riesgos laborales. Tal obligación viene establecida de forma básica en los artículos 21 y siguientes de la Ley de SST.

En términos de formación, las empresas deben dar a sus empleados una formación y adiestramiento en seguridad laboral que garantice la adquisición de los conocimientos necesarios, de las normas y de los procedimientos de trabajo seguros, por parte de los trabajadores.

Esta formación deberá contar con un sistema de evaluación de modo que los trabajadores que no lo superen satisfactoriamente, no pueden ser asignados al puesto de trabajo al que se refiere la formación.

Tanto las acciones de formación, como su evaluación deben ser realizadas siempre antes de la asignación de tareas a los trabajadores, y serán repetidas regularmente durante el desempeño de la actividad en la empresa, formando parte de un programa planificado formalmente establecido en la organización.

Además, la empresa debe proporcionar formación a los trabajadores previamente a la introducción de nuevas tecnologías, técnicas, materiales o equipos.

Los profesionales al cargo de la gestión de la seguridad y salud en la empresa deben contar con formación específica que le habilite al desempeño de tareas.

En China, la formación y cualificación de trabajadores en materia de seguridad y salud en el trabajo se realiza a través de agencias aprobadas por el Estado. A finales del 2010, había en China 3.661 agencias con acreditación para impartir estos programas, que fueron implantados a empresas de todos los sectores del país, destacando las manufactureras, minería, comercio e impartidos por todo el país, y a un amplio rango de niveles profesionales y funciones de los empleados de las organizaciones: trabajadores de industrias de alto riesgo, directores y gestores de empresas, responsables de seguridad y salud de las organizaciones, trabajadores operadores de equipos especiales, formación de plantillas en acciones de emergencia.

Información

En cuanto al deber de información, se encuentra nominalmente establecido en el artículo 36 de la Ley de Seguridad en el Trabajo.

La empresa debe informar a los trabajadores sobre los factores de riesgo existentes, en el centro de trabajo y asociados a cada tarea, de las medidas preventivas a tomar y las acciones de respuesta en caso de accidente o emergencia. Más allá de esta información, la empresa debe inculcar y fomentar entre sus empleados la necesidad de cumplir con las normas y regulaciones de seguridad y reglamentos de trabajo establecidos por la organización.

En cuanto al deber de información, se encuentra nominalmente establecido en el artículo 36 de la Ley de Seguridad en el Trabajo.

La empresa debe informar a los trabajadores sobre los factores de riesgo existentes, en el centro de trabajo y asociados a cada tarea, de las medidas preventivas a tomar y las acciones de respuesta en caso de accidente o emergencia. Más allá de esta información, la empresa debe inculcar y fomentar entre sus empleados la necesidad de cumplir con las normas y regulaciones de seguridad y reglamentos de trabajo establecidos por la organización.

Consulta y participación

La propia Ley de Seguridad en el Trabajo establece el derecho de consulta y participación de los trabajadores.

La consulta y participación de los trabajadores está trazada a través de los sindicatos establecidos en cada empresa, que deben organizar la participación de los empleados en la gestión y supervisión de la seguridad en el trabajo, además de proteger los derechos e intereses de los trabajadores.

A través de los sindicatos, los trabajadores pueden:

• Requerir a las empresa para que las vulneraciones de las normas y regulaciones de seguridad sean corregidas;

• Efectuar sugerencias para la resolución de deficiencias, incumplimientos o riesgos detectados. Las empresas deben tener en consideración todas las sugerencias efectuadas y dar una respuesta adecuada;

• Proponer a la empresa la evacuación del centro o área de trabajo si se descubren situaciones de peligro. La empresa deberá dar respuesta inmediata a esta sugerencia;

• Participar en la investigación de accidentes y enfermedades laborales, proponer medidas para la gestión de las situaciones peligrosas y exigir responsabilidades a la empresa.

Más allá de este reconocimiento general de participación y consulta a través de los sindicatos, no existen en China más disposiciones explícitas y concretas en relación con la representación de los trabajadores en materia de SST.

En este sentido, para concretar más en este aspecto, se debe observar el Convenio 155 de la OIT ratificado por China, sobre seguridad y salud en el trabajo, según el cual las empresas deben adoptar medidas de modo que:

• Los trabajadores, al llevar a cabo su trabajo, cooperen al cumplimiento de las obligaciones que incumben al empresario;

• Los representantes de los trabajadores en la empresa cooperen con el empresario en el ámbito de la seguridad e higiene del trabajo;

• Los representantes de los trabajadores en la empresa reciban información adecuada acerca de las medidas tomadas por el empresario para garantizar la seguridad y la salud y puedan consultar a sus organizaciones representativas acerca de esta información, a condición de no divulgar secretos comerciales;

• Los trabajadores y sus representantes en la empresa reciban una formación apropiada en el ámbito de la seguridad e higiene del trabajo;

• Los trabajadores o sus representantes y, llegado el caso, sus organizaciones representativas en la empresa, estén habilitados, de conformidad con la legislación y la práctica nacionales, para examinar todos los aspectos de la seguridad y la salud relacionados con su trabajo, y sean consultados a este respecto por el empresario; con tal objeto, y de común acuerdo, podrá recurrirse a consejeros técnicos ajenos a la empresa;

• El trabajador informará de inmediato a su superior jerárquico directo acerca de cualquier situación de trabajo que a su juicio entrañe, por motivos razonables, un peligro inminente y grave para su vida o su salud; mientras el empresario no haya tomado medidas correctivas, si fuere necesario, no podrá exigir de los trabajadores que reanuden una situación de trabajo en donde exista con carácter continuo un peligro grave e inminente para su vida o su salud.

Vigilancia de la salud

En China, la vigilancia de la salud, cuya regulación viene dada principalmente en la Ley de Seguridad en el Trabajo y en la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales, genera una doble obligación.

Por un lado, obliga al empresario a ofrecer la realización de exámenes médicos a su plantilla, en horario laboral y a cargo siempre de la empresa. Por otro lado, genera una obligación al trabajador de someterse a estos reconocimientos médicos. El empleado no puede llevar a cabo una actividad profesional sin ostentar un certificado que acredite que es apto para su realización.

El empresario debe organizar exámenes de salud para los trabajadores, en relación con el trabajo. Estos exámenes serán previos, periódicos y posteriores al desempeño del trabajo por parte de los empleados.

En el caso de trabajadores que sufren o pudieran estar expuestos a enfermedades laborales agudas, el empresario debe organizar exámenes médicos específicos y establecer medios de auxilio y tratamiento adecuados a cada caso (Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales).

En relación con la vigilancia de la salud, los trabajadores tienen derecho a:

• Exámenes, consulta, tratamiento, rehabilitación y otros servicios médicos para la prevención y control de enfermedades profesionales;

• Ser informados de los factores de riesgo de enfermedad profesional a los que están o pudieran estar expuestos en el centro de trabajo;

• Ser informados de las consecuencias de tales riesgos y de las medidas de protección a tomar para la prevención y control de enfermedades en el trabajo;

• Solicitar al empresario para que establezca unas condiciones de trabajo y proporcione instalaciones y equipos de protección frente a los factores de riesgo de enfermedad en la empresa.

Las actividades de vigilancia de la salud en las empresas sólo podrán ser realizadas por una organización —propia o externa— aprobada por la Administración. Para obtener la aprobación oficial, estas organizaciones deben reunir estas condiciones:

• Poseer una licencia oficial para la actividad médica;

• Contar con el personal médico y de salud apropiado;

• Contar con los instrumentos y equipos apropiados;

• Tener establecidas las normas y procedimientos técnicos adecuados;

Medidas de emergencia (primeros auxilios, lucha contra incendios, evacuación, riesgo grave o inminente)

En China, las obligaciones básicas sobre las situaciones de emergencia en los centros de trabajo están establecidas en la Ley de Seguridad en el Trabajo (art. 33 y otros). En este sentido, la empresa debe:

• Establecer un plan y una organización adecuada para dar apropiada respuesta a las situaciones de emergencia que pudieran producirse;

• La organización y planes de emergencia deben ser coherentes con los resultados de la identificación y evaluación de riesgos que la empresa debe realizar;

• Informar a los trabajadores sobre los factores de riesgo existentes en el centro de trabajo y asociados a cada tarea, de las medidas preventivas a tomar y las acciones de respuesta en caso de accidente o emergencia.

• En el caso de trabajadores con funciones de supervisión y dirección en la empresa, el deber de protección del resto de trabajadores y personas debe ir acorde a sus responsabilidades en la empresa, y especialmente cuando se reciben avisos de emergencias, que deberán gestionar inmediatamente;

• En caso de que la actividad de la empresa pueda afectar más allá de la propio centro de trabajo, la empresa deberá registrar ante las administraciones locales y otros departamentos competentes, los informes sobre riesgos y medidas de seguridad y emergencia que correspondan.

Los trabajadores tienen determinadas facultades frente a las situaciones de emergencia, riesgo grave e inminente:

• El trabajador informará de inmediato a su superior jerárquico directo acerca de cualquier situación de trabajo que a su juicio entrañe, por motivos razonables, un peligro inminente y grave para su vida o su salud;

• En caso de detectar una situación que ponga en peligro su seguridad personal, los trabajadores pueden detener su trabajo y abandonar su puesto de trabajo, siguiendo la secuencia de acciones de respuesta ante emergencias establecidas por la empresa;

• Mientras el empresario no haya tomado medidas correctivas, si fuere necesario, no podrá exigir de los trabajadores que reanuden una situación de trabajo en donde exista con carácter continuo un peligro grave e inminente para su vida o su salud;

• En este sentido, las empresas no pueden reducir salarios, condiciones de trabajo o rescindir contratos de trabajo como medio para disuadir a los trabajadores en su deber de observar situaciones deficientes e iniciar acciones de respuesta ante emergencias.

En el caso concreto del riesgo y medidas de lucha contra incendios, en 1998 fue promulgada en China la Ley de Protección frente a Incendios, con el objetivo de prevenir y reducir los daños causados por incendios, salvaguardar la seguridad de los ciudadanos, proteger las propiedades públicas y privadas, mantener la seguridad pública.

Además de aspectos de la seguridad pública, espacios públicos y emplazamientos de pública concurrencia, etcétera, la Ley de Protección frente a incendios se aplica a empresas en funcionamiento y a los estándares de construcción de nuevos emplazamientos, estableciendo determinadas condiciones generales de lucha contra incendios a cumplir.

Además de las disposiciones hasta ahora mencionadas de aplicación directa en las empresas, en China está en vigor desde el año 2007 la Ley de Respuesta ante Emergencias, de aplicación en caso de desastres naturales, accidentes mayores, incidentes contra la salud pública, que pudieran causar daños graves sociales.

Para gestionar estas situaciones de emergencia mayor y establecer y mejorar el sistema de prevención de incidentes y respuesta ante estas situaciones, la Ley exige a los gobiernos locales a todos sus niveles y a los departamentos locales competentes a preparar y revisar sus oportunos planes de respuesta ante emergencias, y asegurar su estricta implementación.

Coordinación de actividades empresariales

La coordinación de actividades empresariales está expresamente establecida a partir del artículo 40 y otros de la Ley de Seguridad en el Trabajo.

Cuando dos o más empresas desarrollen actividades en la misma zona de trabajo, que presenten riesgos potenciales para la seguridad para las respectivas empresas intervinientes, éstas deberán establecer un acuerdo para el control de la seguridad de las actividades.

Este acuerdo debe definir las medidas de seguridad que corresponden a cada empresa, así como las responsabilidades de control de la seguridad a desempeñar por cada una de ellas.

Cada parte interviniente debe designar personal con dedicación exclusiva para las tareas de inspección, control de las condiciones de seguridad y coordinación de actividades con las otras empresas.

Una de las condiciones expresamente establecidas en la ley consiste en que las empresas deben asegurarse de que las empresas con las que se contrata, las instalaciones y los equipos implantados en el centro de trabajo cumplen con las condiciones de seguridad y salud y cuentan con las cualificaciones y certificaciones que evidencien un desempeño adecuado.

En el caso de empresas, proyectos o centros de trabajo en los que participan empresas contratistas o prestadoras de productos o servicios, se debe firmar un acuerdo especial entre la empresa principal y cada una de las empresas contratadas. Dicho acuerdo debe establecer las acciones de control de las condiciones de trabajo y las responsabilidades de cada empresa en materia de seguridad y salud. La empresa principal será la responsable de la coordinación y gestión general de la seguridad de todas las empresas contratadas.

Infracciones y sanciones

16. Coordinación de actividades empresariales

La coordinación de actividades empresariales está expresamente establecida a partir del artículo 40 y otros de la Ley de Seguridad en el Trabajo.

Cuando dos o más empresas desarrollen actividades en la misma zona de trabajo, que presenten riesgos potenciales para la seguridad para las respectivas empresas intervinientes, éstas deberán establecer un acuerdo para el control de la seguridad de las actividades.

Este acuerdo debe definir las medidas de seguridad que corresponden a cada empresa, así como las responsabilidades de control de la seguridad a desempeñar por cada una de ellas.

Cada parte interviniente debe designar personal con dedicación exclusiva para las tareas de inspección, control de las condiciones de seguridad y coordinación de actividades con las otras empresas.

Una de las condiciones expresamente establecidas en la ley consiste en que las empresas deben asegurarse de que las empresas con las que se contrata, las instalaciones y los equipos implantados en el centro de trabajo cumplen con las condiciones de seguridad y salud y cuentan con las cualificaciones y certificaciones que evidencien un desempeño adecuado.

En el caso de empresas, proyectos o centros de trabajo en los que participan empresas contratistas o prestadoras de productos o servicios, se debe firmar un acuerdo especial entre la empresa principal y cada una de las empresas contratadas. Dicho acuerdo debe establecer las acciones de control de las condiciones de trabajo y las responsabilidades de cada empresa en materia de seguridad y salud. La empresa principal será la responsable de la coordinación y gestión general de la seguridad de todas las empresas contratadas.

17. Infracciones y Sanciones

En China, las sanciones establecidas por la vulneración de los requisitos legales en materia de prevención de riesgos laborales vienen tipificadas en el capítulo VI de la Ley de Seguridad en el Trabajo, dedicado a la “responsabilidad legal”.

El desempeño de la SST por parte de las empresas en China está controlado por departamentos públicos de control y supervisión que cuentan con inspectores con las siguientes capacidades, una vez detectan una situación insegura o contraria a la ley:

• Pueden ordenar la inmediata corrección de riesgos detectados, ordenar la evacuación de un área de trabajo peligrosa, ordenar la suspensión de la actividad en casos de amenaza grave que no puede ser resuelta de forma inmediata. Una vez resueltas las deficiencias, pueden autorizar la reanudación de las actividades afectadas;

• Emitir notas o requerimiento para corregir en un determinado plazo las deficiencias detectadas;

• En función de las deficiencias detectadas o de la respuesta realizada por la empresa ante un requerimiento, el inspector puede imponer una sanción a la organización o a las personas responsables. Las cuantías de estas sanciones pueden ir desde los 700€ a los 30.000€, aproximadamente, en función de la gravedad y de las circunstancias de las vulneraciones;

• En los casos más extremos de incumplimiento, las penas pueden incluso ser de naturaleza penal, con penas de hasta 10 años de prisión;

• Entre las decisiones que pueden tomar, se encuentra la de suspender o retirar autorizaciones concretas a empresas y organizaciones que no cumplen con los requisitos que otorgan la respectiva licencia;

• En el caso de acciones sujetas a infracciones administrativas, pueden imponer sanciones administrativas.

Además de este proceder que puede ser muy similar al de otros países europeos, el concepto de responsabilidad en China va más allá del mero cumplimiento de las normas o del trabajo bien hecho, adquiriendo unos matices de responsabilidad ética y moral acordes con los valores tradicionales de la cultura china.

En coherencia con este sentido de la responsabilidad, las sanciones establecidas en la propia Ley de SST son especialmente duras en China e incluyen, además de penas económicas, requerimientos, procesos administrativos y penales, el matiz de castigo social y profesional a las personas que incumplen las normas. El artículo 77 de la Ley de SST es buena muestra de ello:

Si un miembro de un departamento al cargo de la supervisión y control de la seguridad en el trabajo comete uno de los siguientes actos, esta persona será degradada o retirada de su puesto de trabajo como medida administrativa; si el acto constituye un crimen, la persona será investigada por responsabilidad criminal de acuerdo con la Ley Criminal:

• Aprobar o autorizar asuntos relacionados con la seguridad laboral que no cumplen con las condiciones de seguridad laboral establecidas en las normas;

• No resolver o no tratar adecuadamente a empresas, cuando se detecta o se recibe información de que éstas están desarrollando trabajos sin la aprobación o cualificaciones habilitantes para el desempeño de determinadas actividades, de acuerdo con las normas;

• Fallar en sus funciones de supervisión y control de las empresas, no cancelar la autorización de trabajo otorgada a una empresa que realiza incumplimiento de las condiciones de seguridad laboral o no investigar y gestionar las vulneraciones de seguridad y salud cometidas en el área bajo su responsabilidad.

Notificación/investigación de AT y EEPP

La notificación e investigación de accidentes y enfermedades profesionales está expresamente establecida en los artículos 70 y siguientes de la Ley de Seguridad en el Trabajo. También se establecen requisitos en relación con las enfermedades profesionales en la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales.

De forma más específica, el Reglamento de Reporte, Investigación y Gestión de Accidentes en el Trabajo (2007) establece los procedimientos que deben seguir las empresas en el caso de producirse daños personales o económicos a causa de accidentes de trabajo, con algunas excepciones como accidentes nucleares, contaminación medioambiental, de actividades de defensa nacional, investigación científica,…

En general, el empresario tiene la obligación de investigar y notificar a la autoridad de seguridad y salud competente todos eventos que hayan puesto en peligro la seguridad y salud de los trabajadores.

Es obligación también de los trabajadores que presencien un accidente, el informar de forma inmediata a los responsables correspondientes dentro de la empresa.

En el caso de detectarse un caso de enfermedad profesional aguda, accidente de trabajo o riesgos de que éstos se produzcan, el empresario debe inmediatamente iniciar las medidas de emergencia, rescate y control, y reportar la situación a las autoridades locales para responder al evento de la forma adecuada.

Trabajo de menores

En China, el empleo de trabajadores menores está principalmente regulado en la Ley de Trabajo (1995) la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales (2002).

Además, China tiene ratificada desde 1999 la Convención 138 de la OIT sobre la edad mínima para el empleo de trabajadores.

La Ley de Trabajo dedica su capítulo VII a la especial protección de trabajadoras y de trabajadores jóvenes.

De acuerdo con la Ley, se entiende por “trabajadores jóvenes” a aquellos entre 16 y 18 años.

El empleo de trabajadores jóvenes no está permitido en trabajos especialmente peligrosos como pozos en minas, entornos tóxicos o dañinos, o que presenten determinados riesgos para su salud y seguridad. Por tanto, los trabajadores menores solo podrán ser empleados en trabajos ligeros, es decir, que no representen un riesgo para su vida, seguridad, salud y desarrollo físico y psicológico.

Para determinar este extremo, los trabajadores jóvenes serán sometidos a acciones específicas de vigilancia de su salud.

Trabajadores temporales

Los contratos de trabajo están principalmente regulados en la Ley de Trabajo, en su capítulo III dedicado a los “contratos laborales y contratos colectivos”.

Con respecto a la temporalidad, la duración de los contratos de trabajo en China se clasifican en:

• Contratos fijos;

• Contratos no-fijos;

• Contratos por actividad (similar al que en España se conoce por obra o servicio).

En el caso de contratos no-fijos, la terminación de los contratos de trabajo se produce cuando se completa el período acordado o se cumplen con las condiciones acordadas por las partes.

Aparte de esta terminación acordada previamente, un contrato puede también puede darse por finalizado por acuerdo expreso de la empresa y el trabajador, una vez realizadas las consultas mutuas pertinentes.

Otras formas de terminación de contratos pueden producirse por incumplimientos de una de las partes.

En cualquier caso, se establece un período de aviso previo de fin de contrato de la empresa al trabajador que en general es de 30 días.

Otro elemento a tener en cuenta en la temporalidad de los trabajos es el período de prueba, cuya extensión debe ser establecida en el contrato, con una duración máxima de seis meses.

Trabajadoras embarazadas

En China, son varias las normas que se refieren y regulan el empleo de trabajadoras embarazadas y sus condiciones de trabajo, destacando la Ley de Trabajo (1995), la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales (2002) y legislación específica para este asunto como las normas especiales de protección laboral de trabajadoras (2012) o el Reglamento de Protección Laboral con Sustancias Tóxicas (2002).

En general, está prohibido el empleo de trabajadoras embarazadas en actividades que comprometan su estado de salud y la del feto.

También, durante la mayoría del período de embarazo (7 meses), las trabajadoras embarazadas no pueden ser destinadas a trabajos en turnos de noche y se establecerán períodos de descanso necesarios durante la jornada normal de trabajo.

Aparte de estas limitaciones, durante el período de embarazo, se deberá ir adaptando el volumen de trabajo de la trabajadora, incluyendo el cambio de actividades dentro de la empresa, siempre de acuerdo con los criterios de los servicios médicos. Además, la empresa deberá contar con instalaciones de higiene y bienestar para facilitar el empleo de trabajadoras embarazadas, como vestuarios, aseos y zonas de descanso adecuadas.

En lo que respecta al período de lactancia, en general no se puede emplear a trabajadoras en actividades que comprometan su estado de salud y la del niño, durante al menos el primer año del recién nacido. Al igual que ocurre durante el embarazo, las trabajadoras no pueden durante este período ser destinadas a trabajos en turnos de noche ni horario extra, se establecerán períodos de descanso necesarios durante la jornada de trabajo —especialmente si el parto ha sido múltiple— y la empresa deberá contar con instalaciones de higiene y bienestar para facilitar el empleo de trabajadoras en período de lactancia, como zonas de descanso, atención médica y de cuidado del niño, en su caso, adecuadas.

Existe también en China limitaciones de empleo de mujeres también durante su período menstrual en determinadas actividades peligrosas, como trabajos en altura, trabajos en ambientes de trabajo con temperaturas extremas y otras tareas que comprometan su estado de salud.

Una lista de actividades limitadas para las mujeres trabajadoras se encuentra en las normas especiales de protección laboral de trabajadoras (2012).

La empresa tiene la obligación específica de informar por escrito a las trabajadoras de los riesgos a los que están expuestas en virtud de las actividades de la empresa y de su estado concreto (embarazo, lactancia), de las medidas de prevención a adoptar y de la expresa prohibición de determinadas actividades.

Trabajadores especialmente sensibles y/o minusválidos

Las obligaciones en cuanto a la protección en materia de seguridad y salud de los trabajadores con algún tipo de discapacidad viene reflejada en el capítulo IV de la Ley de Protección de Personas Minusválidas (1990, revisada en 2008).

Las empresas tienen la prohibición expresa de discriminar a personas minusválidas en los procesos de selección, desempeño del trabajo, condiciones laborales, promoción, acceso a determinadas tareas, pago de salario, condiciones de bienestar, seguridad social u otros aspectos.

En China, están establecidas cuotas de contratación de personas minusválidas que deben observar todas las empresas y organizaciones. Este ratio específico está establecido por el gobierno de cada provincia, región autónoma y entidades locales chinas.

Ninguna empresa u organización puede rechazar a estudiantes titulados asignados por el Estado por razón de sus discapacidades. En caso de producirse algún rechazo, las personas afectadas pueden dirigirse a la administración competente, la cual gestionará la situación para que estos estudiantes titulados sean aceptados.

Las empresas y organizaciones en las que trabajan personas con algún tipo de minusvalía, contarán con las condiciones de trabajo y protección laboral, proporcionarán un adiestramiento orientado a la mejora de las habilidades y competencias del trabajador, en función de la actividad y las condiciones de cada trabajador.

Trabajadores autónomos

En China, el tratamiento de los trabajadores autónomos es doble.

Por un lado, la Ley de Contrato de Trabajo incluye a los trabajadores autónomos dentro del concepto de empresario, cuando éste establece relaciones laborales con trabajadores dentro del territorio de la República Popular China. En este caso, un trabajador autónomo tiene, como empresario, las mismas obligaciones laborales y de seguridad y salud de cualquier empresario:

• Evaluación de riesgos;

• Planificación de la actividad preventiva;

• Organización de la prevención;

• Auditorías;

• Formación e información;

• Vigilancia de la salud;

• Coordinación de actividades empresariales;

• Notificación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales;

• Etcétera.

Por otra parte, como persona física realizando una actividad en un centro de trabajo, a los trabajadores autónomos se les aplican los derechos y obligaciones de cualquier trabajador, establecidas en el capítulo III de la Ley de Seguridad en el Trabajo, como:

• Cumplimiento de los procedimientos operativos y las normas de seguridad establecidas en la empresa, así como obedecer las directrices de sus responsables;

• Utilizar correctamente los equipos de protección proporcionados por la organización;

• Tomar las medidas razonables para proteger su propia seguridad y salud, así como la de otras personas afectadas por la actividad laboral;

• Requerir información sobre los factores de riesgo existentes en sus puestos de trabajo, las medidas preventivas y las acciones a realizar en caso de emergencia;

• Realizar sugerencias a la empresa para la mejora de las condiciones de trabajo;

• Recibir formación y adiestramiento en seguridad y salud laboral;

• Ser informados sobre los factores de riesgo de enfermedad profesional que pueden existir en el centro de trabajo, sus consecuencias y las medidas de protección a tomar para la prevención y control de riesgos;

• Rechazar instrucciones que contravengan normas y procedimientos o que impliquen la realización de tareas sin las protecciones necesarias, y rechazar tareas que entrañen riesgos para su seguridad y salud, en caso de detectarse una situación de riesgo justificada.

Muchas de las actividades que en función de esta doble naturaleza trabajador-empresario le corresponden al trabajador autónomo, formarán parte de la coordinación de actividades empresariales que, en este contexto, adquiere una importancia y complejidad especial y como tal deberá ser gestionada.

Locales e instalaciones

En China, los requisitos que deben cumplir los locales e instalaciones a efectos de proteger la seguridad y salud de los empleados que en ellos operan vienen estipulados principalmente en dos normas: la Ley de Seguridad en el Trabajo y la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales.

Además, existe un amplio catálogo de normas técnicas relacionadas con aspectos de seguridad y salud en el trabajo como instalaciones para sustancias químicas peligrosas, normas básicas para la estandarización de la seguridad en las empresas, códigos para la industria minera, industria del metal, normas de equipos de protección individual, etcétera.

Las empresas deben implantar las medidas de protección necesarias para el desempeño del trabajo en condiciones de salud y seguridad física y mental de los empleados. De acuerdo con la normativa, entre las medidas para las empresas, se citan:

• Instalaciones para la higiene y bienestar de los trabajadores, como vestuarios, aseos, zonas de descanso, comedor, etcétera;

• Suministro de agua potable;

• Instalaciones de higiene y bienestar para facilitar el empleo de trabajadoras en período de embarazo, lactancia, y período menstrual, como vestuarios, aseos y zonas de descanso adecuadas, atención médica y de cuidado del niño, en su caso.

En el caso de centros de trabajo en los que se fabrica, comercia, almacena o utilizan sustancias peligrosas, éstas estarán adecuadamente separadas de las instalaciones de higiene y bienestar de los trabajadores.

Las instalaciones implantadas por la empresa deben estar sujetas a programas planificados para garantizar su correcto mantenimiento, utilización y comprobación. En este sentido, determinados tipos de instalaciones, como las destinadas a la protección frente a incendios, deberán cumplir con las condiciones de implantación, utilización, inspección y mantenimiento específicas.

Todas las instalaciones de la empresa deben contar con señalización de los riesgos existentes en cada zona de trabajo, y de las medidas de prevención a observarse, dentro de las posibilidades y de la gravedad de los riesgos.

Además, las empresas deben disponer de la estructura, organización y planes de emergencia necesarios, de acordes con las instalaciones establecidas en el centro de trabajo. En este sentido, las instalaciones de higiene y bienestar en la empresa contarán con salidas practicables y señalización clara de las vías y medios de evacuación.

Lugares y locales de trabajo

Aparte de las condiciones generales de las instalaciones y locales del centro de trabajo establecidas en la Ley de Seguridad en el Trabajo y la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales (ver apartado anterior), en la legislación laboral y de seguridad y salud en el trabajo no existen requisitos específicos con respecto a los lugares y locales de trabajo, teniendo que recurrir a los estándares técnicos de construcción para tener información más exhaustiva.

En este sentido, los gastos que supongan las instalaciones de acuerdo con el proyecto de construcción serán incorporados al proyecto de construcción y las instalaciones serán diseñadas, construidas y puestas en funcionamiento junto con el resto del proyecto.

En caso de proyectos para actividades que conlleven riesgos graves durante su utilización, los medios de protección estarán sujetos a aprobación de la administración. Sólo cuando el diseño reúna las condiciones de seguridad y salud, podrá comenzarse con su construcción.

El amplio margen de mejora en la normativa de SST en China en este aspecto, es un contrapunto a las condiciones generales que deben cumplir los centros de trabajo, que sí incluyen mención nominal a aspectos que incluso en la normativa europea no tienen tampoco desarrollo, como pueden ser la gestión de los riesgos psicosociales y de la salud mental.

Locales e instalaciones de incendios

En China, la principal norma de prevención contra incendios es la Ley de Protección frente a Incendios, promulgada en 1998, con el objetivo de prevenir y reducir los daños causados por incendios, salvaguardar la seguridad de los ciudadanos, proteger las propiedades públicas y privadas, mantener la seguridad pública.

Esta Ley incluye las disposiciones generales, la prevención de incendios, cuerpos de rescate y lucha contra incendios, supervisión e inspección, responsabilidades legales y otras disposiciones suplementarias.

Además de aspectos de la seguridad pública, espacios públicos y emplazamientos de pública concurrencia, etcétera, la Ley de Protección frente a incendios se aplica a empresas en funcionamiento y a los estándares de construcción de nuevos emplazamientos, estableciendo determinadas condiciones generales de lucha contra incendios a cumplir, como por ejemplo:

• Establecer reglamentos y normas de actuación frente al riesgo de incendio;

• Establecer planes de lucha contra incendios y evacuación de emergencia y organizar simulacros de incendio regulares;

• Implantar un sistema de responsabilidades en la organización en relación a la lucha contra incendios y nombrar a las personas con funciones específicas para la protección frente a incendios y la gestión de equipos de emergencia;

• Informar a los trabajadores sobre los riesgos y medidas de protección frente a incendios;

• Realizar inspecciones para la eliminación de riesgos potenciales de incendio en los centros de trabajo;

• Implantar las instalaciones y dispositivos y la correspondiente señalización, de acuerdo con las normas técnicas aplicables en cada caso;

• Realizar inspecciones regulares y acciones de mantenimiento de las instalaciones y equipos contra incendios;

• Garantizar que las vías de evacuación y salidas permanecen practicables e instalar la señalización de evacuación necesaria.

Desde el punto de vista técnico, en China hay un amplio catálogo de normas técnicas que se refieren a aspectos concretos de las instalaciones contra incendios, entre las que destacan:

• Norma GB 4351-1997, sobre requisitos generales de los extintores portátiles;

• Norma GB 15368-1994, sobre extintores portátiles de espuma;

• Norma GB 15630-1995, sobre requisitos de señalización de las instalaciones contra incendios;

• Norma GB 16282-1996, condiciones técnicas generales de sistemas de alarma;

• Norma GB 8109-1987, sobre características y comprobación de extintores portátiles;

• Norma GB 17945-2000, sobre iluminación de emergencia por fuego;

• Norma GB 17945-2010, sobre iluminación de emergencia por fuego y sistemas de indicación de evacuación;

• Norma GB/T 29176-2012, sobre rescate de emergencia por fuego, normas generales;

• Norma GB/T 29639-2013, Guía para empresas para desarrollar un plan de respuesta antes emergencias, en caso de accidentes en el centro de trabajo;

• Norma GB 30077-2013, sobre requisitos sobre equipos de materiales de emergencia para empresas de productos químicos peligrosos;

• Norma GB/T 12800-1991, sobre señales acústicas de evacuación de emergencia.

Además de las disposiciones hasta ahora mencionadas de aplicación directa en las empresas, en China está en vigor desde el año 2007 la Ley de Respuesta ante Emergencias, de aplicación en caso de desastres naturales, accidentes mayores, incidentes contra la salud pública, que pudieran causar daños graves sociales.

Para gestionar estas situaciones de emergencia mayor y establecer y mejorar el sistema de prevención de incidentes y respuesta ante estas situaciones, la Ley exige a los gobiernos locales a todos sus niveles y a los departamentos locales competentes a preparar y revisar sus oportunos planes de respuesta ante emergencias, y asegurar su estricta implementación.

Instalaciones eléctricas

Dentro de la legislación laboral y de seguridad y salud, no existe en China una norma expresamente dedicada a las condiciones a cumplir en este sentido por las instalaciones eléctricas.

La obligación de disponer de unas instalaciones y equipos en condiciones de seguridad y salud en los centros de trabajo, se derivan del deber de protección general del empresario.

Para ello, se puede recurrir al catálogo de normas técnicas eléctricas de China.

En este sentido, en China —como estado miembro de la Comisión Internacional Electrotécnica (IEC) — está procediendo a armonizar paulatinamente los estándares internacionales al sistema de normas nacional, existiendo ya un amplio listado de normas técnicas de aplicación a las instalaciones eléctricas en China, entre las que destacan:

• Norma GB 14821.1-1993, sobre instalaciones eléctricas en edificios, protección por contacto eléctrico;

• Serie de normas GB 16895.x, sobre distintos aspectos de las instalaciones eléctricas en edificios;

• Otra serie de normas importantes es la GB 17466.x, sobre accesorios eléctricos para instalaciones eléctricas;

• Serie de normas GB 16895.x, sobre instalaciones eléctricas en baja tensión;

• Serie de normas GB 9089.x, sobre instalaciones eléctricas en exterior.

Espacios confinados

La prevención de riesgos y las medidas preventivas a establecerse en el caso de trabajos en recintos confinados no está nominalmente regulada en la legislación básica de SST en China. Este vacío en la legislación básica, por supuesto, no exime a la empresa de la obligación de protección de los trabajadores y de establecer las condiciones de trabajo que garanticen su seguridad y salud, sea cual sea la circunstancia.

Además, existen normas técnicas aprobadas por la Administración de Estandarización de China (SAC) que establecen los requerimientos técnicos de seguridad para el trabajo en recintos confinados. Tal es el caso de la norma GB 12942-2006, que establece las condiciones de trabajo en espacios confinados en trabajos de pintura, en los que el riesgo de concentración de atmósferas peligrosas es más grave.

En cualquier caso, la aplicación de los principios de seguridad y salud al caso de los trabajos en recintos confinados implica la adopción de buenas prácticas, tales como:

• La realización de una identificación de riesgos y el establecimiento de las medidas de acceso, permanencia y salida que el trabajo en el recinto confinado requiera, y que serán entregadas a los trabajadores;

• La identificación de riesgos incluirá la medición de la atmósfera del recinto y determinará las medidas de ventilación, equipos de respiración autónomos a utilizar y otros equipos de protección individual;

• Establecer los requisitos de estado de salud, cualificación y experiencia a cumplir por los trabajadores;

• Desarrollar, implantar y poner a prueba previa un protocolo de actuación en caso de emergencia;

• Desde el punto de vista organizativo, establecer una supervisión del trabajo en el espacio confinado mediante al menos un trabajador en el exterior, en permanente comunicación con los trabajadores dentro del recinto.

ATEX

ATEX es el nombre común de la directiva 94/9/EC de la Unión Europea, y describe qué tipo de equipamiento y ambiente es permitido para el trabajo en una atmósfera explosiva.

En China, como región no perteneciente a la UE, esta directiva puede afectar a los fabricantes y distribuidores que mantienen relaciones comerciales con Europa. En tal caso, los fabricantes y distribuidores se deben asegurar que sus productos para la exportación a Europa cumplen con los requerimientos de seguridad ATEX.

La obligación de protección e implantación de medidas que la empresa debe cumplir en China con respecto a sustancias explosivas deriva de los principios de protección generales establecidos en la Ley de Seguridad en el Trabajo.

Las sustancias explosivas están incluidas en el grupo de materiales definidos por la Ley como “peligrosos”, que abarca los materiales que presentan un riesgo potencial para la seguridad de las personas de también de las propiedades, tales como combustibles, los propios explosivos, materiales químicos peligrosos y sustancias radiactivas.

En este sentido, se consideran fuentes de peligro mayor las actividades de fabricación, transporte, utilización o almacenamiento puntual o habitual de materiales peligrosos, en una cantidad igual o superior al umbral de seguridad de cada material.

Bajo la Ley de SST se establece también que el empresario debe tomar medidas de seguridad en el uso, manipulación, almacenamiento y transporte de productos químicos. Para el establecimiento de estas medidas, el empresario debe evaluar los riesgos relacionados con los productos y establecer, implementar y mantener procedimientos de control y medidas de seguridad.

A parte de estas obligaciones de protección básica, en China existe una amplia cobertura normativa a los riesgos de explosión procedentes de diversas fuentes, entre la que destaca el Reglamento de Gestión Segura de Sustancias Químicas Peligrosas (2011), que establece las condiciones a cumplir por las empresas que produzcan y almacenen productos peligrosos.

También están exhaustivamente reguladas la seguridad de una actividad tradicionalmente arraigada en China: los fuegos artificiales, por medio del Reglamento de Seguridad para Fuegos Artificiales (2006) que establecen un sistema de autorizaciones y controles para la producción, comercialización y transporte de fuegos artificiales, y su uso durante fiestas privadas o grandes espectáculos.

Además, entre las normas técnicas del SAC, las dedicadas a seguridad frente a explosión son abundantes, destacando:

• Serie de norma GB 1437x, sobre transporte de productos peligrosos – explosivos;

• Norma GB/T 15411-1994, de especificaciones generales de atmósferas explosivas;

• Norma GB 15577-1995, sobre prevención y protección de explosión de polvo;

• Norma GB/T 16425-1996, de determinación de la concentración explosiva mínima de nubes de polvo;

• Etcétera.

Equipos de trabajo

La principal regulación de los requisitos que deberán cumplir los equipos de trabajo puestos a disposición por el trabajador viene recogida en estas dos normas:

• Norma de Seguridad de Máquinas y Equipos (2014), que establecen las condiciones a reunir por la maquinaria y equipos, de acuerdo con la Ley de Seguridad en el Trabajo;

• Reglamento de Inspección de Seguridad de Máquinas y Equipos Peligrosos (2014), que se refiere a la inspección de seguridad de maquinaria y equipos de trabajo por parte de organismos competentes;

• Reglamento —también del año 2014— para Inspección de Seguridad de Máquinas y Equipos Peligrosos Existentes anteriormente a la Ley de Seguridad en el Trabajo.

Con respecto a estas últimas (Reglamento de Máquinas Existentes), se entiende por máquinas y equipos peligrosos existentes con anterioridad a la promulgación de la actual legislación básica de SST en China.

La Norma de Seguridad de Máquinas y Equipos (2014) establece las condiciones a reunir por la maquinaria y equipos en general, de acuerdo con la Ley de Seguridad en elTrabajo y también establece las condiciones de seguridad de un amplio rango de máquinas según su tipología.

Además, establece las condiciones de marcado de las máquinas y otras directrices para máquinas especiales o instaladas en condiciones particulares.

El catálogo de normas técnicas chinas sobre seguridad en máquinas y equipos de trabajo es amplísimo, y abarca todos sus aspectos y toda tipología de máquinas.

Máquinas específicas

En China, la normativa básica sobre aspectos de seguridad a cumplir por las máquinas y equipos de trabajo se centra en dos normas:

• Norma de Seguridad de Máquinas y Equipos, que establecen las condiciones a reunir por la maquinaria y equipos, de acuerdo con la Ley de Seguridad en el Trabajo;

• Reglamento —también del año 2014— para Inspección de Seguridad de Máquinas y Equipos Peligrosos Existentes anteriormente a la Ley de Seguridad en el Trabajo.

La primera —Norma de Seguridad de Máquinas y Equipos (2014) — establece las condiciones a reunir por la maquinaria y equipos en general, de acuerdo con la Ley de Seguridad en el Trabajo y también establece las condiciones de seguridad de un amplio rango de máquinas, como:

• Prensas y cizallas (capítulo 2);

• Cepillo de acción manual (capítulo 3);

• Sierras circulares para madera (capítulo 4);

• Carretillas elevadoras (capítulo 5);

• Fresas y amoladoras giratorias (capítulo 6);

• Equipos eléctricos a prueba de explosión (capítulo 7).

Entre los sistemas de protección que deben tener estas máquinas, se requieren expresamente:

• Resguardos y separadores;

• Dispositivos de bloqueo;

• Dispositivos de control por doble accionamiento;

• Sensores de seguridad para detectar presencia en zonas peligrosas;

• Dispositivos distanciadores de zonas peligrosas;

• Dispositivos de seguridad fotoeléctricos;

• Requisitos de seguridad de los mecanismos y elementos de las propias máquinas, sistemas mecánicos, hidráulicos, de diseño…

La segunda norma —Reglamento para Inspección de Seguridad de Máquinas y Equipos Peligrosos Existentes (2014) — establece las condiciones de seguridad de las máquinas y equipos peligrosos existentes con anterioridad a la promulgación de la legislación básica de SST en China. En este sentido, se entiende por máquinas y equipos existentes a las siguientes:

• Aquellas que estaban ya instalados antes de la entrada en vigor de la Ley de SST y que no han sido todavía verificadas por la inspección de trabajo;

• Aquellas que estaban ya instaladas antes de la promulgación y entrada en vigor del Reglamento de Inspección de Seguridad de Máquinas y Equipos Peligrosos y que no han sido todavía verificadas por la inspección de trabajo;

• Aquellas que estaban ya instaladas antes de que las especificaciones de construcción fueran reguladas por una norma técnica y que no han sido todavía verificadas por la inspección de trabajo;

• Aquellas que estaban ya instaladas antes de que los organismos competentes establecieran estándares de inspección internacionalmente reconocidos y que no han sido todavía verificadas por la inspección de trabajo.

A parte de esta normativa, derivada de la legislación de seguridad y salud en el trabajo, existe un amplio catálogo de normas técnicas sobre la seguridad de máquinas y equipos aprobadas y transpuestas al sistema de normalización chino por la Administración de Estandarización (SAC). Entre otras, se encuentran:

• Norma GB/T 29058-2012, sobre requisitos técnicos de seguridad de máquinas industriales — principios generales;

• Norma GB 20178-2014, sobre principios generales de señalización (etiquetado) de maquinaria de movimiento de tierras;

• Norma GB 14711-1993, sobre requisitos generales de seguridad de pequeñas y medianas máquinas eléctricas rotatorias;

• Norma GB/T 14784-1993, sobre regulaciones de seguridad para cintas transportadoras;

• Norma GB/T 14822-1993, sobre directrices el diseño de protecciones de herramientas eléctricas manuales;

• La Serie de normas GB/T 15706.x, que trata sobre distintos aspectos de la seguridad en máquinas;

• Otra serie amplia de normas sobre diversos aspectos de seguridad de máquinas es la GB 12265.x;

• Serie de normas GB 4706.x, sobre aspectos de seguridad de aparatos eléctricos de uso doméstico y similares;

• Norma GB 12557-2000, código de seguridad de máquinas para trabajo de madera;

• Serie de normas GB 13960.x, sobre aspectos de seguridad de herramientas eléctricas con motor, que incluye un amplio rango de las máquinas y equipos más comúnmente utilizados en las empresas;

• Norma GB 4943-2001, sobre seguridad de los equipos de tecnologías de información (ordenadores, pantallas de visualización de datos, …);

• Norma GB/T 29483-2013, sobre seguridad eléctrica de la maquinaria — implantación de equipos de detección de presencia de personas.

Equipos de protección individual

Una de las obligaciones que la legislación china impone al empresario en materia de seguridad y salud laboral es la puesta disposición de equipos de protección individual a los trabajadores a su cargo. Este deber legal viene regulado principalmente en el artículo 37 de la Ley de Seguridad en el Trabajo.

La Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales exige además que la elección de los equipos de protección debe tener en cuenta los riesgos higiénicos a los que están expuestos los trabajadores, de modo que protejan frente a enfermedades profesionales.

Además de poner a disposición los equipos de protección individual, el empresario debe adiestrar y supervisar a los trabajadores sobre su funcionamiento y correcto uso.

Por parte de los trabajadores, es obligación de éstos el utilizar correctamente los equipos de protección proporcionados por la organización, tanto equipos de protección colectiva como individual.

Los equipos de protección proporcionados por la empresa deben cumplir con los estándares nacionales e industriales de fabricación aprobados en China, entre los que se encuentran:

• Norma GB/T 20991-2007, sobre métodos de prueba de calzado de seguridad;

• Normas GB 21148-2007, GB 21146-2007, GB 21147-2007 sobre equipos de protección individual — calzado de seguridad;

• Norma GB/T 12903-2008, sobre terminología de los equipos de protección personal;

• Norma GB/T 11651-2008, código de selección de equipos de protección personal;

• Norma GB/T 28409-2012, guía de selección, uso y mantenimiento del calzado de seguridad;

• Norma GB/T 29510-2013, sobre requisitos generales para la distribución de equipos de protección personal;

• Norma GB/T 30042-2013, sobre terminología en los equipos de protección de la cara y los ojos;

• Norma GB 30863-2014, sobre equipos de protección individual — protección de la cara y los ojos, protección frente a láser;

• Norma GB 2626-2006, sobre equipos de protección individual, respiratorios — respiradores para partículas no automáticos;

• Norma GB/T 23468-2009, código práctico de seguridad en el uso de equipos de protección frente a caídas;

• Norma GB/T 23469-2009, sobre equipos de protección frente a caídas — accesorios de conexión;

• Serie de normas GB/T 2453x, sobre diversos elementos de los equipos de protección frente a cardas: absorbedores de energía, líneas de vida, anclajes rígidos y anclajes flexibles;

• Norma GB 30862-2014, sobre equipos de protección individual — dispositivos de anclaje.

Manipulación manual de cargas

La prevención de riesgos y las medidas preventivas a establecerse en el caso de trabajos de manipulación manual de cargas no está nominalmente regulada en la legislación básica de SST en China.

Este vacío en la legislación básica, por supuesto, no exime a la empresa de la obligación de protección de los trabajadores y de establecer las condiciones de trabajo que garanticen su seguridad y salud, sea cual sea la circunstancia.

Además, existen normas técnicas aprobadas por la Administración de Estandarización de China (SAC) que establecen los requerimientos técnicos de seguridad para el trabajo de manipulación manual de cargas. Tal es el caso de la norma GB/T 31002.1-2014, sobre las acciones concretas de elevación y transporte manual de cargas.

En cualquier caso, la aplicación de los principios de seguridad y salud al caso de los trabajos de manipulación manual de cargas implica la adopción de buenas prácticas, tales como:

• Eliminar la necesidad de realizar la manipulación de cargas de forma manual;

• En caso de no ser posible lo anterior, minimizar los riesgos asociados a las actividades que impliquen la manipulación manual de cargas;

• Realizar una evaluación de riesgos que tenga en cuenta las características de las cargas, la organización y entorno del trabajo y la aptitud física de los trabajadores;

• Establecer procedimientos y medidas de seguridad para las operaciones de manipulación de cargas en la empresa;

• Adiestrar a los trabajadores sobre los procedimientos y medidas de seguridad en la manipulación en condiciones de seguridad y salud;

• Establecer las acciones específicas de vigilancia de la salud de los trabajadores;

• Informar a los trabajadores previamente al inicio de los trabajos sobre los riesgos a los que están expuestos en función de la naturaleza de la carga, del trabajo y del entorno.

Pantallas de visualización de datos

La prevención de riesgos y las medidas preventivas a establecer en los trabajos con pantallas de visualización de datos (PVD) no está nominalmente regulada en la legislación básica de SST en China.

En general, la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales exige que todos los equipos, herramientas, aparatos y otros elementos deben cumplir con los requisitos para la protección de la salud física y mental de los trabajadores.

En aplicación de este principio básico, la protección de los trabajadores y establecer condiciones seguras y saludables de trabajo con pantallas de visualización de datos, es una obligación para la empresa.

Por lo tanto, el empresario debe efectuar una evaluación de riesgos y un control de las condiciones de seguridad y salud en los trabajos con pantallas de visualización de datos, que tengan en cuenta aspectos como:

• Los factores de posibles pérdidas de visión;

• La carga psicológica del trabajo;

• Los factores que afectan a las condiciones físicas de los trabajadores expuestos;

• Cuestiones sobre la propia pantalla (tamaño, orientación, configuración del brillo, contraste; tamaño de caracteres…);

• Dispositivos conectados (teclados, impresoras, ordenadores, …);

• El diseño del puesto de trabajo y sus componentes: silla, accesorios como porta-documentos, accesorios para apoyar los pies, etcétera;

• El ambiente de trabajo (espacio disponible para los puestos de trabajo, iluminación, brillos y reflejos, ruido temperatura, humedad, …);

• La interacción hombre-máquina (software).

Los trabajadores expuestos deben someterse a exámenes médicos que controlen específicamente las condiciones del trabajador en relación con la utilización de estos equipos. Los controles médicos deben ser previos, periódicos y posteriores a la actividad de los trabajadores con PVD.

Dentro del catálogo de normas técnicas aprobadas por la Administración de Estandarización de China (SAC), existe un amplio número de ellas expresamente dedicadas a las pantallas de visualización de datos:

• La serie de normas GB/T 18978.x, sobre requisitos ergonómicos para los trabajos de oficina con terminales de visualización de datos;

• La serie de normas GB/T 20527.x, sobre diversos aspectos de la ergonomía en las aplicaciones informáticas;

• La serie de normas GB/T 20528.x, sobre requisitos ergonómicos del trabajo con sistemas de visualización de datos con pantallas planas;

• La serie de normas GB/T 22188.x, sobre el diseño ergonómico de centros de control.

Agentes químicos

En China, el Reglamento de Gestión Segura de Químicos Peligrosos entró en vigor en 2002 (revisado en 2011), reemplazando las anteriores regulaciones (de 1987). Este reglamento establece:

• Los requisitos básicos para la gestión segura de sustancias químicas peligrosas;

• Las disposiciones de gestión de la seguridad en procesos de producción, almacenamiento, utilización, transporte y registro de productos químicos peligrosos;

• Un sistema de licencias para el uso de productos químicos peligrosos;

• Una delegación a niveles inferiores del examen y aprobación de la gestión de productos químicos peligrosos;

• Requisitos para los permisos de transporte por carretera de productos tóxicos;

• Una liberalización del transporte de los productos químicos peligrosos en aguas interiores;

• Técnicas de clasificación de la gestión de productos químicos;

• Mejora de los requisitos de registro e identificación de los productos químicos peligrosos;

• Establecer instalaciones adecuadas para la protección en caso de explosión, de acuerdo con el tipo y propiedades de riesgo de cada sustancia;

• Al cargo de las instalaciones especiales de almacenamiento de productos peligrosos, se contará con personal cualificado;

• Realizar acciones de mantenimiento y reparación regulares de dichas instalaciones;

• Establecer las señales de advertencia en el centro de trabajo, instalaciones y equipos implicados;

• Comunicación y sistemas de aviso en los centros de trabajo;

• Realizar evaluaciones de seguridad de las condiciones del centro de trabajo cada tres años y remitir los informes a las autoridades competentes. Estas evaluaciones e informes deben ser realizados por organismos acreditados por el Estado;

• Informar a la administración competente sobre la implementación de programas de renovación de instalaciones.

Este reglamento establece también un sistema de sanciones por infracciones en el cumplimiento de requisitos.

En general, las empresas en las que se manipule, almacene o utilice algún producto químico peligroso deben proporcionar exhaustivas instrucciones a los trabajadores y personas afectadas. Estas instrucciones incluirán:

• Características de los productos;

• Principales ingredientes;

• Factores de riesgo intrínseco;

• Posibles consecuencias dañinas;

• Aspectos importantes para la manipulación segura;

• Protección frente a enfermedades profesionales;

• Medidas de tratamiento y rescate de emergencia.

Las empresas deben implantar un sistema de señalización efectivo.

En caso de productos químicos utilizados o importados a China por primera vez, la empresa deberá obtener una aprobación de la Administración competente en la región, para lo cual deberá preparar un informe de identificación de toxicidad, documentos de registro o una autorización de importación emitida por otra administración competente.

Las responsabilidades y obligaciones generales de las empresas adquieren mucha relevancia en el caso de que en sus actividades intervengan productos químicos peligrosos y las tareas de formación, información, consulta de los trabajadores, evaluación de riesgos, vigilancia de la salud, procedimientos de trabajo y respuesta ante emergencias, sistemas de responsabilidades, etcétera, tienen un nivel de exigencia y exhaustividad máximo.

En este sentido, en China está en vigor desde el año 2007 la Ley de Respuesta ante Emergencias, de aplicación en caso de desastres naturales, accidentes mayores, incidentes contra la salud pública, que pudieran causar daños graves sociales.

Para gestionar estas situaciones de emergencia mayor y establecer y mejorar el sistema de prevención de incidentes y respuesta ante estas situaciones, la Ley exige a los gobiernos locales a todos sus niveles y a los departamentos locales competentes a preparar y revisar sus oportunos planes de respuesta ante emergencias, y asegurar su estricta implementación.

Además de las disposiciones mencionadas dentro del ámbito de la SST en las empresas, dentro del catálogo de normas técnicas aprobadas por la Administración de Estandarización de China (SAC), existe un amplio número de ellas expresamente dedicadas a la seguridad en relación a las sustancias químicas, como:

• Norma GB 16483-2000, sobre normas generales para la preparación de las hojas de datos de seguridad química;

• Norma GB/T 24775-2009, de procedimiento para la evaluación de la seguridad química;

• Norma GB 27833-2011, código de seguridad para el empaquetado de sustancias químicas peligrosas de peróxidos orgánicos;

• Norma GB 27834-2011, código de seguridad de productos químicas peligrosas de sustancias auto reactivas;

• Norma GB 30077-2013, sobre requisitos de equipos de emergencia para sustancias químicas peligrosas en empresas;

• Norma GB 18265-2000, sobre condiciones de operación y requisitos técnicos para empresas que manipulen productos químicos peligrosos;

• Norma GB/T 21279-2007, método de prueba hidráulica del empaquetado de productos químicos peligrosos;

• Norma GB/T 21535-2008, sobre términos de productos químicos peligrosos — explosivos;

• Norma GB 18218-2009, sobre identificación de instalaciones para productos químicos peligrosos de riesgo mayor;

• Norma GB 13690-1992, sobre clasificación y etiquetado de sustancias químicas peligrosas.

Agentes físicos (ruido, vibraciones, temperatura…)

Los agentes físicos están nominalmente englobados —en este caso, en la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales— dentro de los factores de riesgo que pueden causar enfermedades profesionales, y frente a las cuales las empresas tienen la responsabilidad de intervenir.

El empresario debe establecer unas condiciones y entorno de trabajo que cumplan con las normas nacionales y requisitos de salud aceptables y tomar medidas que aseguren la protección de la salud de los trabajadores.

La norma GBZ 2.2-2007, sobre límites de exposición laboral a agentes físicos peligrosos, establece las condiciones medioambientales en el centro de trabajo de 12 agentes físicos:

• Radiación de altas frecuencias;

• Campos electromagnéticos de alta frecuencia;

• Campos eléctricos;

• Láser;

• Microondas;

• Radiación ultravioleta;

• Estrés térmico (calor);

• Ruido;

• Vibraciones de transmisión por las manos;

• Medioambiente en minas de carbón;

• Clasificación de la carga física de trabajo;

• Ritmo cardíaco en la actividad física.

Estudios recientes, además de a otros factores medioambientales, tales como falta de relajación y ejercicio físico, turnos de trabajo extraordinario frecuentes y contaminación de la atmósfera, apuntan al ruido como uno de los agentes físicos que más se reportan como enfermedad entre la población china y, también entre los trabajadores como enfermedad profesional.

En China el límite de exposición para una jornada de 8 horas de duración es de 85dbA.

Otras normas aprobadas por la Administración de Estandarización de China (SAC) a aplicar para los agentes físicos son:

• La serie de normas GB/T 17249.x para el diseño de lugares de trabajo de bajo nivel de ruido;

• Norma GB/T 14366-1993, sobre determinación de la exposición laboral al ruido y estimación de la pérdida de audición;

• Norma GB/T 17244-1998, sobre estimación del estrés térmico de trabajadores basado en el índice WBGT (temperatura de bulbo húmedo);

• Norma GB 935-1989, sobre valores límite de tiempo de exposición continua a calor;

• Norma GB/T 6999-2010, sobre tablas de humedad relativa para pruebas medioambientales;

• Norma GB/T 14790-1993, métodos de medida y evaluación de exposición a vibración transmitida por las manos;

• Norma GB/T 13441-1992, especificación de medición de la exposición humana a entornos de vibración de cuerpo completo.

Agentes biológicos

La Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales incluye a los agentes biológicos en la definición de factores de riesgo de enfermedad profesional. Sin embargo, no existe en China una normativa de seguridad y salud laboral expresamente dedicada a los agentes biológicos.

Este vacío en la legislación básica de SST, no exime a la empresa de la obligación de protección de los trabajadores y de establecer las condiciones de trabajo que garanticen su seguridad y salud, en este caso frente a la exposición a agentes biológicos.

En desarrollo de la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales, se promulgó en 2002 el Reglamento de Protección Laboral en Centros de Trabajo en los que se Utilizan Sustancias Tóxicas, con el propósito de asegurar que uso seguro de sustancias tóxicas en los centros de trabajo, prevención, control y eliminación de los riesgos de intoxicación y la protección de la salud de los trabajadores.

Este reglamento, además de definir unas condiciones de seguridad a cumplir por las empresas, establece la implicación de administraciones chinas de salud pública en las empresas en las que este tipo de sustancias intervienen en sus actividades. Entre otras obligaciones de las empresas, se encuentran:

  • La realización de informes de evaluación sobre el control de los riesgos por sustancias tóxicas;
  • Procedimientos de trabajo y recursos materiales del servicio médico de empresa;
  • Planes de primeros auxilios y emergencia contra incidentes relacionados con los agentes peligrosos.

Además de las disposiciones hasta ahora mencionadas de aplicación directa en las empresas, en China está en vigor desde el año 2007 la Ley de Respuesta ante Emergencias, de aplicación en caso de desastres naturales, accidentes mayores, incidentes contra la salud pública, que pudieran causar daños graves sociales.

Para gestionar estas situaciones de emergencia mayor y establecer y mejorar el sistema de prevención de incidentes y respuesta ante estas situaciones, la Ley exige a los gobiernos locales a todos sus niveles y a los departamentos locales competentes a preparar y revisar sus oportunos planes de respuesta ante emergencias, y asegurar su estricta implementación.

En el caso de los agentes biológicos, se da el caso de que existen además pocas normas técnicas aprobadas por la Administración de Estandarizaciónn de China (SAC) sobre el asunto. Una de estas normas es la GBZ 2.1-2007, que establece los límites de exposición ocupacional a una serie de agentes químicos y biológicos peligrosos (Beauveria bassiana y subtilisins)

Unas de las acciones especiales del gobierno chino son programas específicos de prevención y control del VIH y de la protección de trabajadores frente a la hepatitis B.

Desde la década de 1990, China tiene formulados programas a medio y largo plazo para la prevención y control del VIH/SIDA y el Plan de Acción para la Prevención y Control del VIH/SIDA.

Algunos de estos programas sobre VIH tienen su objetivo en los centros de trabajo. Los trabajadores inmigrantes fueron en un primer momento los principales destinatarios del proyecto. Su objetivo fue el de ayudar a las empresas, empresarios y sus familias, a través de actividades de formación y adiestramiento, con información exhaustiva sobre la enfermedad cómo prevenirla, de modo de reducir la discriminación profesional por este factor.

Otras enfermedades objeto de acciones relevantes por parte de las administraciones chinas es la hepatitis B, con programas de alcance local con encuestas, toma de muestras, vacunas, control de la difusión, acciones para evitar la infección, sistemas de monitorización de epidemias, publicación y difusión de información, programas de toma de conciencia por parte de la población, etcétera.

 

Amianto, PVC, Sílice

China es uno de los principales productores y consumidores de productos con amianto del mundo.

El principal uso de productos de amianto va destinado a la fabricación y construcción para materiales para tejados, paredes, frenos de vehículos, tapones y ropa.

Las estimaciones del impacto del amianto en la salud de la población y los trabajadores en China no son claras debido a la falta de información fiable, aunque algunos cálculos dicen que pueden ser significativas en las próximas décadas (hasta 15.000 enfermedades para el año 2035).

Á pesar de que los datos de incidencia del mesotelioma en China no son claros, el número de casos de cáncer en el país se ha incrementado en los últimos años de forma considerable.

No existe prohibición, aunque sí declaración oficial china de disminuir su uso hasta su supresión. También, el Plan Nacional de Prevención de Enfermedades Profesionales (2009-15) establece como objetivos clave la prevención de enfermedades como:

• Pneumoconiosis en los mineros de carbón;

• Silicosis;

• Asbestosis;

• Otras pneumoconiosis.

Algunas normas técnicas aprobadas por la Administración de Estandarización de China (SAC) en relación a la seguridad con el amianto son:

• Norma GB 16241-1996, norma de salud sobre fibras de amianto en el ambiente en centros de trabajo;

• Norma GB 18077-2000, sobre zonas de protección en fábricas de amianto;

• Norma GB 18068.3-2012, sobre zonas de protección en fábricas de productos de amianto.

Radiaciones ionizantes/no ionizantes

39. Radiaciones ionizantes / no ionizantes

Las sustancias radioactivas están nominalmente englobadas —en este caso, en la Ley de Seguridad en el Trabajo— dentro de los artículos peligrosos que presentan riesgos potenciales para la seguridad y salud de las personas y las propiedades.

La propia Ley de SST establece para las empresas en las que intervienen estos materiales, los siguientes requerimientos generales:

• Establecer estructuras o gestionar estos riesgos con personal con dedicación completa al control de la seguridad en el trabajo;

• Las personas designadas para el control de la seguridad en estos casos, deberá reunir las cualificaciones específicas en el área de especialización;

• El diseño de las instalaciones de seguridad en los construcciones para la fabricación o almacenamiento de artículos peligrosos serán remitidos a las administraciones competentes para su examen y aprobación previa a la puesta en marcha de la actividad proyectada.

La Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales hace también referencia expresa a los riesgos de exposición a radiaciones en varios de sus apartados, estableciendo diversos requerimientos:

• El control especial del Estado sobre las operaciones de exposición a riesgos radiactivos. Las medidas de control específicas serán formuladas por el Consejo de Estado (art. 18);

• En centros de trabajo expuestos a sustancias radiactivas y el transporte y almacenamiento de radioisótopos, el empresario deberá instalar equipos de protección y sistemas de alarma adecuados, y asegurarse de que los trabajadores expuestos a radiaciones portan dosímetros de uso personal (art. 23);

• Los proveedores de productos o materiales fuente de radiación, deben proporcionar manuales en chino al empresario (art. 26). Este manual debe contener las propiedades del producto, sus principales componentes, los factores de riesgo y las posibles consecuencias, los puntos de atención desde el punto de vista de la seguridad, las medidas de protección y rescate en caso de emergencia, entre otras. En el envase o embalaje del producto existirán señales visuales con los avisos correspondientes, en chino;

• Los lugares en los que se almacenen estos productos, se instalarán señalización de productos peligrosos y señales de advertencia por sustancias radiactivas.

Otra de las principales referencias legales en el país frente a este tipo de riesgos es la Ley de Prevención y Control de la Contaminación por Radiación (2003), que establece en el artículo 61 que las enfermedades profesionales que sufran los trabajadores debido a su contacto con material radiactivo será prevenido y controlado de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales

Riesgos ergonómicos

Los factores ergonómicos del riesgo no se encuentran expresamente identificados en la normativa básica de SST en China (Ley de SST, Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales).

Sin embargo, como un principio general derivado de las leyes de SST, el empresario debe establecer unas condiciones y entorno de trabajo que cumplan con las normas nacionales y requisitos de salud aceptables y tomar medidas que aseguren la protección de la salud de los trabajadores. Por lo tanto, los riesgos ergonómicos deben ser gestionados como cualquier otro factor de riesgo (formación, información, consulta de los trabajadores, evaluación de riesgos, vigilancia de la salud, procedimientos de trabajo, sistemas de responsabilidades, etcétera).

Para ello, existe en China un amplio catálogo de normas técnicas aprobadas por la Administración de estandarización de China (SAC) en relación con aspectos ergonómicos del trabajo:

• Norma GB/T 16251-1996, sobre principios ergonómicos en el diseño de sistemas de trabajo;

• Norma GB/T 14774-1993, sobre requisitos ergonómicos generales para trabajos en posición sentada;

• Norma GB/T 14775-1993, sobre requisitos ergonómicos generales para puestos de controlador;

• La serie de normas GB/T 18978.x, sobre requisitos ergonómicos para los trabajos de oficina con terminales de visualización de datos;

• Norma GB/T 14776-1993, sobre principios para la determinación de las dimensiones de los puestos de trabajo en zonas de fabricación;

• Norma GB/T 15241-1994, sobre condiciones generales de ergonomía relacionada con la carga mental del trabajo;

• La serie de normas GB/T 20527.x, sobre diversos aspectos de la ergonomía en las aplicaciones informáticas;

• La serie de normas GB/T 20528.x, sobre requisitos ergonómicos del trabajo con sistemas de visualización de datos con pantallas planas;

• La serie de normas GB/T 18717.x, sobre diseño ergonómico para la seguridad en máquinas;

• La serie de normas GB/T 22188.x, sobre el diseño ergonómico de centros de control;

• Norma GB/T 18977-2003, sobre ergonomía relacionada con la temperatura ambiental.

Riesgos psicosociales

La Ley de Prevención y Control de Enfermedades Profesionales establece que los equipos de trabajo, herramientas y otros elementos implantados en los centros de trabajo deberán reunir los requisitos necesarios para proteger la salud psicológica de los trabajadores.

Datos recientes indican que el reporte de enfermedades profesionales derivadas de factores de riesgo psicosocial son unos de los que más se han incrementado en los últimos años en China. El desarrollo económico y globalización experimentada en China ha elevado las demandas del trabajo, la movilidad de trabajadores dentro del propio país, el empleo de colectivos vulnerables como mujeres o jóvenes, etcétera, lo cual ha contribuido al incremento de los riesgos psicosociales derivados. Sin embargo, el interés de las administraciones chinas por los factores psicosociales del trabajo no ha sido acorde a las situaciones que se han ido planteando.

Incluso dentro de las normas técnicas aprobadas por la Administración de Estandarización de China (SAC), existen muy pocas de ellas que traten sobre este aspecto (p.e. la serie de normas GB/T 15241.1-1994 y GB/T 15241.2-1999, sobre condiciones generales de ergonomía relacionada con la carga mental del trabajo)

El tratamiento oficial de los factores de riesgo psicosocial se han limitado a programas dirigidos a empresas preferentemente de tamaño pequeño-medio, aunque con un alcance limitado. La mayoría de estos programas se centran el proporcionar habilidades individuales a los trabajadores para poder realizar su trabajo, más que en fomentar cambios en las políticas de gestión en las organizaciones.

En este contexto de ausencia de normativa y soporte de efectividad reconocida en el país, las empresas deben recurrir a normas y buenas prácticas de probada eficacia ya aplicadas en organizaciones en otros lugares del mundo.

Vacunaciones

No se requiere de ninguna vacunación obligatoria para acceder al país por parte de los trabajadores/as desplazados a China.

Aun así, sí que existen algunas vacunaciones que, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC), resultan recomendables previamente al inicio del desplazamiento y que se exponen aquí:

• Encefalitis primavero-estival. Se recomienda valorar la vacunación de encefalitis por garrapatas alhaberse. Se han producido casos esporádicos en algunas zonas rurales del país. Si se va a viajar a zonas boscosas, campos o pastos, consultar previamente con un Centro de Vacunación Internacional;

• Hepatitis B. En función de las actividades de riesgo previstas de deberá valorar la recomendación de esta vacuna, si no se ha pasado la enfermedad ni vacunado con anterioridad;

• Hepatitis A. Se recomienda esta vacuna, si no se ha pasado la enfermedad ni vacunado con anterioridad;

• Encefalitis japonesa. Se recomienda la vacunación de encefalitis japonesa en algunas zonas rurales del país, por lo que se deberá consultar con un Centro de Vacunación Internacional;

• Rabia. Se recomienda esta vacuna si puede estar expuesto al riesgo por tener contactos con animales tanto salvajes como domésticos;

• Cólera. Esta vacuna esta indicada en viajeros con alto riesgo, sanitarios y personal de ayuda humanitaria y en estrecho contacto con la población;

• Fiebre tifoidea. Se recomienda esta vacuna ya que el riesgo de contraer esta enfermedad está asociado a bajas condiciones higiénicas en relación con la preparación y manipulación de los alimentos, con el control de la calidad del agua de bebida y con aquellos lugares donde la eliminación de aguas residuales no se controla;

• Gripe. Se aconseja la vacunación frente a la gripe;

• Tétanos-difteria. Todas las personas deben tener actualizada la inmunización frente a tétanos difteria. Esta vacuna se recomienda a todos los viajeros con independencia del viaje, por ser una enfermedad de distribución mundial. La vacuna se administra en cualquier servicio o centro sanitario.

En el caso de requerir medicación antipalúdica la indicación del medicamento debe realizarse de forma personalizada. En China, existe riesgo de paludismo, incluido P. Falciparum, en Yunnan y en menor medida en Hainan. Se ha notificado P. Falciparum resistente a la cloroquina y a la sulfadoxina-pirimetamina. Existe riesgo limitado de paludismo por P. vivax en las provincias del Sur y algunas centrales incluidas Anhui, Ghuizhou, Henan, Hubei, y Jiangsu. No existe riesgo de paludismo en áreas urbanas. Prevención recomendada en las zonas de riesgo: B; en Hainan y Yunnan: C.

Si los trabajadores/as desplazados, vinieran de algún país con riesgo de tener la fiebre amarilla, se debe solicitar un certificado de vacunación de fiebre amarilla, sino es ese el caso, no se aconseja la vacunación para viajar al país.

En cuánto la malaria, existe riesgo de contagio en la Isla de Hainan y la provincia de Yunnan de Malacia Falciparum. En las provincias meridionales hay riesgo de una Malaria Vivax. No existe riesgo de malaria en las zonas urbanas y por encima de los 1.500 mt de altitud.

Por otro lado, se informa de que en China ha habido algunos enfermos y fallecidos por una nueva variante de gripe aviar (H7N9). En todo caso, al parecer se ha tratado de personas que han estado en contacto directo con aves. Se recomienda evitar el contacto con aves así como lavarse regularmente las manos, especialmente en caso de contacto con carne de ave o huevos. El contagio, que es muy excepcional, puede producirse por el contacto directo con aves afectadas, pero no se transmite entre personas. La mayoría de los casos se han dado en la Municipalidad de Shangai y en las provincias limítrofes (Jiangsu, Anhui y Zhejiang). Si se observa algún síntoma de gripe, se recomienda acudir a un centro médico lo antes posible. También es aconsejable consultar las recomendaciones de viaje del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) por si se produjera alguna novedad al respecto.

Sobre el SIDA, oficialmente, el número de enfermos chinos es de un millón, aunque algunas estimaciones consideran que hay dos millones. Las provincias de Yunnan, Guangdong y Henan son las más afectadas.

Asistencia sanitaria en el viaje y destino

A efectos de garantizar la cobertura asistencial del trabajador en el lugar de destino, la empresa debe asegurar el acceso lícito por parte del empleado al sistema sanitario de país.

Al carecer de convenio bilateral de la seguridad social entre China y España, los trabajadores/as desplazados/as, no dispondrán de cobertura sanitaria alguna. Por lo tanto, se recomienda la contratación de un seguro médico privado que permita al empleado acceder a la asistencia médica de carácter privado y cubra los gastos de una posible repatriación forzada a España.

En caso de que el trabajador vaya a estar emplazado en una zona rural o montañosa de difícil acceso, conviene que en el paquete de cobertura del seguro se incluya además los costes de un hipotético rescate del trabajador desplazado.

La atención médica en las principales ciudades es buena en general, dependiendo del hospital. En cambio, fuera de ellas, la calidad de la asistencia sanitaria es variable pudiendo ser precaria en zonas rurales.

También hay que tener en cuenta que la sanidad en China no es gratuita y que las facturas médicas pueden ser elevadas. Por ello es altamente recomendable contar con el seguro médico privado que cubra la asistencia sanitaria durante la estancia. Igualmente, conviene tener presente que la mayoría de hospitales chinos no cuentan con personal de habla inglesa.

Para obtener información sobre los centros sanitarios disponibles en China, consultar la información en los Consulados Generales de España en China:

• Demarcación consular de Pekín, lista de hospitales disponible en Internet en http://www.exteriores.gob.es/Consulados/PEKIN/es/VivirEn/Paginas/EducacionSanidad.aspx;

• Demarcación consular de Hong Kong y Macao, lista de hospitales disponible en Internet en http://www.exteriores.gob.es/Consulados/HONGKONG/es/VivirEn/Paginas/EducacionSanidad.aspx;

• Demarcación consular Shanghai, lista de hospitales disponible en Internet en http://www.exteriores.gob.es/Consulados/SHANGHAI/es/VivirEn/Paginas/EducacionSanidad.aspx;

• Demarcación consular Cantón, lista de hospitales disponible en Internet en http://www.exteriores.gob.es/Consulados/CANTON/es/VivirEn/establecerse/Documents/Principales%20cl%C3%ADnicas%20en%20Guangzhou.pdf.

Seguridad ciudadana

Por lo general, China es un país bastante seguro. No obstante, hay que extremar las precauciones para evitar robos en los sitios turísticos, en medios de transporte como el metro de Pekín, en mercados y en cualquier otra zona concurrida. Se han denunciado robos incluso en hoteles de lujo y especialmente en ferias de muestras en la provincia de Cantón, donde han desaparecido efectos personales de los asistentes.

Los ciudadanos extranjeros deben estar permanentemente documentados con su pasaporte y visado en vigor o, en su caso, mediante su permiso de trabajo o de negocios. Las autoridades chinas son muy estrictas en este sentido.

Se recomienda guardar una copia de la documentación original (DNI, pasaporte y visado) así como del billete de avión. Asimismo, se aconseja llevar anotados los números de anulación de las tarjetas de crédito por si éstas son extraviadas o sustraídas.

En caso de alojarse en un domicilio particular, es necesario inscribirse en la comisaría de policía más cercana en el plazo de 24 horas desde que la entrada en el país. Si se trata de una zona rural, el plazo se amplía a 72 horas. La inscripción deberá renovarse si se cambia de residencia permanente.

Se desaconseja el uso de taxis ilegales. Es frecuente que exista un servicio de taxis paralelo al legal, de forma que los/las trabajadores/as pueden ver cómo les ofrecen estos servicios personas particulares sin licencia legal, aconseje a sus trabajadores/a no usar este tipo de servicios, ya que ante cualquier problema, al no disponer de taxímetro ni placa identificativa del conductor/a en el interior, no podrían, como ocurre con los taxis legales, realizar quejas a la compañía de taxis. Los taxis legales disponen de un taxímetro y de una placa interior que identifica al conductor.

Es recomendable viajar en grupo.

NOTA IMPORTANTE: Las autoridades chinas prohíben salir del país a cualquier persona implicada en una disputa civil o mercantil hasta que ésta se revuelva. En ocasiones puede ser sometida a arresto domiciliario o detención mientras dura el proceso. De acuerdo con la legislación china, una persona puede estar detenida hasta 30 días sin necesidad de probarse su culpabilidad. Transcurrido ese plazo, puede ampliarse el tiempo de investigación hasta un máximo de 150 días. Durante ese período, mientras la fiscalía decide la libertad del detenido o su incriminación, el pasaporte del viajero será retenido y se le prohibirá salir del país.

En relación con el accidente ocurrido en Tianjín el 12 de agosto, se recomienda, como medida de precaución, no viajar a esa ciudad en la medida de lo posible. En caso de encontrarse ya allí, se aconseja seguir escrupulosamente las indicaciones de las autoridades locales. Si se necesita más información, se puede contactar con el Consulado General de España en Pekín a través de su teléfono de emergencia consular (+86 1391 1461 886) o de su correo electrónico (cog.pekin@maec.es).

Zonas de riesgo (deben ser evitadas):

  • Ninguna.

Zonas de riesgo medio:

  • Xinjiang, donde han tenido lugar recientemente disturbios y enfrentamientos. Aunque los extranjeros no han sido objetivo de estos incidentes, se recomienda informarse sobre la situación de la región antes de viajar a través del Consulado General. Una vez en la zona, es conveniente extremar las precauciones en lugares públicos como mercados o plazas. Además, en caso de encontrarse con alguna protesta, se recomienda alejarse cuanto antes de las zonas afectadas.
  • Tíbet, región para la que es necesario un permiso especial y sobre la que también conviene informarse antes de viajar. Si durante la estancia el viajero se encontrara con algún disturbio, se recomienda evitar las áreas afectadas inmediatamente.

Zonas sin problemas:

El resto del país con las precauciones señaladas.

Direcciones y teléfonos de interés:

  • Prefijo de China excepto Hong Kong y Macao: 86
  • Prefijo llamando desde España a China: 0086 + prefijo de la provincia
  • Prefijo de Hong Kong: 852
  • Prefijo llamando desde España a Hong Kong: 00852 + número de teléfono
  • Prefijo de Macao: 853
  • Prefijo llamando desde China a España: 00 34 + número de teléfono fijo o móvil
  • Prefijo llamando de una provincia china a otra: Tanto para teléfono fijo como para móvil, marcar un 0 delante de cada prefijo de provincia
  • Emergencias:
  • Hong Kong: 999
  • Macao: 993
  • Pekín: 120
  • Direcciones y teléfonos de las comisarías para extranjeros de las ciudades más importantes:
  • Pekín: Qianmen Dong Dajie 9 – 100470. Teléfono: (010) 8522 5050
  • Tianjin: Heping Qu, Tangshan Dao 26. Teléfono: (022) 2731 9000
  • Dalian: Xigang Qu Renminguangchang 3. Teléfono: (0411) 3631 881
  • Xian: Xi Da Jie 123. Teléfono: (029) 7275 121
  • Guangzhou: Qi Yi Lu 200. Teléfonos: (020) 8311 6688/(020) 8333 1144 /(020) 8334 7347
  • Shenzhen: Luohu Qu. Jiefangiun Lu 4018. Teléfono: (0755) 8446 3999
  • Chongqing: Linjian Men 1. Teléfono: (023) 6375 8200
  • Chengdu: Wen Wu Lu 136. Teléfono: (028) 8640 7114
  • Kunming: Beijing Lu 525. Teléfono: (0871) 3017 001
  • Taiyuan: Houjia Xiang 5. Teléfono: (0351) 2023 011
  • Lasha: Linkuo Beilu 7. Teléfono: (0891) 6248 072
  • Urumqi: Jiefeng Nanlu 116. Teléfono: (0991) 2810 452
  • Hothot: Zhongshan Xilu 188. Teléfono: (0471) 6965 533
  • Wuhan: Fazhan Dadao 188. tel. (027) 8586 4400
  • Changsha: Jiefang Xilu 140. Teléfono: (0731) 2587 777
  • Fuzhou: Jinmen Lu 11. Teléfono: (0591) 7557 705
  • Shanghai: Fuzhou Lu 125. Teléfono policía central: (021) 6372 3030
  • Wu Song Lu 333. Teléfono: (021) 6357 7925 (visados extranjeros, denuncias).
  • Hangzhou. Teléfonos: (0571) 8728 0114/(0571) 8706 8088
  • Hanjing: Hongkong Cilu 1. Teléfono: (025) 4420 114
  • Ningbo. Teléfono: (0574) 8733 4658
  • Suzhou. Teléfono: (0512) 6522 1651
  • Macao: Rua central, Edf. da PJ, Macao. Teléfono: (853) 2855 7777

Consulado General de España en Pekín

Chaoyang Qu, Sanlitun Dongsijie 9 – 100600 Pekín.

Teléfonos: (8610) 6532 0780/81/82.

Teléfono emergencia consular: 86 1391 1461 886

Fax: (8610) 6532 0784

Correo electrónico: cog.pekin@maec.es

Consulado General de España en Shanghai

1201, Zone 2, Jinmao Tower; 88 Century Avenue, Pudong – Shanghai 200121

Teléfono: (8621) 6321 3543.

Teléfono de emergencia consular: 86 1391 654 7726

Fax: (8621) 6321 1396

Correo electrónico: cog.shanghai@maec.es

Consulado General de España en Cantón

5ª planta, R&F logoCenter, Huaxia Road 10, Zhujiang New Town, Tianhe District 510623 Guangzhou

Teléfono: (86 20) 389 27 185

Teléfono de emergencia consular: (86) 133 800 46717

Fax: (86 20) 389 27197

Correo electrónico: cog.canton@maec.es

Consulado General de España en Hong Kong

Suite 5303 53F Central Plaza 18. Harbour Rd, Wanchai, Hong Kong.

Teléfonos: (852) 252 53 041/042

Teléfono emergencia consular: (852) 9031 7246

Fax: (852) 2877 2407

Correos electrónicos: cog.hongkong@maec.es y espcghk@netvigator.com

Embajada de España en Pekín

Chaoyang Qu.Sanlitun Lu, 9.-100600 Pekín (Beijing).

Teléfono: 8610 6532 3629.

Fax: 8610 6532 3401

Correo electrónico: emb.pekin@maec.es

Oficina Económica y Comercial Hong Kong

2004 Tower One, Lippo Centre, 89 Queensway.- Admiralty Hong Kong.

Teléfono/s: (852) 2521 7433/2522 7512/2523 2573

Fax/es: (852) 2845 3448/2524 9791

Correo electrónico: hongkong@mcx.es

Oficina Económica y Comercial Shanghai

Floor 25. Mei Long Zheng Plaza. No. 1038 West Nanjing Road. Shanghai, 200047.

Teléfono: 6217 26 20

Fax: 6267 77 50

Correo electrónico: shanghai@comercio.mineco.es

Oficina Económica y Comercial en Pekín

A1-B Gongti Nanlu, Spain Building 6th Floor Chaoyang Distric 100020 Beijing. – EMBASPAIN PEKING

Teléfono/s: 5879 9733

Fax/es: 5879 9734

Correo electrónico: pekin@mcx.es

Oficina Económica y Comercial en Cantón

Unit 503&504, 5/F, R&F Center, NO.10 Huaxia Road, Zhujiang New Town, Tianhe District, 510623

Guangzhou 510623 Guangdong

Teléfono: +862 038927687

Fax: +862 038927685

Correo electrónico: canton@comercio.mineco.es

Condiciones sanitarias

La atención médica en las principales ciudades es buena en general, dependiendo del hospital. En cambio, fuera de ellas, la calidad de la asistencia sanitaria es variable pudiendo ser precaria en zonas rurales.

Al no existir convenio bilateral de seguridad social con España, es altamente recomendable contar con un seguro de amplia cobertura que cubra la asistencia sanitaria durante la estancia, gastos de una posible repatriación forzada a España y los costes de un hipotético rescate del trabajador desplazado.

Uno de los principales problemas de salud pública en China es la contaminación atmosférica.

En Pekín y otros núcleos urbanos se dan regularmente índices de contaminación en que se superan sostenidamente los 300 microgramos de PM 2.5 por metro cúbico de aire. Las PM 2.5 son las partículas más pequeñas y nocivas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera seguros los niveles por debajo de los 25 microgramos. Para conocer los niveles de contaminación se puede consultar los índices de calidad del aire en las principales ciudades, disponible en Internet en la dirección http://aqicn.org/city/beijing/

Cuando los niveles de contaminación sean altos se recomienda limitar la exposición al aire libre así como reducir las actividades en el exterior en la medida de lo posible, en especial la práctica de deporte. También es aconsejable utilizar mascarillas con filtros tipo N95 o FFP2. Éstas pueden adquirirse en China pero es preferible proveerse de ellas antes de viajar.

Además, debe tenerse en cuenta que son especialmente vulnerables a la contaminación los ancianos, los niños y las personas que padezcan asma, bronquitis crónica, enfisema, insuficiencia cardíaca o cualquier otra enfermedad crónica respiratoria. Por ello, se recomienda a estas personas que extremen particularmente las precauciones.

Por otro lado, el Ministerio de Asuntos Exteriores Español informa de que en China ha habido algunos enfermos y fallecidos por una nueva variante de gripe aviar (H7N9). En todo caso, al parecer se ha tratado de personas que han estado en contacto directo con aves. Para más información, consultar las recomendaciones de viaje del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) por si se produjera alguna novedad al respecto.

Riesgos meteorológicos y de condiciones naturales del país (terremotos, lluvias torrenciales…)

China abarca una superficie de 9,6 millones de kilómetros cuadrados. Es el segundo país más extenso del planeta y tiene frontera con catorce estados. China tiene 14.500 kilómetros de costa a lo largo del océano Pacífico y está bañada por los mares Amarillo, de Bohai, de China Oriental y de China Meridional.

El paisaje chino es vasto y diverso, desde las estepas y desiertos del Gobi y Taklamakán en el árido norte, hasta los bosques subtropicales en el húmedo sur. Las coordilleras montañosas del Himalaya, el Karakórum, Pamir y Tian Shan la separan del sur y el centro de Asia. Los ríos Yangtsé y Amarillo tercero y segundo más largos del mundo respectivamente, discurren desde la meseta tibetana hasta desembocar en las densamente pobladas costas orientales.

El clima en China está principalmente dominado por las estaciones secas y de monzones húmedos, que derivan en importantes diferencias de temperatura a lo largo del año. Durante el invierno, los vientos del norte procedentes de latitudes altas son fríos y secos. En verano, los vientos de las costas del sur de latitudes bajas son cálidos y húmedos.

China es una de las regiones del mundo más expuesta a fenómenos naturales extremos, sufriendo 5 de los 10 desastres naturales registrados con más víctimas mortales ocurridos en el planeta, entre los que destacan:

• Las inundaciones del año 1931, con entre 3 y 4 millones de víctimas mortales;

• La inundación del Río Amarillo de 1887, con entre 900.000 y 2 millones de víctimas mortales;

• El terremoto de Shaanxi de 1556, con unas 830.000 víctimas mortales.

Los desastres naturales con frecuentes en China, afectando de alguna forma a más de 200 millones de personas cada año.

A lo largo de la historia, se han registrado muchos tipos de desastres naturales, tales como:

• Inundaciones;

• Sequías y otros eventos meteorológicos severos;

• Sismos y otros eventos geológicos y marinos;

• Desastres ecológicos;

• Incendios y zonas forestales.

Estos desastres naturales suponen un riesgo grave para la vida de los habitantes y las propiedades en China y son uno de los factores más importantes que limitan el desarrollo social y económico de China.

Sobre estos y otros eventos naturales en el país, informa la Comisión China para la Reducción de Desastres (China National Commission for Disaster Reduction), con los siguientes datos de contacto:

Dirección: Chaoyang District, No. 6 East Baiziwan Grandbuy hospital

Código postal: 100124

Teléfono: 010 -52811312

Fax 010 -52811300

E-mail: webmaster@ndrcc.gov.cn

Página web en ingles http://www.jianzai.gov.cn/DRpublish/ywzsy/00010023-1.html

Seguridad vial

En China no se reconoce el permiso de conducir español ni el internacional. Únicamente se admite un permiso expedido por las autoridades locales. Además, debe tenerse en cuenta que no todas las carreteras presentan las condiciones óptimas y que especialmente en las áreas rurales se encuentran en mal estado.

En caso de verse implicado en un accidente de tráfico, el viajero puede ser detenido e incluso cabe la posibilidad de que se le impida abandonar el país hasta la resolución del caso. Por ello, en caso de accidente, se recomienda contactar con la policía cuanto antes. Cuando los daños provocados son mínimos, es habitual acordar un arreglo económico.

Para desplazarse por el país, puede recurrirse tanto a la red ferroviaria como al transporte aéreo. Hay varias líneas alta velocidad y la oferta de vuelos internos es muy completa.

Aspectos culturales y de educación

La República Popular China o, simplemente, China es el país más poblado del mundo, con más de mil trescientos millones de habitantes.

Es un estado unipartidista gobernado por el Partido Comunista y tiene la sede de su gobierno en Pekín.

China está dividido en 22 provincias, 5 regiones autónomas, 4 municipios bajos jurisdicción central y dos regiones administrativas especiales (Hong Kong y Macao).

China abarca una superficie de 9,6 millones de kilómetros cuadrados. Es el segundo país más extenso del planeta y tiene frontera con catorce estados. China tiene 14.500 kilómetros de costa a lo largo del océano Pacífico y está bañada por los mares Amarillo, de Bohai, de China Oriental y de China Meridional.

Además, la complejidad topográfica de China hace que la gama climatológica sea muy amplia.

Algunos datos más sobre China:

  • Capital: Pekín;
  • Otras ciudades importantes: Shangai, Guangzhou, Shenzhen, Hong Kong, Dongguan, Foshan, Tianjin, Chongqing, Wuhan, Shenyang, Chengdu, Shengzhou;
  • Moneda: Renminbi (1€ = 8,61CNY); El euro y dólar USA se pueden cambiar en los bancos y centros de cambio oficiales;
  • Hora local: GTM +8, 7 horas más que en España peninsular en invierno y 6 en verano;
  • Forma de gobierno: República popular socialista.

El inglés está muy poco extendido en China. Si no se habla chino, se recomienda realizar un viaje organizado o contar con un intérprete. Asimismo, es aconsejable llevar escritas las direcciones de interés en mandarín.

La cultura china es ancestral y llena de tradiciones.

En China se aprecian la armonía y el orden, valores auténticos como el trabajo a largo plazo, el análisis, las buenas relaciones con las personas, la conciencia colectiva, la seriedad, profesionalidad, el orgullo, el honor de la palabra dada, puntualidad, el respeto por la autoridad y las personas que la ostentan.

Todo esto se manifiesta en todos los planos de la vida, también en el profesional, donde hay que aplicar todos estos principios con mesura.

Tomar decisiones es un proceso que requiere su tiempo. Actitudes de impaciencia, presión, gestos ostentosos, son mal vistos y pueden perjudicar el trabajo. Hay una parte del trabajo que tiene su parte sentimental que hay que respetar.

Al mismo tiempo, el entorno profesional puede dar cabida a manifestaciones de amistad y fraternidad que en occidente cuesta más encontrar. La confianza real es algo que se aprecia mucho a la hora de hacer negocios en China.

  • Se suele negociar en grupo. Cuando se organice una reunión, acudir en compañía de al menos una persona más del equipo o la empresa.
  • Al organizar una reunión, tener en cuenta las festividades y tradiciones chinas.
  • Evitar palabras accesorias a la hora de presentar un argumento. Ir al grano, con datos claros sin tampoco acelerar la conversación ni saltarse pasos. La eficiencia es esencial.
  • Evitar el contacto físico, abrazos, dar la mano efusivamente, incluso mantener la mirada directa. El saludo suele ser una leve inclinación de hombros.
  • Mantener una actitud conservadora en los gestos, palabras, forma de vestir. Temas de conversación a evitar son la política, del gobierno y Taiwán.

El horario laboral de los bancos es de lunes a viernes de 8,30 a 17 horas. Los sábados el horario es de 8 a 13 horas, en sábados alternos.

El horario de los comercios es muy variable, con frecuencia es de 9 a 18 horas.

La administración pública tiene un horario de lunes a viernes de 9 a 18 horas.

En los tres casos, hay un intervalo para comer de una hora y media a dos horas que suele comenzar a las 11,30 o a las 12 horas.

De acuerdo con la ética y las costumbres chinas, las relaciones entre personas del mismo sexo están clasificadas como actos que violan la moral pública y por lo tanto no están reconocidas por la sociedad. Desde el punto de vista médico, se catalogan estas relaciones como alteraciones sexuales incluidas dentro de las enfermedades psíquicas y se han eliminado como enfermedad mental.

 

Trámites

Antes de viajar, inscribirse en el Registro de viajeros, del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España. El Registro de viajeros es una herramienta que facilita el contacto con aquellas personas que se desplacen al extranjero sin fijar su residencia en el país de destino. La finalidad de este Registro es que las autoridades españolas puedan localizar o contactar, si es posible, a los viajeros españoles inscritos en caso de emergencia grave (desastre natural, conflicto armado, etc.).

Asegurarse de tener renovados todos los documentos de identificación personal. DNI y pasaporte.

Para entrar en China se requiere pasaporte (con validez de al menos seis meses) y visado expedido por una embajada o consulado chino. Las modalidades más frecuentes son de turista, negocios o estudios.

Para el visado de negocios (tipo F) se necesita una carta o fax de invitación de una empresa u organismo chino. Generalmente la concesión del visado tarda una semana, aunque se puede pedir por vía de urgencia que tarda 24 horas previo pago de la tasa de urgencia.

La validez de los visados de una o dos entradas normalmente es de tres meses. Si se necesita más tiempo tanto de validez del visado como de duración de estancia, debe indicarse claramente en el formulario de solicitud. Se pueden obtener extensiones del visado en el Buró de Seguridad Pública de China, antes de la caducidad del visado. La multa por sobrepasar la estancia autorizada puede ascender a casi 600€.

El visado de trabajo (tipo Z) se expide, con carácter general, a los extranjeros empleados o contratados para trabajar en China, así como a sus familiares acompañantes.

Los documentos necesarios son los siguientes:

  • Pasaporte original con vigencia de más de seis meses a partir de la fecha de la solicitud (Si se va a permanecer en China durante más de un año, la validez del pasaporte debe superar 18 meses);
  • Formulario de solicitud de visado con una foto reciente;
  • Documentación acreditativa del trabajo:
  • Los especialistas, investigadores, profesores, personal directivo o aquellos que vayan a trabajar en órganos estatales o locales de China deben adjuntar original y copia de la autorización de trabajo para especialista extranjero expedido por la Administración Estatal de Asuntos de Expertos Extranjeros; original y copia de la carta de invitación expedida por un departamento oficial autorizado, así como certificado médico;
  • Los técnicos extranjeros de empresas de extracción de petróleo en el mar, aportarán carta de invitación expedida por “China National Offshore Oil Corporation”;
  • Para los directivos de oficinas de representación extranjera permanente en China, se exige certificado de registro de oficina de representación extranjera (regional) permanente en China expedido por la Administración de Industria y Comercio, o la Autorización de los departamentos comerciales y original y copia de la carta de invitación oficial;
  • Los que vayan a realizan proyectos de asistencia o cooperación adjuntarán el acuerdo de cooperación e intercambio bilateral o multilateral entre el gobierno chino y el gobierno extranjero, u entre las organizaciones internacionales, así como original y copia de la carta de invitación oficial;
  • Para cualquier otro tipo de trabajo: Original y copia de autorización de trabajo emitido por el Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social de China. Y original y copia de la carta de invitación expedida por Departamento de Asuntos Exteriores de Ayuntamiento u otras entidades públicas autorizadas de China;
  • Para Familiares acompañantes del trabajador en China hay que presentar carta de invitación expedida por Departamento de Asuntos Exteriores de Ayuntamiento u otras entidades públicas autorizadas de China o documentación justificante de relación (el certificado de matrimonio o certificado de nacimiento, etc.) y copia del visado Z y el permiso de residencia del trabajador reagrupante;
  • Certificado de examen médico reciente con la foto del solicitante, sellado por el hospital expedidor y firmado por médico autorizado (original y copia);
  • Pago de las tasas.

La Embajada China se reserva el derecho de decidir la validez, la duración de estancia y el número de entradas permitidas de visado de acuerdo con las leyes y reglamentos relativos de China. Por otra parte, se podrá solicitar cualquier otra documentación complementaria oportuna.

Se recomienda solicitar el visado con una antelación de un mes sobre la fecha del viaje.

El visado de trabajo (tipo Z) concedido por la Embajada China tiene validez de 3 meses y una entrada permitida. El titular de este tipo de visado tiene que tramitar el permiso de residencia en la comisaría municipal dentro de 30 días a partir de la fecha de entrada en China, para evitar estancia irregular. La validez del permiso de residencia es también la duración de estancia permitida.

El documento de empleo pierde su validez cuando venza el periodo del contrato laboral firmado con la entidad empleadora o cuando no se tramite la revisión anual del mismo.