Hong Kong

Trámites

Las autoridades exigen que el pasaporte tenga una validez mínima de seis meses. Se aconseja que todos los viajeros lleven fotocopias del pasaporte, visado y reservas de viaje, separadas de los originales, ya que en caso de robo o pérdida disponer de ellas puede evitar numerosos problemas burocráticos.

Para Hong Kong, no se necesita visado en caso de estancias no superiores a los 90 días. Para ello, el viajero debe:

● tener un pasaporte con validez mínima de 6 meses y al menos una hoja en blanco;

● demostrar fondos suficientes para el viaje;

● tener la reserva de vuelos de regreso o continuación de viaje;

● tener toda la documentación requerida para el siguiente país de destino;

● confirmar con la aerolínea que el embarque será permitido puesto que estas condiciones pueden variar.

Para poder residir y trabajar en Hong Kong, es necesario disponer del visado adecuado para cada actividad profesional. Antes de viajar, se recomienda comprobar si se tiene el visado adecuado contactando con los Consulados Generales que sean competentes en función de la circunscripción geográfica donde se vaya a residir.

Asimismo, una vez iniciada una relación laboral, no debe entregarse el pasaporte bajo ninguna circunstancia. Solamente cabe dejarlo a las autoridades locales para gestiones administrativas breves como una posible renovación del visado o de los permisos. También se aconseja que el viajero se abstenga de firmar documentos que no entienda, ya sea porque están en chino o por cualquier otro motivo. Si se tiene duda, se puede consultar con el Consulado General competente por la localización geográfica.

La Embajada de la República Popular de China en España gestiona la solicitud de visados a través del Centro de Servicio para Solicitud de Visado Chino (CSSVC).

Alternativamente, se puede solicitar un visado de trabajo al Departamento de Inmigración de Hong Kong.

Siguiendo el procedimiento de la Embajada China, existen varias categorías de visados clasificados según diversas causas: visado diplomático, visado de cortesía, visado de servicio y visado ordinario.

El visado ordinario se divide en los siguientes subtipos que se marcan con letras diferentes.

● Visado F: Intercambio, visitas y otras actividades: Expedido a los extranjeros invitados a China con motivo de intercambios sin ánimo de lucro, visita y otras actividades;

● Visado C: Tripulación. Se concede a los tripulantes extranjeros de trenes, aeronaves o barcos internacionales y a sus familiares acompañantes;

● Visado M: Negocio y Comercio: Expedido a los extranjeros invitados a China con motivo de actividades de negocio o actividades comerciales;

● Visado L: Turismo: Expedido a los extranjeros que quieren viajar a China como turistas o visitar a amigos chinos;

● Visado Q: Reunión familiar, acogida temporal, visita familiares con el permiso de residencia permanente de China;

● Visado S: Visita a parientes que trabajan o estudian en China y otros asuntos privados;

● Visado Z: Trabajo/Espectáculo Comercial: Se expide a los extranjeros empleados contratados por la parte china, así como a los extranjeros que realicen espectáculos comerciales;

● Visado G: Tránsito. Extranjeros que viajan a China con destino a un tercer estado;

● Visado X: Estudio;

● Visado R: Talento introducido. Destinado a extranjeros autorizados por China;

● Visado J: Corresponsal o personal dedicado a la prensa;

● Visado D: Residencia Permanente: Para extranjeros que han sido autorizados a residir en China permanentemente.

En Hong Kong, se tramitan visados en los siguientes lugares:

Oficina del Comisionado Chino:

3rd Floor, China Resources building, 26 Harbor Road, Wanchai, Hong Kong.

Horario: de lunes a viernes (excepto festivos) de 9 a 12 y de 14 a 17 horas. Teléfono: (+852) 3413 2300 (disponible los días laborales entre 10:00 y 11:00, 15:00 y 16:00 horas); Fax: (+852) 34132345; Correo electrónico: fmcovisa_hk@mfa.gov.cn

Aspectos culturales y de educación

Hong Kong es frecuentemente descrito como el lugar en el que occidente y oriente se encuentran, reflejando una mezcla de culturas entre las raíces chinas de territorio y las influencias occidentales como colonia británica. Esta mezcla se manifiesta en aspectos tan diversos como las leyes, la política, la educación, el lenguaje, alimentación y la forma de pensar. En esta variedad se basa la identidad propia de los ciudadanos de Hong Kong.

Las prácticas religiosas en Hong Kong son variadas. Según datos oficiales de 2010, aproximadamente el 50% de la población pertenece a religiones organizadas, específicamente:

● 1,5 millones de budistas (variedad de Hong Kong);

● 1 millón de taoístas;

● 480.000 de protestantes;

● 353.000 católicos;

● 220.000 musulmanes;

● 40.000 hindus;

● 10.000 sikhs.

También hay un número significativo de practicantes de religiones tradicionales chinas y de Hong Kong, según el origen de cada persona.

Los festivos oficiales en Hong Kong son 17, que normalmente son también establecidos como festivos dentro del calendario laboral de cada año:

● Año Nuevo, 1 de enero;

● Año Nuevo Chino, normalmente a finales de enero y principios de febrero;

● Segundo Día del Año Nuevo Chino, el día después de Año Nuevo Chino;

● Tercer Día del Año Nuevo Chino, dos días después de Año Nuevo Chino;

● Festival Ching Ming, 5 de abril;

● Viernes Santo;

● Sábado Santo;

● Lunes de Pascua;

● Día del Trabajo, 1º de mayo;

● Cumpleaños de Buddha, octavo día del cuarto mes del calendario chino, normalmente cae en mayo;

● Festival del Barco del Dragón, quinto día del quinto mes del calendario chino, normalmente cae en junio;

● Día del Establecimiento de la Región de Hong Kong, 1 de julio;

● Día siguiente a la celebración de mitad de otoño, 16º día del octavo mes del calendario chino, normalmente ocurre en septiembre;

● Día Nacional de Hong Kong, 1 de octubre;

● Chung Yeung Festival, noveno día del noveno mes, normalmente cae en octubre;

● Navidad, 25 de diciembre;

● 26 de diciembre, día siguiente a Navidad.

En Hong Kong las compras se consideran como un atractivo turístico y se puede encontrar literalmente de todo, contrastando los numerosos mercados tradicionales chinos con las tiendas de lujo y los anuncios propios de las ciudades occidentales más avanzadas.

Es un lugar de contrastes, celebrándose la ceremonia tradicional del té o la adivinación del futuro mediante lectura de manos y el comercio de acciones desenfrenado en la sensible bolsa de Hong Kong en la misma ciudad.

La mayoría de oficinas abren de 9 de la mañana a 6 de la tarde, aproximadamente, de lunes a viernes. Los principales bancos abren de 9 de la mañana a 16.30 de lunes a viernes, ya hasta las 12.30 los sábados.

Las tiendas abren normalmente de 10 a 19 horas todos los días. En determinadas áreas comerciales, el horario puede ser incluso más amplio, sin cerrar ningún día del año salvo el día de Año Nuevo Chino.

Los restaurantes tienden a abrir hasta las 23 horas, aunque los bares y discotecas cierran de madrugada o están toda la noche abiertos.

Seguridad vial

Las condiciones y características del tráfico en Hong Kong son significativamente diferentes que en cualquier ciudad europea.

Aproximadamente el 90% de la población de Hong Kong depende del transporte público. La oferta de taxis, autobuses, metro ferrocarriles convencionales y de alta velocidad y líneas aéreas es amplia, económica y generalmente segura. Además, la señalización suele estar en chino e inglés.

En Hong Kong, se conduce por la izquierda. Durante el día, el tráfico congestiona las zonas urbanas. Cada año se registran 14.000 accidentes de tráfico que implican a más de 18.000 conductores, pasajeros y peatones.

Los límites de velocidad son:

● 50 km/h en zonas urbanas;

● 80 km/h en autopistas;

● 110 km/h en vías express.

El uso de cinturones de seguridad -en los vehículos equipados- es obligatorio en los asientos delanteros y traseros.

Las multas máximas por conducción peligrosa que cause una muerte puede ser de unos 5.600€, prisión de cinco años y retirada del permiso de conducción por al menos dos años.

En caso de verse involucrado en un accidente de tráfico, normalmente se efectúa una prueba de nivel de alcohol. En caso de superarse el límite permitido, puede iniciarse un proceso penal.

El uso de teléfonos móviles durante la conducción está estrictamente prohibido. En caso de incumplimiento con esta condición, las multas pueden ser de hasta 1.750 € aproximadamente. Sin embargo, se pueden utilizar sistemas de manos libres, como auriculares o altavoces.

Las leyes de Hong Kong exigen que todos los vehículos tengan un seguro frente a terceros.

Riesgos meteorológicos y de condiciones naturales del país (terremotos, lluvias torrenciales…)

La región de Hong Kong es una de las zonas más vulnerables a desastres naturales del planeta.

Los principales riesgos naturales a los que está expuesta la región están causados por tormentas, inundaciones e incendios.

La ubicación geográfica de Hong Kong expone al territorio a ciclones tropicales entre los meses de mayo y noviembre, pudiendo causar tormentas fuertes. Sin embargo, los sistemas de avisos meteorológicos y los planes de protección frente a tormentas del gobierno han ido minimizando los efectos de las tormentas en la región.

Hong Kong tiene un clima húmedo subtropical. El verano es caluroso y húmedo con lluvias y tormentas ocasionales, y aire caliente procedente del suroeste. En verano es cuando los tifones pueden ser más habituales, generando en algunos casos inundaciones y deslizamiento de tierras.

Los inviernos son suaves y soleados hasta el mes de febrero, en que los días suelen ser más nubosos. El frente ocasional del norte trae fuertes y fríos vientos.

Las estaciones más templadas son la primavera -que puede ser variable- y el otoño, generalmente seco y soleado.

Hong Kong tiene una media de 1.948 horas de sol al año y las temperaturas medias máximas y mínimas registradas por el Observatorio de Hong Kong son 36,3ºC y 0,0ºC respectivamente.

Condiciones sanitarias

La atención médica es buena en general, dependiendo del hospital.

Al no existir convenio bilateral de seguridad social con España, es altamente recomendable contar con un seguro de amplia cobertura que cubra la asistencia sanitaria durante la estancia, gastos de una posible repatriación forzada a España y los costes de un hipotético rescate del trabajador desplazado.

Uno de los principales problemas de salud pública en Hong Kong es la contaminación atmosférica. Es habitual que los índices de calidad del aire alcancen niveles de riesgo alto y muy alto para la salud. Se pueden consultar los índices de calidad del aire, en tiempo real, en la página Air Quality Health Index del Departamento de Protección Medioambiental, disponible en http://www.aqhi.gov.hk/en.html.

Las PM 2.5 son las partículas más pequeñas y nocivas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera seguros los niveles por debajo de los 25 microgramos, e insta a mantener el seguimiento de las infecciones respiratorias agudas y revisar con cautela patrones inusuales. Se recomienda acudir a un centro hospitalario en caso de necesidad médica.

Cuando los niveles de contaminación sean altos se recomienda limitar la exposición al aire libre así como reducir las actividades en el exterior en la medida de lo posible, en especial la práctica de deporte. También es aconsejable utilizar mascarillas con filtros tipo N95 o FFP2. Éstas pueden adquirirse en el país, pero es preferible proveerse de ellas antes de viajar.

Además, debe tenerse en cuenta que son especialmente vulnerables a la contaminación los ancianos, los niños y las personas que padezcan asma, bronquitis crónica, enfisema, insuficiencia cardíaca o cualquier otra enfermedad crónica respiratoria. Por ello, se recomienda a estas personas que extremen particularmente las precauciones.

Seguridad ciudadana

Por lo general, Hong Kong es un lugar bastante seguro. No obstante, hay que extremar las precauciones para evitar robos en los sitios turísticos, en medios de transporte, en mercados y en cualquier otra zona concurrida. Se han denunciado robos incluso en hoteles de lujo y especialmente en ferias de muestras.

Se recomienda guardar una copia de la documentación original (DNI, pasaporte y visado) así como del billete de avión. Asimismo se aconseja llevar anotados los números de anulación de las tarjetas de crédito por si éstas son extraviadas o sustraídas.

Se desaconseja el uso de taxis ilegales. Los taxis legales disponen de un taxímetro y de una placa interior que identifica al conductor.

Direcciones y teléfonos de interés:

● Prefijo de Hong Kong: 852;

● Emergencias Hong Kong: 999:

● Consulado General de España en Hong Kong:

Suite 5303 53F Central Plaza 18. Harbour Rd, Wanchai, Hong Kong.

Teléfonos: (852) 252 53 041/042; Fax: (852) 2877 2407

Teléfono emergencia consular: (852) 9031 7246

Correos electrónicos: cog.hongkong@maec.es y espcghk@netvigator.com

● Oficina Económica y Comercial Hong Kong:

2004 Tower One, Lippo Centre, 89 Queensway.- Admiralty Hong Kong.

Teléfono/s: (852) 2521 7433/2522 7512/2523 2573; Fax/es: (852) 2845 3448/2524 9791

Correo electrónico: hongkong@mcx.es

En Hong Kong, se pueden producir disputas derivadas de desacuerdos con contratos de alquiler de viviendas, de trabajo, discrepancias entre empresas o entre cliente y proveedor etc. En estos casos, el grado de poder de actuación de los consulados es muy limitado, y se recomienda ponerse en contacto con un abogado en caso de no llegar a un acuerdo amistoso entre las partes.

Cada vez son más comunes las estafas por internet, que van desde aparentes oportunidades de inversión, empresas falsas que ofrecen trabajos inexistentes a cambio de una transferencia previa, hasta personas que establecen una relación de amistad y luego piden dinero diciendo encontrarse en una situación de emergencia.

Las estafas pueden ser de todo tipo, y pueden suponer pérdidas de grandes cantidades de dinero, muchas veces imposibles de recuperar. Por ello recomendamos que antes de hacer alguna transferencia o aceptar una oferta de trabajo sospechosa, valore si no se trata de una estafa, y haga las comprobaciones pertinentes. En el caso de haber sido víctima de una estafa, podrá denunciar los hechos ante la Policía correspondiente.

Asistencia sanitaria en el viaje y destino

A efectos de garantizar la cobertura asistencial del trabajador en el lugar de destino, la empresa debe asegurar el acceso lícito por parte del empleado al sistema sanitario de país.

Se recomienda la contratación de un seguro médico privado que permita al empleado acceder a la asistencia médica de carácter privado y cubra los gastos de una posible repatriación forzada a España.

En caso de que el trabajador vaya a estar emplazado en una zona rural o montañosa de difícil acceso, conviene que en el paquete de cobertura del seguro se incluya además los costes de un hipotético rescate del trabajador desplazado.

Los hospitales públicos ofrecen servicios de emergencia. En caso de enfermedad o problemas médicos, se puede acudir, entre otros, a los siguientes hospitales:

● Área Oeste de Hong Kong (West Cluster):

○ Grantham Hospital;

○ MacLehose Medical Rehabilitation Centre;

○ Queen Mary Hospital;

○ The Duchess of Kent Children’s Hospital at Sandy Bay;

○ Tsan Yuk Hospital;

○ Tung Wah Group of Hospitals Fung Yiu King Hospital;

○ Tung Wah Hospital.

● Área Este de Hong Kong (East Cluster):

○ Cheshire Home, Chung Hom Kok;

○ Pamela Youde Nethersole Eastern Hospital;

○ Ruttonjee Hospital;

○ St. John Hospital;

○ Tang Shiu Kin Hospital;

○ Tung Wah Eastern Hospital;

○ Wong Chuk Hang Hospital.

● Área Centro de Kowloon (Kowloon Central Cluster):

○ HK Red Cross Blood Transfusion Service;

○ Hong Kong Buddhist Hospital;

○ Hong Kong Eye Hospital;

○ Kowloon Hospital;

○ Queen Elizabeth Hospital;

○ Rehabaid Centre.

● Área Este de Kowloon (Kowloon East Cluster):

○ Haven of Hope Hospital;

○ Tseung Kwan O Hospital;

○ United Christian Hospital.

● Área Oeste de Kowloon (Kowloon West Cluster):

○ Caritas Medical Centre;

○ Kwai Chung Hospital;

○ Kwong Wah Hospital;

○ North Lantau Hospital;

○ Our Lady of Maryknoll Hospital;

○ Princess Margaret Hospital;

○ TWGHs Wong Tai Sin Hospital;

○ Yan Chai Hospital.

● Área Este, Nuevos Territorios (New Territories East Cluster):

○ Alice Ho Miu Ling Nethersole Hospital;

○ Bradbury Hospice;

○ Cheshire Home, Shatin;

○ North District Hospital;

○ Prince of Wales Hospital;

○ Shatin Hospital;

○ Tai Po Hospital.

● Área Oeste, Nuevos Territorios (New Territories West Cluster):

○ Castle Peak Hospital;

○ Pok Oi Hospital;

○ Siu Lam Hospital;

○ Tuen Mun Hospital.

Vacunaciones

No se requiere de ninguna vacunación obligatoria para acceder a la región por parte de los trabajadores/as desplazados a Hong Kong.

Aun así, sí que existen algunas vacunaciones que, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España (MAEC), resultan recomendables previamente al inicio del desplazamiento y que se exponen aquí:

● tétanos-difteria: todas las personas deben tener actualizada la inmunización frente a tétanos difteria. Esta vacuna se recomienda a todos los viajeros con independencia del viaje, por ser una enfermedad de distribución mundial. La vacuna se administra en cualquier servicio o centro sanitario;

● encefalitis japonesa: se recomienda la vacunación de encefalitis japonesa en algunas zonas rurales, por lo que deberá consultar con un Centro de Vacunación Internacional;

● hepatitis B: en función de las actividades de riesgo previstas de deberá valorar la recomendación de esta vacuna, si no ha pasado la enfermedad ni se han vacunado con anterioridad;

● hepatitis A: se recomienda esta vacuna, si no ha pasado la enfermedad ni se han vacunado con anterioridad.

La aplicación de estas vacunaciones se realiza en cualquiera de los Centros de Vacunación Internacional, debiendo primero solicitar cita previa.

Riesgos psicosociales

Desde el punto de vista laboral, la obligación del empresario de proteger a los trabajadores de los riesgos psicosociales en el trabajo deriva de los principios de protección generales establecidos en la propia Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance).

Los riesgos psicosociales son uno de los elementos que se deben tener en cuenta en los sistemas de gestión de la seguridad que deben desarrollar, implementar y mantener determinadas empresas en función de sus características, de acuerdo con la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance).

Por lo tanto, los riesgos psicosociales serán tenidos en cuenta a la hora de establecer las políticas de seguridad y salud en el trabajo de la empresa, identificar los riesgos laborales y establecer las normas y procedimientos de seguridad y salud, la información y adiestramiento de los trabajadores.

Aunque se trata de un aspecto con amplio margen de desarrollo en la normativa de Hong Kong, el concepto de “salud” está muy presente a lo largo de toda la legislación de la región, y el Departamento de Trabajo ha publicado numerosas guías y documentos para promocionar la gestión del estrés, riesgos psicosociales, la conciliación de la vida personal con el trabajo, el estilo de vida saludable en la empresa, la organización del trabajo, etcétera.

Riesgos ergonómicos

Aunque no se cite explícitamente, la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance), junto otra normativa complementaria como la Ordenanza de Industria (Factories an Industrial Undertaking Ordinance), obliga a las empresas a asegurarse de que sus trabajadores no están expuestos a riesgos ergonómicos.

Además, el Departamento de Trabajo tiene publicadas varias guías y códigos prácticos para el diseño, organización e implantación de puestos de trabajo.

Sobre la gestión de los riesgos ergonómicos, en el caso de desarrollarse operaciones de manipulación manual de cargas y de puestos de trabajo con pantallas de visualización de datos es reglamentariamente obligatoria la realización de evaluaciones iniciales y periódicas de riesgos, el establecimiento de medidas de seguridad y de controles de las condiciones de seguridad.

Por lo tanto, las evaluaciones de riesgos son una obligación legal con la que, en la práctica, se van a encontrar casi todas las empresas. Además, las evaluaciones de riesgos ergonómicos son una herramienta muy útil que contribuye a asegurar el cumplimiento de las obligaciones legales en materia de seguridad y salud.

Radiaciones ionizantes/no ionizantes

Hong Kong ratificó la Convención 115 de la OIT sobre Protección frente a Radiaciones, que se aplica a todas las actividades que entrañen la exposición de trabajadores a radiaciones ionizantes en el curso de su trabajo y según la cual, en las empresas:

● no deberá ocuparse a ningún trabajador menor de 16 años en trabajos que impliquen la utilización de radiaciones ionizantes;

● se deberá utilizar una señalización de peligro apropiada para indicar la existencia de riesgos debidos a radiaciones ionizantes. Se deberá proporcionar a los trabajadores toda la información necesaria a este respecto;

● se deberá instruir debidamente a todos los trabajadores directamente ocupados en trabajos bajo radiaciones, antes y durante su ocupación en tales trabajos, de las precauciones que deben tomar para su seguridad y para la protección de su salud, así como de las razones que las motivan;

● deberá efectuarse un control apropiado de los trabajadores y de los lugares de trabajo para medir la exposición de los trabajadores a radiaciones ionizantes y sustancias radiactivas, con objeto de comprobar que se respetan los niveles fijados;

● todos los trabajadores directamente ocupados en trabajos bajo radiaciones deberán someterse a examen médico apropiado, antes o poco después de la ocupación en tales trabajos, y someterse ulteriormente a exámenes médicos a intervalos que, en el caso de Hong Kong, serán de 14 meses como máximo y será realizados por el Panel Médico del Consejo de Radiaciones (Medical Panel of the Radiation Board);

● no se deberá ocupar ni mantener a ningún trabajador en un trabajo que lo exponga a radiaciones ionizantes, en oposición a un dictamen médico autorizado;

● el empresario deberá avisar a la autoridad competente de acuerdo con las instrucciones dadas por ésta;

● designar expertos en SST que reúnan las habilidades, cualificaciones y experiencia para gestionar las condiciones de seguridad requeridas en caso de trabajos con amianto y otras sustancias peligrosas.

La Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertaking Ordinance) identifica como industrias peligrosas aquellas en las que se usa cualquier tipo de rayos X o sustancias radiactivas, que deberán cumplir con los requisitos establecidos en normativas específicas dentro de la Ordenanza de Radiación nº 303 (Radiation Ordinance):

● las regulaciones de control de sustancias radioactivas (Radiation [Control of Radioactive Substances] Regulations);

● las regulaciones de control de equipos radiactivos (Radiation [Control of Radioactive Apparatus] Regulations).

Amianto, PVC, Sílice

La Ordenanza de Control de Contaminación del Aire (Air Pollution Control Ordinance, 2014) establece que la importación, traslado, suministro y uso de cualquier forma de amianto y materiales que contienen amianto están prohibidas en Hong Kong.

En el ámbito laboral, el amianto está también prohibido por las regulaciones específicas de de amianto en industrias (Factories and Industrial Undertakings [Asbestos] Regulation.

Los materiales compuestos por amianto se han ido sustituyendo desde hace tiempo en la construcción y otras industrias por otros productos libres de amianto y la importación de materiales compuestos de amianto ha disminuido significativamente en los últimos tiempos. Aunque casi todos los productos fabricados en Hong Kong ya no contienen amianto, es muy probable encontrarlo en construcciones ilegales o viejas edificaciones.

Bajo la Ordenanza de Control de Contaminación del Aire (Air Pollution Control Ordinance), el propietario de las instalaciones que contengan -o se presuma que puedan contener- materiales compuestos de amianto, deberá seguir los procedimientos establecidos para el mantenimiento, reforma, demolición y cualquier otro trabajo en las instalaciones.

En general, los procedimientos a seguir para la eliminación de materiales formados por amianto son:

● emplear un consultor registrado para realizar un informe sobre la presencia de amianto y preparar un plan de eliminación;

● enviar el informe y el plan al Departamento de Protección Ambiental de Hong Kong con, al menos, 28 días de antelación al inicio de los trabajos sobre los materiales compuestos de amianto;

● notificar el comienzo de los trabajos al Departamento de Protección Ambiental de Hong Kong con, al menos, 28 días de antelación;

● contratar los trabajos de retirada del amianto con una empresa registrada;

● contratar a un supervisor registrado para controlar la implementación del plan de eliminación y la ejecución de las actividades de la empresa contratista encargada;

● contratar un laboratorio registrado para la toma de muestras y análisis de los trabajos con amianto.

Los residuos de amianto no deben ser mezclados con otro tipo de escombros, rechazos o residuos, ni depositados en vertederos o contenedores públicos. La empresa registrada debe recurrir a un gestor autorizado para eliminar los residuos de amianto.

Con respecto a otras sustancias como el silicio o el PVC, su tratamiento será el mismo que el establecido, según sea el caso, para las sustancias peligrosas en la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings Regulations) establece en su capítulo 59AB (Dangerous substances) o para las sustancias cancerígenas en las regulaciones de industria referidas a sustancias cancerígenas (Factories and Industrial Undertakings [Carcinogenic Substances] Regulations, nº 59AA).

Agentes biológicos

En aplicación de los principios generales de protección establecidos en la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance), el empresario tiene la obligación de llevar a cabo un adecuado mantenimiento y limpieza del centro de trabajo, para evitar la contaminación biológica y el desarrollo de hongos y bacterias en las instalaciones.

En caso de existir o preverse una exposición a agentes biológicos, el empresario debe identificar y evaluar los riesgos relacionados o potenciales y, a partir de la evaluación, establecer, implementar y mantener los procedimientos y medidas de control de riesgos.

Aquellos trabajadores expuestos a agentes biológicos deberán someterse a exámenes médicos para prevenir o detectar efectos adversos de las contaminantes en cuestión. Estos exámenes serán iniciales y periódicos, especialmente en el caso de incorporación de un trabajador tras un período de ausencia a causa de un problema de salud, y una vez terminado el trabajo que genera el riesgo de exposición a los agentes biológicos.

El apropiado mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado y suministro de aire fresco pueden eliminar malos olores molestos y prevenir enfermedades transmitidas por el ambiente.

El código práctico para la prevención de la legionaria (Code of Practice on Prevention of Legionnaires’ Disease) publicado por el Departamento de Servicios Eléctricos y Mecánicos proporciona las guías necesarias para que la empresa pueda realizar el adecuado mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado, torres de refrigeración y suministro de agua caliente.

En el caso de clínicas, hospitales y centros de salud son necesarios protocolos específicos para la eliminación de residuos clínicos y adecuadas instalaciones y sistemas de control de contaminantes biológicos.

En determinadas situaciones, el empresario o responsable del centro de trabajo debería implantar un manual de operación de modo que sus empleados puedan seguir las instrucciones establecidas.

Agentes físicos (ruido, vibraciones, temperatura…)

Los principios básicos acerca de las condiciones ambientales en el centro de trabajo están establecidas en capítulo 509A, parte IV de las regulaciones bajo la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance). Las condiciones fundamentales a cumplir el centro de trabajo son:

● el centro de trabajo y todas sus instalaciones deben conservarse limpias de suciedad, residuos o escombros. Los residuos y escombros deben depositarse en contenedores adecuados;

● el centro de trabajo debe contar con un sistema de ventilación que proporcione aire fresco y libre de impurezas. En caso de que la generación de impurezas sea inevitable, la empresa debe tomar las medidas necesarias para evitar la acumulación de partículas y evitar la exposición de los trabajadores, mediante sistemas de extracción o confinamiento de la fuente de impurezas;

● el centro de trabajo debe estar bien iluminado con luz natural o artificial;

● en el caso de actividades en las que las superficies de trabajo se encuentren o puedan encontrarse mojadas, se deben instalar y mantener sistemas de drenaje de los líquidos.

A partir de estos criterios generales, existen regulaciones que tratan exhaustivamente las condiciones ambientales a cumplirse en los centros de trabajo, destacando:

● el capítulo de la Ordenanza de Industria dedicado al ruido en el trabajo (Factories and Industrial Undertakings [Noise at Work] Regulation;

● la Ordenanza de Industria en su capítulo 59AB dedicado a sustancias peligrosas [Factories and Industrial Undertakings Regulations (Dangerous substances)];

● las regulaciones de construcción referidas a la ventilación de edificios [Building (Ventilating Systems) Regulations];

● las condiciones de iluminación establecidas en las regulaciones de construcción [Building (Planning) Regulations];

● la propia Ordenanza de Seguridad y Salud, el capítulo 509B que regula el uso de las pantallas de visualización de datos [Occupational Safety and Health [Display Screen Equipment] Regulation].

Los centros de trabajo deben tener una ventilación mínima según el tipo de actividad, número de personas, volumen y rotación de personas en el lugar de trabajo. Así, se establecen unos ratios mínimos de suministro de aire fresco que van desde 0,18 m3/min/persona en las zonas públicas de almacenes, tiendas, comercios, pasando por los 0,43 m3/min/persona en oficinas y centros educativos, hasta los 1,2 m3/min/persona en cocinas de restaurantes. Una concentración de CO2 por debajo de las 1000 ppm es un indicador recomendado de una adecuada ventilación.

La calidad del aire en el caso de trabajos en presencia de sustancias peligrosas debe ser un aspecto a tener en cuenta en las evaluaciones de riesgos que se deben desarrollar en los centros de trabajo con exposición a estos agentes, de modo que la presencia de cualquier contaminante debe ser detectada y tratada.

En centros de trabajo en los que la iluminación natural no es suficiente, se deberá instalar iluminación artificial.

Los niveles de iluminación según la actividad a desempeñar son:

Tarea, posición o área Iluminación media óptima (lux) Notas

OFICINAS, BANCOS, TIENDAS Y SUPERMERCADOS

Espacios en general 500

Puestos de trabajo, puestos de lectura… 500 Iluminación puntual puede ser requerida para lectura de documentos

Puesto de trabajo de dibujo 750 Iluminación puntual recomendada

Otras áreas: recepción, archivo, zonas públicas… 300

ZONAS DE ALMACÉN Y DISTRIBUCIÓN

Zonas de carga 150

Desembalaje, recepción de productos 200

Almacenamiento de grandes objetos 100 Iluminación puntual puede ser necesaria

Almacenamiento de pequeños objetos en estanterías 300 Iluminación puntual puede ser necesaria

Puesto del almacenero, caja 500 Iluminación puntual recomendada

Embalaje y expedición 300

Tarea, posición o área Iluminación media óptima (lux) Notas

ÁREAS DE FABRICACIÓN Y PROCESO

Salas de control 500

Manipulación de sustancias peligrosas 500 Iluminación especial es caso de atmósferas explosivas o corrosivas

Manipulación de sustancias no peligrosas 200

Procesos automáticos 200

Ensamblaje, bancos de trabajo, máquinas y trabajos de inspección simples 300

Ensamblaje, bancos de trabajo, máquinas y trabajos de inspección medios 500 Iluminación puntual recomendada

Ensamblaje, bancos de trabajo, máquinas y trabajos de inspección de precisión 1000 Iluminación puntual y control de reflejos recomendados

Ensamblaje, bancos de trabajo, máquinas y trabajos de inspección de muy alta precisión 1500 Iluminación puntual y control de reflejos recomendados

OBRA DE CONSTRUCCIÓN

Emplazamiento, excavación, superficies 200 Iluminación puntual portátil recomendada

Agentes químicos

Bajo la Ordenanza de Seguridad y Salud en el Trabajo, el empresario debe desarrollar las acciones necesarias para garantizar la seguridad y salud de los empleados en el uso, manipulación, almacenamiento y transporte de productos químicos.

Para llevar a cabo estas acciones, el empresario debe identificar y evaluar los riesgos relacionados o potenciales y, a partir de la evaluación, establecer, implementar y mantener los procedimientos y medidas de control de riesgos.

Aquellos trabajadores expuestos a niveles peligrosos de determinados productos químicos deberán someterse a exámenes médicos para prevenir o detectar efectos adversos de las sustancias en cuestión. Estos exámenes serán iniciales y periódicos, especialmente en el caso de incorporación de un trabajador tras un período de ausencia a causa de un problema de salud, y una vez terminado el trabajo que genera el riesgo de exposición a los agentes químicos.

Los botiquines, armarios o instalaciones de primeros auxilios contendrán los productos específicos en función de los productos químicos existentes en el centro de trabajo.

Las regulaciones de industria referidas a sustancias cancerígenas nº 59AA (Factories and Industrial Undertakings [Carcinogenic Substances] Regulations) establecen una serie de sustancias prohibidas cuyo uso está prohibido y otra serie de sustancias controladas cuyo uso está permitido bajo ciertas condiciones.

Además, tanto la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance,) como la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance) identifican una serie de situaciones calificadas como peligrosas, que requieren un tratamiento especial por parte de las empresas.

Entre estas situaciones calificadas como peligrosas se encuentran algunas que podrían estar causadas por agentes químicos peligrosos:

● la explosión o incendio que cause daños a la estructura de un centro de trabajo, a una planta o sustancia en el centro de trabajo e impide el desarrollo normal del trabajo;

● cortocircuitos eléctricos o fallos de una instalación eléctrica que está seguido o asociado con una explosión o incendio o causar daños estructurales a las instalaciones, impidiendo el normal trabajo en el centro de trabajo;

● una explosión de una conducción o depósito utilizado para el almacenamiento a presión de gases, líquidos o sólidos.

Para la gestión de estas y otras situaciones que conllevan la situación de riesgo por la presencia de sustancias peligrosas, la Ordenanza de Industria 59AB (Factories and Industrial Undertakings Regulations) establece en su capítulo (Dangerous substances) dedicado a sustancias peligrosas, los requisitos de seguridad a cumplir por las empresas y trabajadores, incluyendo los símbolos y etiquetado estandarizado de productos.

Así, las condiciones generales a cumplir por las empresas en el caso de sustancias peligrosas son:

● el etiquetado de todo recipiente que contenga una sustancia peligrosa, de acuerdo con el sistema de señalización estandarizado. Los productos, sustancias y materiales químicos presentes en el lugar de trabajo deberán contar también con hojas de datos de seguridad (MSDS) de forma que permita una identificación, caracterización y saber las medidas de seguridad básicas a seguir según el producto. Además, se indicarán claramente los lugares dentro del centro de trabajo en los que se almacene, use o fabriquen sustancias peligrosas;

● proporcionar apropiada información, formación y supervisión a los trabajadores sobre los productos, uso seguro y buenas prácticas, procedimientos de trabajo y acciones en caso de emergencia;

● proporcionar los equipos de protección individual específicos para prevenir los riesgos a los que están expuestos los trabajadores por cada sustancia.

Pantallas de visualización de datos

Dentro de la Ordenanza de Seguridad y Salud, el capítulo 509B (Occupational Safety and Health [Display Screen Equipment] Regulation) regula el uso de las pantallas de visualización de datos utilizadas por los trabajadores de una forma habitual en los centros de trabajo.

Esta regulación excluye expresamente:

● pantallas y ordenadores instalados para uso del público en general;

● las pantallas usadas principalmente para proyectar películas o emisiones de televisión;

● las pantallas instaladas en taxis, vehículos o maquinaria;

● las pantallas instaladas en vehículos de transporte público;

● dispositivos móviles de uso no prolongado;

● calculadoras, cajas registradoras u otros equipos de pantallas y caracteres pequeños;

● máquinas de escribir.

El trabajo con pantallas de visualización de datos es uno de los trabajos que tiene requerida la realización de evaluaciones de riesgos inicial y periódicas por parte del empresario o de la persona responsable de un centro de trabajo.

Esta evaluación de riesgos tendrá en cuenta cuestiones sobre la propia pantalla, dispositivos conectados (teclados, impresoras, ordenadores,…), puesto de trabajo, silla, accesorios como portadocumentos, accesorios para apoyar los pies y el ambiente de trabajo (iluminación, brillos y reflejos, ruido temperatura, humedad,…).

A partir de la evaluación de las condiciones de trabajo, la empresa debe implantar las medidas preventivas o correctivas necesarias para establecer puestos de trabajo seguros y saludables.

Los trabajadores empleados en tareas que impliquen el uso de PVD deberán recibir una formación específica que les permita reconocer y entender:

● los riesgos del trabajo con pantallas de visualización de datos;

● las precauciones a tomar para evitar los riesgos, como posturas, ajuste de los equipos, mobiliario y accesorios adecuados, rotación de trabajos a intervalos adecuados, etcétera;

● cómo reportar síntomas y problemas de salud ocasionados por el trabajo;

● cómo solicitar ayuda a los responsables de la empresa.

Manipulación manual de cargas

Dentro de la ordenanza de seguridad y salud, hay toda una parte dedicada a la manipulación manual de cargas, la parte VII del capítulo 509A de la Ordenanza de Seguridad y Salud (Occupational Safety and Health Regulations).

La manipulación manual de cargas es uno de los trabajos que tiene requerida la realización de evaluaciones de riesgos inicial y periódicas por parte del empresario o de la persona responsable de un centro de trabajo.

Las evaluaciones de riesgos deben tener en cuenta, entre otras, las siguientes cuestiones y aspectos sobre las operaciones de manipulación de cargas:

● los movimientos, posturas, distancias, frecuencia, repetición, esfuerzos físicos, períodos de descanso, etcétera, que requiere la tarea;

● el peso, dimensiones, agarres, estabilidad, forma, temperatura, fragilidad, etcétera, de la carga;

● el lugar de trabajo: espacio de trabajo, estado de las superficies, desniveles, inclinación, temperatura y humedad, ventilación, iluminación, etcétera;

● capacidad individual de cada trabajador: altura, peso, fuerza, habilidad.

Como criterio general, la empresa debe:

● evitar el empleo de trabajadores para desempeñar operaciones de manipulación manual de cargas que pudieran crear un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores;

● tomar las medidas apropiadas para minimizar los riesgos;

● proporcionar a los trabajadores la información sobre el peso de cada carga y la parte más pesada de cada carga cuando el centro de gravedad no está centrado;

● proporcionar a los trabajadores equipos de trabajo para la manipulación de cargas y equipos de protección individual;

● organizar equipos de varios trabajadores para realizar determinadas operaciones de manipulación de cargas, y tomar otras medidas de planificación, organización, control y supervisión de los trabajos de manipulación de cargas.

En los centros de trabajo con 10 o más trabajadores empleados normalmente en cualquier operación de manipulación manual de cargas, la empresa debe designar un número suficiente de “personas competentes” para ayudar en el cumplimiento de las medidas preventivas y correctivas establecidas. El número de los trabajadores designados se determina teniendo en cuenta:

● el número de trabajadores empleados en operaciones de manipulación de cargas;

● el tamaño del centro de trabajo;

● los riesgos a los que están expuestos los trabajadores;

● la distribución de dichos riesgos a lo largo del centro de trabajo.

En caso de existir más de una persona designada en un centro de trabajo, la empresa debe organizarlos y coordinarlos de modo que se haga efectiva su supervisión. Estas personas deben contar con el tiempo y recursos necesarios para la correcta ejecución de sus funciones.

En este sentido, se entiende por “persona competente”, a aquella que reúne una formación, experiencia y otras cualidades que le capacitan para dar soporte a los responsables de la empresa en la gestión de los trabajos de manipulación manual de cargas.

Con respecto a los trabajadores que realizan las operaciones de manipulación de cargas, la empresa debe proporcionarles un adiestramiento inicial y periódico adecuado al trabajo a realizar.

Equipos de protección individual

Una de las obligaciones que la legislación de Hong Kong impone al empresario en materia de seguridad y salud laboral es la puesta disposición de los trabajadores, de los equipos de protección individual, incluyendo apropiada ropa y uniformes de trabajo, a los trabajadores a su cargo.

El empresario está obligado a informar, adiestrar y supervisar el correcto uso de los equipos de protección, asegurándose de que los trabajadores conocen cómo, por qué y cuándo debe utilizarse cada protección, las limitaciones de uso y la caducidad y reemplazo-mantenimiento de los equipos.

En caso de detectarse un no-cumplimiento por parte de los trabajadores, el empresario debe investigar las causas.

En los centros de trabajo con riesgos específicos, debe colocarse señalización indicando el equipo de protección requerido para acceder a cada área en concreto.

Los trabajadores tienen la obligación de utilizar los equipos de protección durante todo el período de exposición al riesgo a proteger. En caso de detectar alguna deficiencia en sus equipos de protección, deben comunicarlo al empresario.

La selección de los equipos de protección se hará en virtud de los riesgos a proteger, siendo la evaluación de riesgos un instrumento adecuado para su identificación y el establecimiento de los equipos de protección individual a utilizar.

Los equipos de protección deben ser conformes a estándares reconocidos internacionalmente por el Departamento de Trabajo o en los reglamentos específicos que se refieran a equipos de protección, entre los que se encuentran:

● la regulación de equipos de protección de la vista (Factories and Industrial Undertakings [Protection of Eyes] Regulations);

● las regulaciones de sustancias peligrosas (Factories and Industrial Undertakings [Dangerous Substances] Regulations);

● la sección 6A de la Ordenanza de Industria referida a las obligaciones generales de los empresarios (Factories and Industrial Undertakings Ordinance [Section 6A] – General Duties of Proprietors);

● la sección 6B de la Ordenanza de Industria referida a las obligaciones generales de los trabajadores (Factories and Industrial Undertakings Ordinance [Section 6B] – General Duties of Persons Employed);

● código práctico sobre la seguridad y salud en el corte y soldadura con gas (Code of Practice : Safety and Health at Work for Gas Welding and Flame Cutting);

● la sección 8 de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings Ordinance [confined spaces], nº 59AE);

● la sección 59W de la Ordenanza de Seguridad y Salud, la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings Ordinance [electricity]);

● y otros.

En cualquier caso, en Hong Kong también existe el criterio de que los equipos de protección individual deben considerarse como el último recurso para la protección frente a los riesgos laborales y sólo deberán usarse cuando los controles de ingeniería, los procesos de trabajo y administrativos no son suficientes para eliminar los riesgos.

Máquinas específicas

Aparte de los principios generales establecidos en la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance) y de los reglamentos generales de protección de los equipos de trabajo de la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance), en Hong Kong existe una serie de reglamentos específicos para determinados equipos de trabajo:

● tratamiento superficial de materiales por chorro de arena, metal u otro material aplicado con un equipo de proyección de aire comprimido, vapor, agua o máquina radial, en el capítulo 59C de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Blasting by abrasives] Special Regulations);

● máquinas de trabajo de madera como sierras circulares, sierras caladoras, sierras de péndulo, sierras de mesa, sierras de banda plana, máquinas para realización de molduras o sierra de muescas con cadena, en el capítulo 59G de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Woodworking machinery] Regulations);

● procesos de niquelado electrolítico, en el capítulo 59H de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Electrolytic Chromium Process] Regulations);

● equipos y herramientas de elevación de cargas suspendidas, en el capítulo 59J de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Lifting Appliances and Lifting Gear] Regulations);

● ruedas abrasivas, cualquiera que sea su forma (rueda, cilindro, cono, sierra, disco,…) utilizadas en operaciones de esmerilado o corte de materiales, en el capítulo 59J de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Abrasive wheels] Regulations);

● trabajos en recintos con presión superior a la atmosférica, por medio de equipos de aire mecánicamente comprimido, en el capítulo 59M de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Work in Compressed Air] Regulations);

● procesos de aplicación de líquidos inflamables mediante spray con equipos a presión, en el capítulo 59N de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Spraying of Flammable Liquids] Regulations);

● equipos elevadores de cargas, en el capítulo 59O de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Goods Lifts] Regulations);

● equipos de fijación de clavos (tipo pistola o grapadora) por presión procedente de un cartucho, en el capítulo 59R de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Cartridge-Operated Fixing Tools] Regulations);

● plataformas de trabajo suspendidas, en el capítulo 59AC de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Suspended Working Platforms] Regulations);

● máquinas automotoras móviles para la carga de materiales, en el capítulo 59AG de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Loadshifting Machinery] Regulations);

● soldadura y corte con gas, en el capítulo 59AI de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Gas Welding and Flame Cutting] Regulations).

Además, otras normas concretas en función de la actividad de la empresa, regulan las condiciones a cumplir por los equipos de trabajo específicamente utilizados. Por ejemplo, las obras de construcción reguladas en el capítulo 59I (Construction sites [Safety] Regulations), establecen las condiciones de uso, mantenimiento e inspección de montacargas, andamios, plataformas de trabajo, escaleras portátiles y maquinaria y equipos de trabajo utilizados en la construcción.

Equipos de trabajo

Los principios básicos sobre los equipos de trabajo puestos a disposición del trabajador vienen recogidos en la parte II de la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance).

Tal y como se contempla en la norma, el empresario deberá proporcionar y mantener las máquinas, equipos, herramientas, mobiliario, complementos, suministros y sistemas de trabajo en condiciones de seguridad y salud para sus empleados.

A partir de este criterio general, en Hong Kong existen una serie de reglamentos que regulan las condiciones de seguridad que deben reunir los equipos de trabajo. Entre estas regulaciones, destaca la regulación para la protección y operación de maquinaria en instalaciones industriales (Factories and Industrial Undertakings [Guarding and Operation of Machinery] Regulations), que establece que los responsable de los centros de trabajo deben proteger de forma efectiva las partes peligrosas de cada máquina, herramienta y equipo de trabajo en general accionados con energía mecánica.

Así, la protección frente a riesgos mecánicos de las partes peligrosas de los equipos de trabajo puede ser de uno de estos tipos, o una combinación de ellos:

● resguardos fijos;

● resguardos intercambiables;

● resguardos automáticos;

● bloqueos;

● dispositivos de dos manos.

Con respecto a los riesgos eléctricos, el reglamento de electricidad de la Ordenanza de Industria nº 59W (Factories and Industrial Undertakings Ordinance [electricity]) establece los requisitos básicos de seguridad para la protección de trabajadores frente a los riesgos asociados con el uso de la electricidad en las instalaciones industriales.

Los requisitos generales de seguridad a cumplir en los centros de trabajo industriales son:

● todos los aparatos y conductores conectados a una instalación eléctrica serán suficientes en número y capacidad en función del trabajo para el que están destinados y del suministro de energía. Se encontrarán apropiadamente instalados, protegidos y mantenidos;

● el contacto directo accidental con partes de los aparatos en tensión será tenido en cuenta en el diseño, construcción e instalación de la máquina;

● todos los conductores desnudos, incluyendo los que forman parte de los aparatos, serán aislados, instalados o protegidos de forma que se prevenga el riesgo eléctrico.

Los trabajadores expuestos a riesgos generados por equipos de trabajo serán equipados con superficies de trabajo, pantallas y otros sistemas que los mantengan protegidos.

Con respecto a la capacitación del personal, la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance) establece, a lo largo de diversas secciones, obligaciones concretas de formación y capacitación para la utilización de determinados equipos de trabajo, por ejemplo:

● formación para el montaje de andamios, manipulación de máquinas y equipos mecánicos, incluyendo montacargas;

● trabajos de manipulación de contenedores;

● utilización de herramientas de fijación (tipo pistolas neumáticas);

● trabajos en recintos confinados;

● trabajos de evaluación de riesgos en espacios confinados;

● operación de grúas;

● operación de carretillas elevadoras;

● operación de maquinaria de movimiento de tierras (bulldozer, palas cargadoras, excavadoras, camiones, dumpers, computadores, traíllas.

● trabajos en plataformas suspendidas;

● trabajos de soldadura y corte con gas.

ATEX

ATEX es el nombre común de la directiva 94/9/EC de la Unión Europea, y describe qué tipo de equipamiento y ambiente es permitido para el trabajo en una atmósfera explosiva.

En Hong Kong, como región no perteneciente a la UE, esta directiva puede afectar a los fabricantes y distribuidores que mantienen relaciones comerciales con Europa. En tal caso, los fabricantes y distribuidores se deben asegurar que sus productos para la exportación a Europa cumplen con los requerimientos de seguridad ATEX.

La obligación de protección e implantación medidas que la empresa debe cumplir en Hong Kong con respecto a atmósferas explosivas deriva de los principios de protección generales establecidos en la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance).

Bajo la Ordenanza de Seguridad y Salud se establece también que el empresario debe tomar medidas de seguridad en el uso, manipulación, almacenamiento y transporte de productos químicos. Para el establecimiento de estas medidas, el empresario debe evaluar los riesgos relacionados con los productos y establecer, implementar y mantener procedimientos de control y medidas de seguridad.

Tanto la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance) como la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance) identifican una serie de situaciones calificadas como peligrosas, que requieren un tratamiento especial por parte de las empresas. Entre estas situaciones calificadas como peligrosas se encuentran nominalmente diferentes formas de riesgo de explosión:

● la explosión o incendio que cause daños a la estructura de un centro de trabajo, a una planta o sustancia en el centro de trabajo e impide el desarrollo normal del trabajo;

● cortocircuitos eléctricos o fallos de una instalación eléctrica que está seguido o asociado con una explosión o incendio o causar daños estructurales a las instalaciones, impidiendo el normal trabajo en el centro de trabajo;

● una explosión de una conducción o depósito utilizado para el almacenamiento a presión de gases, líquidos o sólidos.

Para la gestión de estas y otras situaciones que conllevan la situación de riesgo por la presencia de sustancias explosivas, la Ordenanza de Industria 59AB (Factories and Industrial Undertakings Regulations) establece en su capítulo (Dangerous substances) dedicado a sustancias peligrosas, los requisitos de seguridad a cumplir por las empresas y trabajadores, incluyendo los símbolos y etiquetado estandarizado de productos.

Así, las condiciones generales a cumplir por las empresas en el caso de sustancias peligrosas son:

● el etiquetado de todo recipiente que contenga una sustancia peligrosa, de acuerdo con el sistema de señalización estandarizado;

● proporcionar a los trabajadores una adecuada información, adiestramiento y supervisión sobre las condiciones necesarias para asegurar las condiciones de seguridad y salud de la sustancia;

● proporcionar los equipos de protección individual específicos para prevenir los riesgos a los que están expuestos los trabajadores por cada sustancia.

Espacios confinados

En Hong Kong, el trabajo en espacios confinados debe ir precedido de tres pasos fundamentales:

● el acceso y trabajo en un recinto confinado sólo puede ser realizado por “trabajadores certificados”;

● el trabajo en espacios confinados debe ir precedido de un informe de evaluación de riesgos y medidas de seguridad a cumplir;

● este informe debe ser realizado por una “persona competente”;

● cumplidas estas condiciones y verificadas las condiciones de seguridad, el empresario emite un certificado tipo “permiso de trabajo”.

La sección 8 de la Ordenanza de Industria nº 59AE (Factories and Industrial Undertakings Ordinance [confined spaces]) establece que todo trabajador que acceda o trabaje en un espacio confinado debe ser un “trabajador certificado”, que haya alcanzado los 18 años de edad y ostente un certificado emitido por una entidad autorizada por el Comisario de Empleo para certificar la competencia para trabajar en un espacio confinado.

En Hong Kong existe una serie de organizaciones autorizadas por el Comisario de Trabajo para realizar programas de formación y certificación, de “trabajadores certificados,” a los cuales pueden recurrir los trabajadores y las empresas para obtener la cualificación habilitante.

La misma Ordenanza de Industria nº 59AE (Factories and Industrial Undertakings Ordinance [confined spaces]) en su sección 5 establece que el empresario debe designar a una “persona competente” para realizar la evaluación de riesgos y establecer las medidas de seguridad y salud para la realización de un trabajo en un recinto confinado.

En este sentido, se entiende por “persona competente” a una persona:

● mayor de 18 años;

● registrada como “especialista de seguridad” de acuerdo con la regulación de especialistas y supervisores de seguridad de la Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings [Safety Officers and Safety Supervisors] Regulations, nº 59Z); o

● ostenta un certificado emitido por una entidad autorizada por el Comisario de Trabajo para certificar personas competentes para informes de evaluación de riesgos.

Además, la “persona competente” designada por la empresa para la evaluación de riesgos y establecer las medidas de seguridad y salud para la realización de un trabajo en un recinto confinado, debe reunir al menos un año de experiencia realizando tareas que aporten la experiencia necesaria para desempeñar el trabajo en el espacio confinado a evaluar.

Al igual que en el caso de los “trabajadores certificados”, existe una serie de organizaciones autorizadas por el Comisario de Trabajo para realizar programas de formación y certificación de “personas competentes” a los cuales pueden recurrir los trabajadores y las empresas para obtener la cualificación habilitante.

Una vez que el empresario se ha asegurado del cumplimiento de estos requisitos y ha comprobado su eficacia, debe emitir un certificado para el trabajo en el recinto confinado. En las comprobaciones previas a efectuar por el empresario hay tener en cuenta, al menos, los siguientes aspectos:

● Antes del inicio de los trabajos:

○ comprobar el aislamiento y separación del espacio confinado respecto de fuentes que pudieran causar un riesgo en el recinto;

○ eliminar las sustancias peligrosas del interior del recinto, mediante ventilación, extracción, limpieza con vapor, purga con gas inerte o sistemas similares;

○ realizar una evaluación de la atmósfera del recinto confinado;

○ mantener una ventilación efectiva del recinto;

● Durante la realización de los trabajos:

○ asegurarse de que los trabajadores que acceden al recinto son trabajadores certificados;

○ proporcionar equipos de trabajo y protección adecuados, incluyendo arneses y sistemas de rescate y equipos de respiración para el caso de que la atmósfera en el recinto sea o pueda convertirse en tóxica;

○ comprobar que los aspectos importantes del informe de evaluación de riesgos están expuestos en un lugar visible cerca del acceso al recinto confinado;

○ comprobar que otro trabajador permanece en el exterior del recinto, con un sistema de comunicación con los trabajadores del interior;

○ comprobar las condiciones de seguridad durante la ejecución de los trabajos.

Para trazar todo el proceso de trabajo en un recinto confinado, el Departamento de Trabajo recomienda la implantación de un sistema de “permisos de trabajo” que verifique todas las condiciones de trabajo y proporcione las autorizaciones de trabajo requeridas.

Instalaciones eléctricas

En Hong Kong, la Ordenanza de Electricidad nº 406 (Electricity Ordinance) establece el registro de trabajadores electricistas y empresas e instaladoras eléctricas, establece los requisitos de seguridad del suministro, cableado y productos eléctricos, establece las potestades del Gobierno y los suministradores respecto a los accidentes eléctricos y proporciona las medidas para la seguridad de los ciudadanos que viven en la proximidad de líneas eléctricas.

En el ámbito laboral, además de los principios de protección establecidos por la Ordenanza de Seguridad y Salud, la Ordenanza de Industria nº 59W (Factories and Industrial Undertakings Ordinance [electricity]) establece los requisitos básicos de seguridad para la protección de trabajadores frente a los riesgos asociados con el uso de la electricidad en las instalaciones industriales.

Los requisitos generales de seguridad a cumplir en los centros de trabajo industriales son:

● todos los aparatos y conductores conectados a una instalación eléctrica serán suficientes en número y capacidad en función del trabajo para el que están destinados y del suministro de energía. Se encontrarán apropiadamente instalados, protegidos y mantenidos;

● el contacto directo accidental con partes de los aparatos en tensión será tenido en cuenta en el diseño, construcción e instalación de la máquina;

● todos los conductores desnudos, incluyendo los que forman parte de los aparatos, serán aislados, instalados o protegidos de forma que se prevenga el riesgo eléctrico.

Los trabajadores expuestos a riesgo eléctrico serán equipados con superficies de trabajo, pantallas y otros sistemas que los mantengan protegidos.

Las superficies de trabajo, pantallas, alfombras aislantes, botas aislantes, guantes y otro material de seguridad serán entregados y mantenido en buenas condiciones de uso, y los trabajadores deben hacer un correcto uso de estos equipos de protección.

El acceso y permanencia sobre los equipos eléctricos en los que se debe trabajar, serán seguros.

Además, esta misma ordenanza establece las condiciones a cumplir en relación a:

● los interruptores, accionadores, juntas, conexiones, conmutadores y subestaciones;

● la protección de circuitos mediante fusibles e interruptores;

● aislamiento de la tensión en ciertas partes de las máquinas;

● uso de interruptores de un polo con conductor a tierra;

● accionamiento y parada de motores eléctricos;

● conexiones y toma de tierra de aparatos portátiles que exceden la muy baja tensión (< 50v en corriente alterna o <120 v en corriente continua entre sus conductores o conexión a tierra);

● aislamiento de conductores desnudos en conmutadores;

● instalación de máquinas conectadas con conmutadores;

● precauciones frente a partes metálicas susceptibles de estar en carga;

● precauciones de los trabajadores que intervienen en máquinas;

● precauciones para máquinas que utilizan alta tensión (>1000v en corriente alterna o 1500 v en corriente continua entre conductores o 600 v en corriente continua entre conductores y conexión a tierra);

● cualificaciones y supervisión de trabajadores;

● comunicación pública del tratamiento de un trabajador en caso de contacto eléctrico;

● control de entrada y salida de subestaciones y subestaciones enterradas;

● obligaciones y sanciones a empresarios y empresas instaladoras.

Locales e instalaciones

La Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance) establece en su sección 7 la obligación por parte del responsable de un centro de trabajo de asegurar que las instalaciones, los medios de acceso y evacuación y los equipos y sustancias existentes en las instalaciones, se implanten y mantengan en condiciones de seguridad y salud para sus ocupantes.

En general, las partes peligrosas de las instalaciones deben ser protegidas de forma efectiva, particularmente cuando se trata de partes peligrosas en movimiento.

Las plataformas, pozos, aberturas peligrosas y los depósitos que contienen sustancias tóxicas, venenosas, corrosivas o a muy alta temperatura localizados en un centro de trabajo deben estar convenientemente protegidos con un vallado de 900mm de altura (medidos desde la parte superior de la plataforma, del depósito o borde del pozo o abertura). En el caso en que este vallado pueda instalarse, se deberá implantar un sistema de protección aprobado por el Comisario de Trabajo competente.

Todas las puertas que proporcionan una evacuación del centro de trabajo deben mantenerse desbloqueadas o con sistemas de cierre de forma que puedan ser fácilmente abiertas desde el interior del centro de trabajo. Además, cada salida del centro de trabajo debe estar señalizado con un cartel luminoso de “salida” en inglés (“EXIT”) y chino “出口”. Las vías de evacuación deben mantenerse en condiciones seguras y sin obstáculos que generen una obstrucción.

El centro de trabajo y todas sus instalaciones deben conservarse limpias de suciedad, residuos o escombros. Los residuos y escombros deben depositarse en contenedores adecuados.

El centro de trabajo debe contar con un sistema de ventilación que proporcione aire fresco y libre de impurezas. En caso de que la generación de impurezas sea inevitable, la empresa debe tomar las medidas necesarias para evitar la acumulación de partículas y evitar la exposición de los trabajadores, mediante sistemas de extracción o confinamiento de la fuente de impurezas.

El centro de trabajo debe estar bien iluminado con luz natural o artificial.

En el caso de actividades en las que las superficies de trabajo se encuentren o puedan encontrarse mojadas, se deben instalar y mantener sistemas de drenaje de los líquidos.

Las instalaciones y servicios de higiene y bienestar con las que deben contar los centros de trabajo son:

● letrinas y lavabos en número suficiente, separados para hombres y mujeres;

● suministro de agua potable para el consumo de los trabajadores;

● una instalación para primeros auxilios por cada 100 trabajadores o fracción, que debe ser señalizada con un cartel en inglés “FIRST AID” y chino “急救”. Los medios de primeros auxilios deben mantenerse en unas condiciones no inferiores a las especificaciones del Código Farmacéutico Británico o, en su defecto, como establezca el Comisario de Trabajo competente.

Trabajadores autónomos

La normativa laboral y de seguridad y salud de Hong Kong establece las condiciones de trabajo, seguridad y salud para la protección de los trabajadores.

Los criterios para distinguir un trabajador autónomo trabajando para una empresa de un trabajador por cuenta ajena, son parecidos a los existentes en España:

● control sobre los procesos de trabajo, horario y métodos de trabajo;

● suministro y propiedad de los equipos de trabajo, herramientas y materiales;

● desempeño de la propia actividad bajo su responsabilidad, con responsabilidad sobre las inversiones y gestión;

● integración en la organización de una empresa;

● libertad para contratar colaboradores para el desempeño del trabajo;

● control sobre los riesgos financieros de la actividad;

● responsabilidad civil y frente a impuestos propia;

En general, otros factores que en cada caso se puedan valorar.

Así, tanto la Ordenanza de Empleo nº 57 (Employment Ordinance) como la la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance) se aplican a las empresas contratadas y también a los trabajadores autónomos por su naturaleza de empresarios, no de trabajadores por cuenta ajena.

Por lo tanto, un trabajador autónomo tiene, como empresario, las mismas obligaciones laborales y de seguridad y salud de cualquier empresario.

Trabajadores especialmente sensibles y/o minusválidos

Además de las condiciones particulares de trabajo establecidas para mujeres embarazadas y otras condiciones que debe reunir el trabajo de mujeres y trabajadores jóvenes que establece de modo general la Ordenanza de Empleo nº 57 (Employment Ordinance), en Hong Kong hay una Ordenanza sobre la Discriminación de Minusválidos nº 487 (Disability Discrimination Ordinance) que establece unas garantías mínimas para todas las personas en Hong Kong que sufren alguna discapacidad con respecto a su empleo, educación, asociación a sindicatos, accesos a centros educativos, protección contra la discriminación, igualdad de oportunidades, y otros derechos sociales.

Hong Kong ratificó la Convención para los Derechos de Personas Discapacitadas de las Naciones Unidas en 1995. El artículo 27 de esta Convención reconoce el derecho al trabajo de las personas con discapacidad, en iguales condiciones que el resto de trabajadores; esto incluye la oportunidad a ganarse la vida a partir de un trabajo libremente aceptado en las condiciones laborales y de trabajo abierto, inclusivo y accesible.

Esta convención prohíbe toda forma de discriminación en el empleo, promueve el acceso a formación profesional, las oportunidades de autoempleo y exige el establecimiento de una disposición adecuada del puesto de trabajo.

En la práctica, la integración en el mercado laboral de personas con discapacidades es muy bajo en Hong Kong. Por eso, más allá de los avances legislativos que se vayan haciendo en este aspecto, las empresas son llamadas tanto por el gobierno como por agentes influyentes, a establecer unas condiciones de trabajo adecuadas y justas para las personas con discapacidad, en aplicación de su desempeño socialmente responsable de sus actividades.

Trabajadoras embarazadas

El empleo de mujeres en estado de embarazo viene legislado en la Ordenanza de Empleo nº 57 (Employment Ordinance).

Cuando el trabajo implique la manipulación de cargas, la exposición a gases o situaciones de riesgo para una trabajadora embarazada, el empresario deberá asignarle un puesto de trabajo adecuado en un plazo máximo de 14 días una vez es conocedor de la situación. Todo esto irá certificado por los exámenes médicos pertinentes que justifiquen la compatibilidad del trabajo con el avance del embarazo.

Para acceder a las prestaciones por maternidad, los trabajadores deberán pasar exámenes médicos que, en función del aspecto a examinar, pueden ser realizados por un médico del trabajo, un médico registrado por los servicios chinos o por una matrona:

Certificación El certificado puede ser emitido por…

Embarazo y fecha prevista de parto Médico registrado del trabajo, médico del trabajo (China) o matrona registrada

Ingreso en hospital Médico registrado del trabajo o matrona registrada

Período adicional de no más de 4 semanas de ausencia por enfermedad o incapacidad por embarazo o ingreso en hospital Médico registrado del trabajo o médico del trabajo (China)

Ausencia del trabajo para acudir a un reconocimiento en relación con el embarazo, parto o tratamiento posterior al parto Médico registrado del trabajo o médico del trabajo (China)

Incompatibilidad del embarazo con trabajos de manipulación de cargas, peligrosos, dañinos Médico registrado del trabajo o médico del trabajo (China).

Trabajadores temporales

La Ordenanza de Empleo nº 57 (Employment Ordinance,) no diferencia entre trabajadores a tiempo completo, permanentes, sustitutos, a tiempo parcial o temporales. Simplemente, cuando un trabajador ha sido empleado de forma continua por el mismo empresario durante 18 horas cada semana en las cuatro últimas semanas o más, se convierte en un trabajador bajo un contrato de trabajo continuo.

Una vez alcanzada esta situación, si no hay ningún acuerdo distinto, cada contrato de trabajo continuo se considera renovado mes a mes.

Antes de empezar el trabajo, un empresario debe informar claramente a cada trabajador sobre las condiciones de empleo bajo las cuales va trabajar:

● salario (incluyendo el rango salarial, precio de la hora extra y otros complementos, ya sean calculados por pieza, trabajo, hora, día, semana, etcétera);

● regularidad del pago del salario;

● período requerido para el aviso previo a la finalización del contrato;

● pagas a final de año;

La antigüedad en la empresa marca los días de vacaciones anuales a los que tiene derecho cada trabajador. Así, el derecho a vacaciones pagadas de cada trabajador se incrementa progresivamente de 7 a 14 días de acuerdo con esta antigüedad:

● 1 año de servicio —> 7 días de vacaciones;

● 2 años de servicio —> 7 días de vacaciones;

● 3 años de servicio —> 8 días de vacaciones;

● 4 años de servicio —> 9 días de vacaciones;

● 5 años de servicio —> 10 días de vacaciones;

● 6 años de servicio —> 11 días de vacaciones;

● 7 años de servicio —> 12 días de vacaciones;

● 8 años de servicio —> 13 días de vacaciones;

● 9 o más años de servicio —> 14 días de vacaciones;

La antigüedad en la empresa marca también otros aspectos, como la indemnización y períodos de notificación previa a la terminación del contrato.

Trabajo de menores

En Hong Kong, el empleo de trabajadores menores está regulado de forma general para cualquier actividad, por el Reglamento de Empleo de Niños nº 57 (Employment of Children Regulations), norma publicada bajo la Ordenanza de Empleo (Employment Ordinance).

Se entiende por “niño/a” cualquier persona por debajo de los 15 años, y sus condiciones básicas de empleo como trabajadores son:

● el empleo de niños por debajo de 15 años en cualquier actividad industrial está prohibido;

● los niños de 13 y 14 años pueden ser empleados en empresas no industriales, con la condición de que asistan a la escuela de forma habitual y a otras condiciones de protección de la seguridad y salud;

● los niños menores de 13 años no pueden trabajar. Sin embargo, en el caso de actividades artísticas o para su formación, el Comisario de Trabajo podría otorgar permisos especiales para el empleo de niños en espectáculos públicos, con las condiciones que establezca el comisario.

En el caso de empresas industriales, el Reglamento de Empleo de Niños en Industria (Employment of Children [Industry] Regulations), norma publicada bajo la Ordenanza de Empleo nº 57 (Employment Ordinance) regula las horas y las condiciones de trabajo de trabajadores jóvenes en empresas industriales.

“Joven” significa en este caso, una persona de entre 15 y 18 años, y sus condiciones básicas de empleo como trabajadores son:

● la empresa debe colocar en lugar visible en el centro de trabajo el horario de trabajo diario y semanal de los trabajadores jóvenes, aprobado por el Departamento de Trabajo;

● el cambio del horario diario y semanal de los trabajadores jóvenes sólo está permitido si se ha notificado al Departamento de Trabajo con al menos 48 horas de antelación al cambio propuesto;

● no está permitida la realización de horas extra, trabajos nocturnos y trabajo en días festivos o de descanso;

● está prohibido el empleo de trabajadores jóvenes en cualquier actividad peligrosa, trabajos bajo tierra en minas y canteras, en industrias que impliquen trabajos en túneles o la manipulación de cargas pesadas para la edad y condiciones físicas del trabajador.

Jornada máxima y días de trabajo de trabajadores jóvenes

Jornada máxima de trabajo 8 horas, únicamente entre las 7 y 19 horas

Horas de trabajo semanales 48 horas

Días de trabajo semanales 6 días

Períodos máximos de trabajo continuo 5 horas seguidas de un intervalo no inferior de media hora para descanso o comida.

Notificación/investigación de AT y EEPP

Las obligaciones generales en cuanto a la notificación de accidentes están establecidas en la sección 13 de la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance).

Todo accidente ocurrido en un centro de trabajo que cause la muerte, daños serios a un empleado:

● debe ser notificado por un responsable de la empresa a un funcionario de seguridad del Departamento de Trabajo, en las 24 horas siguientes al suceso;

● un responsable de la empresa, deberá remitir un informe de accidente a un funcionario de seguridad del Departamento de Trabajo, dentro de los 7 días siguientes al evento.

Se entiende por “daños serios” aquellos que conllevan el ingreso del trabajador en un hospital o clínica para un tratamiento u observación.

Si un accidente causó únicamente una incapacidad al trabajador para trabajar durante 3 días o más, un responsable de la empresa deberá remitir un informe de accidente a un funcionario de seguridad del Departamento de Trabajo, dentro de los 7 días siguientes al evento.

En ambos casos, un informe de accidente debe contener al menos la siguiente información:

● nombre y dirección del empresario del centro de trabajo afectado;

● en el caso de que el accidentado sea un empleado de otra empresa, el nombre y dirección del empresario contratado por el trabajador accidentado;

● nombre, dirección, género, número de identificación, edad y puesto de trabajo del accidentado;

● detalles de las actividades desarrolladas en el centro de trabajo;

● circunstancias del accidente, incluyendo información sobre las consecuencias del accidente en el trabajador que se puedan reportar y la actividad desempeñada por el empleado en el momento del accidente.

Además, desde el punto de vista de la gestión de SST en la empresa, la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance) establece en su capítulo 59AF la obligación de las empresas de desarrollar, implementar y mantener un procedimiento para la investigación de accidentes o incidentes, para encontrar la causa de los eventos y desarrollar acciones inmediatas para evitar que se repitan.

La investigación de accidentes o incidentes debe considerarse como parte de un sistema de control reactivo que se pone en marcha inmediatamente al suceso, e incluye la identificación y reporte de:

● daños y casos de afecciones a la salud;

● otras pérdidas, tales como daños a las propiedades de la empresa;

● incidentes, incluyendo aquellos que pueden causar daños, afectar a la salud o implicar pérdidas para la empresa;

● peligros;

● debilidades u omisiones en el cumplimiento de normas.

Las investigaciones deben ser lideradas por una persona con la responsabilidad y conocimiento suficiente para establecer recomendaciones solventes. Normalmente, esta persona será un directivo o un especialista de seguridad designado por la empresa.

Infracciones y sanciones

Las infracciones y sanciones por incumplimientos en materia de seguridad y salud se van estableciendo según se va tratando cada aspecto a lo largo de la normativa de seguridad y salud en el trabajo (SST) de Hong Kong.

El régimen de control del cumplimiento de las ordenanzas de seguridad y salud está establecido fundamentalmente en la sección 9 de la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance), según la cual, un Comisario de Trabajo competente puede dirigirse a las empresas de tres formas:

● remitiendo un informe de mejoras (improvement notice) si, en opinión del Comisario competente, el empresario ha incumplido la Ordenanza de SST o la de Industria;

● remitiendo un informe de suspensión de la actividad si, en opinión del Comisario competente, la empresa desarrolla actividades o existen condiciones de uso de equipos o sustancias que generan un riesgo grave e inminente;

Un empresario que incumple injustificadamente con un requisito de estas ordenanzas o con un informe de mejoras, puede ser sancionado con multas de hasta 200.000 dólares de Hong Kong (23.300 €, aproximadamente) y penas de prisión de hasta 12 meses.

En el caso de incumplimiento injustificado de un informe de suspensión de actividad, el empresario puede ser sancionado con multas de hasta 500.000 dólares de Hong Kong (58.000 € aproximadamente) y penas de prisión de hasta 12 meses. Además, las multas se pueden ir incrementando en 50.000 dólares de Hong Kong (5.800 € aproximadamente) por cada día que la empresa continúe con su incumplimiento.

Coordinación de actividades empresariales

No se han encontrado referencias jurídicas en cuanto al deber de coordinación de actividades empresariales por parte de aquellas empresas cuya actividad concurra en un mismo centro de trabajo.

Medidas de emergencia (primeros auxilios, lucha contra incendios, evacuación, riesgo grave o inminente)

En Hong Kong, una de las obligaciones básicas de las empresas, establecidas en la sección 6 de la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance), es la de proporcionar y mantener unos medios de acceso y evacuación seguros del centro de trabajo.

Desde el punto de vista de la gestión, la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance) establece en su capítulo 59AF la obligación de determinadas empresas de desarrollar, implementar y mantener un sistema de gestión de la seguridad que incluirá unos sistemas y medios de preparación ante emergencias para desarrollar, comunicar y ejecutar los planes que describen las acciones de respuesta ante emergencias.

También dentro de la Ordenanza de Industria, el capítulo 59V establece las condiciones que deben cumplir determinadas instalaciones y medios de la empresa para la prevención y lucha contra incendios. En concreto, se establecen las condiciones que deben cumplir:

● las puertas de salida del centro de trabajo;

● vías de evacuación:;

● las instalaciones y medios de extinción de incendios;

● las áreas de trabajo en las que está prohibido fumar;

● el almacenamiento de sustancias inflamables;

● las fuentes de ignición localizadas en la empresa;

● sistemas de escape de vapores;

● los lugares de la empresa en que se trabaja con llamas vivas.

Los medios de primeros auxilios en las empresas están establecidos en el capítulo 59D de la Ordenanza de Industria. Todos los centros de trabajo contarán con una caja o armario de primeros auxilios por cada 100 trabajadores o fracción.

La empresa debe designar a los trabajadores que se harán cargo de los armarios o cajas de primeros auxilios, y los organizará de forma que estos responsables estén permanentemente disponibles en caso de ser necesario el uso de primeros auxilios. Además, la empresa debe contar con al menos un miembro de cada equipo de trabajo con formación específica en primeros auxilios por cada 100 trabajadores o fracción de empleados en cada centro de trabajo.

Respecto a los riesgos graves, tanto la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance) como la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance,) identifican una serie de situaciones calificadas como peligrosas, que requieren de un tratamiento especial por parte de las empresas. Estas situaciones calificadas como peligrosas son, nominalmente:

● la desintegración de depósitos, ruedas, piedras radiales o fresadoras rotatorias operadas mecánicamente;

● el colapso o fallo de un elementos de elevación (excepto la rotura de una cadena o eslinga);

● la explosión o incendio que cause daños a la estructura de un centro de trabajo, a una planta o sustancia en el centro de trabajo e impida el desarrollo normal del trabajo;

● cortocircuitos eléctricos o fallos de una instalación eléctrica asociados con una explosión o incendio o causa daños estructurales a las instalaciones, impidiendo el normal trabajo en el centro de trabajo;

● una explosión de una conducción o depósito utilizado para el almacenamiento a presión de gases, líquidos o sólidos;

● el colapso total o parcial de una sobrecarga, pared, cima o terraplén en una cantera;

● el vuelco o la colisión causada por un bulldozer, dumper, excavadora, traílla, camión, pala cargadora o cualquier máquina de movimiento de cargas utilizada en una cantera;

Vigilancia de la salud

En Hong Kong no existe una obligación general de realizar la vigilancia de la salud a todos los trabajadores y la realización de exámenes médicos a los trabajadores se establece en función de las actividades y los equipos y sustancias utilizados.

Por ejemplo, la empresa deberá realizar exámenes de salud a los trabajadores en las siguientes situaciones:

● Trabajadores expuestos a radiaciones ionizantes. Las revisiones médicas de trabajadores expuestos a radiaciones irónicas las realiza el Panel Médico del Consejo de Radiación (Radiation Board) de Hong Kong;

● Trabajadores expuestos a amianto, deberán pasar un examen médico en los cuatro meses inmediatamente anteriores al comienzo del trabajo. Este examen incluirá radiografías de pecho y se repetirá a intervalos máximos de doce meses;

● Trabajadores expuestos a sustancias cancerígenas;

● Trabajadores empleados en túneles, minas, canteras;

● Trabajadores empleados en una actividad peligrosa, según la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance). En este sentido, el concepto de actividad peligrosa es tan amplio como indefinido, y extiende los criterios de realización de exámenes de la salud, recomendándose la realización de exámenes médicos en caso de exposición a sílice, arsénico, cadmio, manganeso, plomo, betún, asfalto, alquitrán, polvo de algodón, benceno, ruido ambiental, trabajos con láseres, etcétera.

Además, la Ordenanza de Empleo nº 57 (Employment Ordinance) establece que en caso de un accidente laboral, el trabajador o trabajadores afectados deberán pasar un reconocimiento médico dentro de los siete días siguientes a la notificación. Esta es una obligación mutua del empresario (de ofrecer y pagar el examen) y del trabajador (de someterse al examen médico)

En Hong Kong no existe una obligación general de realizar la vigilancia de la salud a todos los trabajadores y la realización de exámenes médicos a los trabajadores se establece en función de las actividades y los equipos y sustancias utilizados.

Por ejemplo, la empresa deberá realizar exámenes de salud a los trabajadores en las siguientes situaciones:

● Trabajadores expuestos a radiaciones ionizantes. Las revisiones médicas de trabajadores expuestos a radiaciones irónicas las realiza el Panel Médico del Consejo de Radiación (Radiation Board) de Hong Kong;

● Trabajadores expuestos a amianto, deberán pasar un examen médico en los cuatro meses inmediatamente anteriores al comienzo del trabajo. Este examen incluirá radiografías de pecho y se repetirá a intervalos máximos de doce meses;

● Trabajadores expuestos a sustancias cancerígenas;

● Trabajadores empleados en túneles, minas, canteras;

● Trabajadores empleados en una actividad peligrosa, según la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance). En este sentido, el concepto de actividad peligrosa es tan amplio como indefinido, y extiende los criterios de realización de exámenes de la salud, recomendándose la realización de exámenes médicos en caso de exposición a sílice, arsénico, cadmio, manganeso, plomo, betún, asfalto, alquitrán, polvo de algodón, benceno, ruido ambiental, trabajos con láseres, etcétera.

Además, la Ordenanza de Empleo nº 57 (Employment Ordinance) establece que en caso de un accidente laboral, el trabajador o trabajadores afectados deberán pasar un reconocimiento médico dentro de los siete días siguientes a la notificación. Esta es una obligación mutua del empresario (de ofrecer y pagar el examen) y del trabajador (de someterse al examen médico)

Consulta y participación

Los trabajadores en Hong Kong tienen el derecho de formar parte de un sindicato registrado y de participar en sus actividades.

El capítulo 11 de la Ordenanza de Empleo nº 57 (Employment Ordinance) establece expresamente los siguientes derechos de los trabajadores:

● formar parte como miembro o ser un cargo de un sindicato;

● en el caso de cargos de un sindicato, participar en las actividades del sindicato, con la dedicación que la actividad requiera. En relación con la dedicación requerida, esta puede incluir tiempo de dedicación fuera del horario laboral o dentro de la jornada, para lo cual el trabajador debe llegar a acuerdos con el empresario.

En paralelo, el empresario no puede impedir, disuadir, discriminar, despedir, penalizar o llegar a acuerdos con los trabajadores que condicionen el ejercicio de sus derechos de representación.

Aparte de este planteamiento general, la consulta y participación de los trabajadores en las empresas es un aspecto con amplio margen de desarrollo en Hong Kong. Aunque en determinadas ordenanzas y códigos se establece la obligación de consulta en determinados aspectos, no existen unos criterios generales para formar estos órganos de representación.

Solamente en la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance) se establece que deberán establecer un comité de seguridad las siguientes empresas:

● Empresas contratistas de obras de construcción que tengan 100 o más trabajadores en un mismo centro de trabajo o que el valor de las obras contratadas sea de 100 millones de dólares o más, propietarios de un astillero con 100 o más empleados en un mismo astillero, propietarios de una empresa con 100 o más trabajadores en un sólo centro de trabajo;

● Empresas contratistas de obras de construcción que tengan 100 o más trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo, propietarios de un astillero con 100 o más empleados en una misma jornada de trabajo en dos o más astilleros, propietarios de una empresa con 100 o más trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo y empresas de 100 o más trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo en los que se desarrollen la generación, y transformación de electricidad, generación de gas ciudad o gas líquido o manipulación de contenedores.

Este comité de seguridad:

● estará compuesto, en al menos la mitad de sus miembros, por representantes de los trabajadores;

● deberá contar con estatutos por escrito que establezcan sus normas de funcionamiento y composición y procedimientos de reunión;

● debe reunirse al menos una vez cada tres meses;

● emitirá actas de cada reunión con los asuntos tratados, que se conservarán durante al menos cinco años desde la fecha de cada reunión. Estas actas de reunión estarán a disposición de los especialistas de seguridad;

● únicamente podrá tratar temas de seguridad y salud referidos a la empresa o centro de trabajo en el que estén implantados.

Información

En cuanto al deber de información, las disposiciones legales de referencia son las mismas que para la formación en PRL.

Se deben transmitir aspectos tales como los riesgos derivados de las tareas a desarrollar, los derivados de la actividad de la empresa, medidas de prevención y protección implementadas para la eliminación o reducción de los riesgos presentes, medidas de seguridad y normas para la protección de otros trabajadores, uso correcto de los equipos de protección individual y los procedimientos de actuación establecidos ante situaciones de emergencia, incluyendo primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación.

El deber de información abarca desde los propios empleados de la empresa, y otros trabajadores de empresas que prestan un servicio, a cualquier persona que visita el centro de trabajo con diversas finalidades.

Formación

Entre las obligaciones generales en materia de seguridad y salud en el trabajo incluidas en la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance) se establece la de asegurar la formación y adiestramiento de todos los trabajadores para el desempeño seguro de su trabajo.

A partir de esta obligación general aplicable a todas las empresas, a lo largo de la normativa concreta, se establecen requisitos adicionales de formación y entrenamiento en función de la naturaleza de la actividad, de los materiales y equipos utilizados, etcétera.

Así, por ejemplo, la propia Ordenanza de Seguridad y Salud establece que los trabajadores deberán ser específicamente formados para el desempeño seguro de operaciones de manipulación manual de cargas o en el uso de equipos de trabajo con pantallas de visualización de datos.

La Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance) establece, a lo largo de diversas secciones, obligaciones concretas de formación y capacitación para trabajos específicos, por ejemplo:

● en trabajos de la construcción en general y, dentro de estos, formación para el montaje de andamios, manipulación de máquinas y equipos mecánicos, incluyendo montacargas;

● trabajos de manipulación de contenedores;

● utilización de herramientas de fijación (tipo pistolas neumáticas);

● trabajos en recintos confinados;

● trabajos de evaluación de riesgos en espacios confinados;

● operación de grúas;

● operación de carretillas elevadoras;

● operación de maquinaria de movimiento de tierras (bulldozer, palas cargadoras, excavadoras, camiones, dumpers, computadores, traíllas.

● trabajos en plataformas suspendidas;

● trabajos de soldadura y corte con gas;

En el caso de la formación de la construcción, está establecido un sistema de reconocimiento similar a la TPC (Tarjeta Profesional de la Construcción) y que en Hong Kong se denomina “tarjeta verde” (“green card”), de modo que sólo los trabajadores que tienen las correspondientes certificaciones pueden realizar los trabajos autorizados por cada certificado.

Estos certificados, o “tarjetas verdes”, son válidos para períodos entre uno y tres años. La fecha de validez está marcada en cada tarjeta y deben ser renovadas antes del vencimiento de su validez.

Auditorías

La Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance,) establece en su capítulo 59AF parte IV la obligación de ciertas empresas de alto riesgo, según su número de trabajadores y el volumen de su actividad, de realizar auditorías periódicas para asegurar que su sistema de gestión de la seguridad se encuentra efectiva y eficientemente implementado. En concreto, las empresas que tendrán que realizar estas auditorías son:

● Empresas contratistas de obras de construcción que tengan 100 o más trabajadores en un mismo centro de trabajo o que el valor de las obras contratadas sea de 100 millones de dólares o más, propietarios de un astillero con 100 o más empleados en un mismo astillero, propietarios de una empresa con 100 o más trabajadores en un sólo centro de trabajo;

● Empresas contratistas de obras de construcción que tengan 100 o más trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo, propietarios de un astillero con 100 o más empleados en una misma jornada de trabajo en dos o más astilleros, propietarios de una empresa con 100 o más trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo y empresas de 100 o más trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo en los que se desarrollen la generación, y transformación de electricidad, generación de gas ciudad o gas líquido o manipulación de contenedores.

Para realizar estas auditorías, las empresas pueden recurrir a auditores registrados, que deben cumplir con los siguientes requisitos:

● estar registrado como especialista en seguridad de acuerdo con el sistema de formación y certificación oficial de especialistas y supervisores en materia de seguridad y salud;

● reunir no menos de tres años de experiencia, dentro de los cinco años inmediatamente anteriores a la solicitud de registro, con dedicación exclusiva en puestos de responsabilidad a nivel de gestión con funciones de seguridad y salud laboral;

● ocupar, en el momento de la solicitud de registro como auditor, un puesto de responsabilidad a nivel de gestión con funciones de seguridad y salud laboral;

● completar satisfactoriamente un programa de formación recibido en uno de los centros oficialmente reconocidos.

Además de estas auditorías, la ordenanza (capítulo 59AF parte V) establece un sistema de revisiones periódicas del desempeño general de seguridad y salud que deberán realizar las siguientes empresas:

● Empresas contratistas de obras de construcción que tengan entre 50 y 99 trabajadores en un mismo centro de trabajo, propietarios de un astillero entre 50 y 99 empleados en un mismo astillero, propietarios de una empresa entre 50 y 99 trabajadores en un sólo centro de trabajo;

● Empresas contratistas de obras de construcción entre 50 y 99 trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo, propietarios de un astillero entre 50 y 99 empleados en una misma jornada de trabajo en dos o más astilleros, propietarios de una empresa entre 50 y 99 trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo y empresas entre 50 y 100 trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo en las que se desarrollen la generación, y transformación de electricidad, generación de gas ciudad o gas líquido o manipulación de contenedores.

Estas revisiones pueden ser realizadas por un empleado de la empresa debidamente formado.

Organización de la actividad preventiva

En Hong Kong, existe un sistema de formación y certificación oficial de especialistas y supervisores en materia de seguridad y salud. Se trata de profesionales al servicio de las empresas para el desempeño de sus obligaciones de seguridad y salud.

La Ordenanza de Industria (Factories and Industrial Undertakings Ordinance, nº 59) establece en su capítulo 59Z las regulaciones respecto de los especialistas y supervisores de seguridad y salud con los que deben contar las empresas.

Así, las empresas deberán contar con un especialista en seguridad y salud a tiempo completo, en las siguientes condiciones:

● Propietarios de empresas contratistas principales en una obra de construcción, deberán contar con un especialista de seguridad y salud cuando el número de trabajadores empleados en el centro de trabajo sea de 100 o más;

● Propietarios de empresas contratistas principales en más de una obra de construcción, deberán contar con un especialista de seguridad y salud si el número total de empleados en todas las obras es de 100 o más, sin tener en cuenta los trabajadores de empresas subcontratistas;

● Propietarios de empresas subcontratistas en una obra de construcción, deberán contar con un especialista de seguridad y salud cuando el número de trabajadores empleados por la empresa en el centro de trabajo sea de 100 o más;

● Propietarios de empresas subcontratistas en más de una obra de construcción, deberán contar con un especialista de seguridad y salud si el número total de empleados por la empresa en todas las obras es de 100 o más;

● Propietarios de un astillero, deberán contar con un especialista de seguridad y salud cuando el número de trabajadores empleados en la empresa sea de 100 o más;

● Propietarios de más de un astillero, deberán contar con un especialista de seguridad y salud si el número total de empleados por la empresa en todas los astilleros es de 100 o más;

● Propietarios de un centro de trabajo de manipulación de contenedores, deberán contar con un especialista de seguridad y salud cuando el número de trabajadores empleados en la empresa sea de 100 o más;

● Propietarios de más de un centro de trabajo de manipulación de contenedores, deberán contar con un especialista de seguridad y salud cuando el número de trabajadores empleados en la empresa sea de 100 o más.

Las empresas deberán contar con un supervisor en seguridad y salud a tiempo completo, en las siguientes condiciones:

● Propietarios de empresas contratistas principales en una obra de construcción, deberán contar con un supervisor de seguridad y salud cuando el número de trabajadores empleados en el centro de trabajo sea de 20 o más, sin tener en cuenta los trabajadores de empresas subcontratistas;

● Propietarios de empresas contratistas principales en más de una obra de construcción, deberán contar con un supervisor de seguridad y salud si el número total de empleados en todas las obras es de 20 o más, sin tener en cuenta los trabajadores de empresas subcontratistas;

● Propietarios de empresas subcontratistas en una obra de construcción, deberán contar con un supervisor de seguridad y salud cuando el número de trabajadores empleados por la empresa en el centro de trabajo sea de 20 o más;

● Propietarios de empresas subcontratistas en más de una obra de construcción, deberán contar con un supervisor de seguridad y salud en cada obra en que el número total de empleados de la empresa es de 20 o más;

● Propietarios de un astillero, deberán contar con un supervisor de seguridad y salud cuando el número de trabajadores empleados en la empresa sea de 20 o más;

● propietarios de más de un astillero, deberán contar con un supervisor de seguridad y salud en cada astillero en que el número de empleados de la empresa sea 20 o más;

● Propietarios de un centro de trabajo de manipulación de contenedores, deberán contar con un supervisor de seguridad y salud cuando el número de trabajadores empleados en la empresa sea de 20 o más;

● Propietarios de más de un centro de trabajo de manipulación de contenedores, deberán contar con un supervisor de seguridad y salud en cada centro de trabajo en que el número de trabajadores empleados en la empresa sea de 20 o más.

Las funciones de los especialistas de seguridad son, en general, las de asistir al empresario en la promoción de la seguridad y salud de los empleados y esto incluye un número de funciones incluso a nivel de alta gestión, como lo puede ser un técnico de PRL de nivel superior en España.

Los supervisores tienen la función general de asistir al especialista de seguridad y sus funciones concretas son más de vigilancia y control, sin funciones de gestión.

Planificación de la actividad preventiva

La Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance) establece en su capítulo 59AF la obligación de las empresas de desarrollar, implementar y mantener un sistema de gestión de la seguridad que reunirá determinados elementos en función de las características de la empresa. Así:

● Empresas contratistas de obras de construcción que tengan 100 o más trabajadores en un mismo centro de trabajo o que el valor de las obras contratadas sea de 100 millones de dólares o más, propietarios de un astillero con 100 o más empleados en un mismo astillero, propietarios de una empresa con 100 o más trabajadores en un sólo centro de trabajo, deben desarrollar, implementar y mantener un sistema de gestión que contenga estos elementos:

○ una política que establezca el compromiso del empresario con la seguridad y salud en el trabajo;

○ una estructura que asegure la implementación del compromiso de seguridad y salud en el trabajo (SST) adquirido;

○ entrenamiento de los trabajadores para desempeñar el trabajo en condiciones de seguridad y salud;

○ normas de seguridad en cada centro de trabajo que proporcionen instrucciones para conseguir los objetivos de la gestión de la seguridad;

○ un programa de inspecciones periódicas para identificar y corregir las condiciones peligrosas;

○ un programa para identificar exposiciones peligrosas y los riesgos de tales exposiciones y proporcionar a los trabajadores los equipos de protección individual como última medida cuando los métodos de control de ingeniería no han sido suficientes;

○ investigación de accidentes o incidentes para encontrar la causa de los mismos y desarrollar acciones inmediatas para evitar que se repitan;

○ preparación ante emergencias para desarrollar, comunicar y ejecutar los planes que describen las acciones de respuesta ante emergencias;

○ evaluación, selección y control de subcontratistas para asegurar que las subcontratas son plenamente conocedoras y cumplen sus obligaciones de seguridad;

○ comités de seguridad;

○ evaluación de los riesgos y desarrollar procedimientos de seguridad;

○ promoción, desarrollo y mantenimiento de la concienciación con la seguridad y salud en el centro de trabajo;

○ un programa de control de accidentes y eliminación de riesgos previamente a la exposición de los trabajadores a condiciones ambientales adversas;

○ un programa para proteger a los trabajadores de riesgos laborales para la salud.

● Empresas contratistas de obras de construcción que tengan entre 50 y 99 trabajadores en un mismo centro de trabajo, propietarios de un astillero entre 50 y 99 empleados en un mismo astillero, propietarios de una empresa entre 50 y 99 trabajadores en un sólo centro de trabajo, deben desarrollar, implementar y mantener un sistema de gestión que contenga estos elementos:

○ una política que establezca el compromiso del empresario con la seguridad y salud en el trabajo;

○ una estructura que asegure la implementación del compromiso de SST adquirido;

○ entrenamiento de los trabajadores para desempeñar el trabajo en condiciones de seguridad y salud;

○ normas de seguridad en cada centro de trabajo que proporcionen instrucciones para conseguir los objetivos de la gestión de la seguridad;

○ un programa de inspecciones periódicas para identificar y corregir las condiciones peligrosas;

○ un programa para identificar exposiciones peligrosas y los riesgos de tales exposiciones y proporcionar a los trabajadores los equipos de protección individual como última medida cuando los métodos de control de ingeniería no han sido suficientes;

○ investigación de accidentes o incidentes para encontrar la causa de los mismos y desarrollar acciones inmediatas para evitar que se repitan;

○ preparación ante emergencias para desarrollar, comunicar y ejecutar los planes que describen las acciones de respuesta ante emergencias.

● Empresas contratistas de obras de construcción que tengan 100 o más trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo, propietarios de un astillero con 100 o más empleados en una misma jornada de trabajo en dos o más astilleros, propietarios de una empresa con 100 o más trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo y empresas de 100 o más trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo en los que se desarrollen la generación, y transformación de electricidad, generación de gas ciudad o gas líquido o manipulación de contenedores, deben desarrollar, implementar y mantener un único sistema de gestión que contenga estos elementos:

○ una política que establezca el compromiso del empresario con la seguridad y salud en el trabajo;

○ una estructura que asegure la implementación del compromiso de SST adquirido;

○ entrenamiento de los trabajadores para desempeñar el trabajo en condiciones de seguridad y salud;

○ normas de seguridad en cada centro de trabajo que proporcionen instrucciones para conseguir los objetivos de la gestión de la seguridad;

○ un programa de inspecciones periódicas para identificar y corregir las condiciones peligrosas;

○ un programa para identificar exposiciones peligrosas y los riesgos de tales exposiciones y proporcionar a los trabajadores los equipos de protección individual como última medida cuando los métodos de control de ingeniería no han sido suficientes;

○ investigación de accidentes o incidentes para encontrar la causa de los mismos y desarrollar acciones inmediatas para evitar que se repitan;

○ preparación ante emergencias para desarrollar, comunicar y ejecutar los planes que describen las acciones de respuesta ante emergencias;

○ evaluación, selección y control de subcontratistas para asegurar que las subcontratas son plenamente conocedoras y cumplen sus obligaciones de seguridad;

○ comités de seguridad;

○ evaluación de los riesgos y desarrollar procedimientos de seguridad;

○ promoción, desarrollo y mantenimiento de la concienciación con la seguridad y salud en el centro de trabajo;

○ un programa de control de accidentes y eliminación de riesgos previamente a la exposición de los trabajadores a condiciones ambientales adversas;

○ un programa para proteger a los trabajadores de riesgos laborales para la salud.

● Empresas contratistas de obras de construcción entre 50 y 99 trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo, propietarios de un astillero entre 50 y 99 empleados en una misma jornada de trabajo en dos o más astilleros, propietarios de una empresa entre 50 y 99 trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo y empresas entre 50 y 100 trabajadores en una misma jornada de trabajo en dos o más centros de trabajo en las que se desarrollen la generación, y transformación de electricidad, generación de gas ciudad o gas líquido o manipulación de contenedores, deben desarrollar, implementar y mantener un único sistema de gestión que contenga estos elementos:

○ una política que establezca el compromiso del empresario con la seguridad y salud en el trabajo;

○ una estructura que asegure la implementación del compromiso de SST adquirido;

○ entrenamiento de los trabajadores para desempeñar el trabajo en condiciones de seguridad y salud;

○ normas de seguridad en cada centro de trabajo que proporcionen instrucciones para conseguir los objetivos de la gestión de la seguridad;

○ un programa de inspecciones periódicas para identificar y corregir las condiciones peligrosas;

○ un programa para identificar exposiciones peligrosas y los riesgos de tales exposiciones y proporcionar a los trabajadores los equipos de protección individual como última medida cuando los métodos de control de ingeniería no han sido suficientes;

○ investigación de accidentes o incidentes para encontrar la causa de los mismos y desarrollar acciones inmediatas para evitar que se repitan;

○ preparación ante emergencias para desarrollar, comunicar y ejecutar los planes que describen las acciones de respuesta ante emergencias.

Evaluación de riesgos

La obligación de realizar evaluación de riesgos de riesgos está establecida de la Ordenanza de Seguridad y Salud nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance,) y la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance,) a lo largo de las secciones referidas a determinadas condiciones de trabajo y naturaleza de las actividades.

Por ejemplo, la Ordenanza de Seguridad y Salud establece que, antes de la realización de operaciones de manipulación manual de cargas y de implantar puestos de trabajo con pantallas de visualización de datos, la persona responsable del centro de trabajo (empresario o usuario), debe asegurarse de que se realizan evaluaciones iniciales y periódicas de los riesgos que conllevan dichas operaciones, las medidas de seguridad aplicables y los controles de las condiciones de seguridad establecidas.

Bajo la Ordenanza de Seguridad y Salud se establece también que el empresario debe tomar medidas de seguridad en el uso, manipulación, almacenamiento y transporte de productos químicos. Para el establecimiento de estas medidas, el empresario debe evaluar los riesgos relacionados con los productos y establecer, implementar y mantener procedimientos de control y medidas de seguridad.

En paralelo, la Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance,) establece la obligación de las empresas, en función de su número de trabajadores y naturaleza de la actividad, de desarrollar, implementar y mantener un sistema de gestión de la seguridad que incluye la evaluación de los riesgos de seguridad y salud y la implantación de procedimientos de seguridad.

Por lo tanto, las evaluaciones de riesgos son una obligación legal con la que, en la práctica, se van a encontrar casi todas las empresas. Además, la realización de evaluaciones de riesgos es una herramienta muy útil que contribuye a asegurar el cumplimiento de las obligaciones legales en materia de seguridad y salud.

Deberán ser realizadas por personas con el conocimiento, experiencia y entrenamiento necesarios para realizar las correctas evaluaciones de riesgos requeridas en cada situación. Llegado el caso, tendrán además la capacidad de recurrir al soporte de expertos concretos en caso de necesitarlo.

Derechos y deberes de los trabajadores

La sección 8 de la Ordenanza de Seguridad y Salud en el trabajo, nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance) establece que los trabajadores deben, dentro de lo razonablemente posible, tomar las precauciones para su seguridad y salud en el centro de trabajo y, también, para la seguridad y salud de otros trabajadores que pudieran verse afectados por sus actos u omisiones en el trabajo.

Los trabajadores tienen también la obligación general de cooperar con el empresario, u otras personas responsables en su función general de proteger la seguridad y salud en la empresa.

La sección 8 de la Ordenanza de Seguridad y Salud en el trabajo, nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance) establece que los trabajadores deben, dentro de lo razonablemente posible, tomar las precauciones para su seguridad y salud en el centro de trabajo y, también, para la seguridad y salud de otros trabajadores que pudieran verse afectados por sus actos u omisiones en el trabajo.

Los trabajadores tienen también la obligación general de cooperar con el empresario, u otras personas responsables en su función general de proteger la seguridad y salud en la empresa.

Derechos y deberes del empresario

Bajo la Ordenanza de Seguridad y Salud en el Trabajo nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance) se establecen las obligaciones que deben cumplir cada parte en materia de seguridad y salud en el centro de trabajo.

Como norma general, los empresarios tienen la obligación de asegurar la seguridad y salud de sus trabajadores en el centro de trabajo, más concretamente:

● proporcionar y mantener unas instalaciones y sistemas de trabajo seguros y sin riesgos para la salud;

● tomar las medidas necesarias para asegurar la seguridad y la ausencia de riesgos para la salud relacionados con el uso, manipulación, almacenamiento o transporte de elementos o sustancias;

● proporcionar información, instrucciones, entrenamiento y supervisión necesaria para la seguridad y salud de los trabajadores;

● proporcionar unos medios seguros para el acceso y evacuación del centro de trabajo;

● proporcionar y mantener un medioambiente seguro y saludable en el centro de trabajo.

La ordenanza establece unas obligaciones específicas en el caso de un centro de trabajo localizado en instalaciones que no están bajo el control del empresario. En este caso, el usuario de las instalaciones debe asegurarse de que, los medios de acceso y evacuación y los equipos y sustancias almacenados en las instalaciones se mantienen en condiciones de seguridad y salud

Definiciones

La Ordenanza de Seguridad y Salud en el Trabajo nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance,) ofrece en su sección 3 “interpretation” la definición breve de una serie de conceptos a efectos de la normativa de seguridad y salud.

● empleado o trabajador: persona natural que trabaja bajo un contrato de trabajo o aprendizaje, pero no incluye trabajadores de servicio doméstico;

● empresario o empleador: persona que emplea a personas naturales bajos contratos de trabajo o aprendizaje;

● ocupante o usuario (occupier) de unas instalaciones o centro de trabajo, se refiere a la persona que tiene cualquier tipo de control sobre las instalaciones o el centro de trabajo, teniendo las mismas obligaciones que los empresarios;

● situación peligrosa: situación listada en el anexo 1 de la ordenanza, en concreto:

○ la desintegración de depósitos, ruedas, piedras radiales o fresadoras rotatorias operadas mecánicamente;

○ el colapso o fallo de un elementos de elevación (excepto la rotura de una cadena o eslinga);

○ la explosión o incendio que cause daños a la estructura de un centro de trabajo, a una planta o sustancia en el centro de trabajo e impide el desarrollo normal del trabajo;

○ cortocircuitos eléctricos o fallos de una instalación eléctrica que está seguido o asociado con una explosión o incendio o causa daños estructurales a las instalaciones, impidiendo el normal trabajo en el centro de trabajo;

○ una explosión de una conducción o depósito utilizado para el almacenamiento a presión de gases, líquidos o sólidos;

○ el colapso total o parcial de una sobrecarga, pared, cima o terraplén en una cantera;

○ el vuelco o la colisión causada por un bulldozer, dumper, excavadora, traílla, camión, pala cargadora o cualquier máquina de movimiento de cargas utilizada en una cantera;

● usuarios (occupier) de un centro de trabajo: es la persona que tiene cualquier tipo de control sobre el centro de trabajo o las instalaciones; se les aplican las mismas responsabilidades que a los empresarios;

● planta: maquinaria, equipos, aparatos, mobiliario, accesorios y complementos de un centro de trabajo;

● daño o lesión grave: cualquier daño sufrido por una persona que implica el ingreso en un hospital o clínica para un tratamiento u observación;

● centro de trabajo: lugar donde trabajan empleados; esta definición no incluye:

○ avión o embarcación localizado en un lugar público;

○ el puesto de mando de vehículos destinados o utilizados para el transporte de personas, animales o materiales localizado en un lugar público;

○ domicilios en los que sólo trabajan empleados de servicio doméstico;

○ lugares en los que sólo trabajan trabajadores autónomos.

Administraciones Públicas competentes

En Hong Kong, el organismo responsable de la seguridad y salud a nivel nacional es el Departamento de Trabajo, dependiente de la Secretaría de Trabajo y Bienestar.

El Departamento de Trabajo tiene cuatro áreas principales de acción:

● los servicios de empleo;

● las relaciones laborales;

● seguridad y salud en el trabajo;

● derechos y ayuda a los trabajadores.

Dentro de este departamento, el cuerpo de funcionarios del Servicio de Seguridad Laboral (Occupational Safety Service) se encarga de hacer cumplir las ordenanzas de Seguridad y Salud, de Industria y los reglamentos subsidiarios, por medio de inspecciones a los centros de trabajo en las que comprueban las condiciones de seguridad y salud laborales y el estado de las propiedades. También llevan a cabo investigaciones de accidentes, proporcionan asesoramiento a los empresarios y trabajadores para la atenuación de los riesgos laborales y gestionan el Centro de Formación en Seguridad y Salud, que imparte formación en materia de seguridad y salud en el trabajo (SST) a los trabajadores; además se encargan de difundir a la población en general los conceptos de seguridad con la intención de inculcar una cultura preventiva en el país.

El Servicio de Salud Laboral (Occupational Health Service) se compone de dos divisiones de medicina laboral y tres divisiones de higiene laboral. Su objetivo fundamental es promocionar la salud en el trabajo. Para ello, sus principales funciones son:

● proporcionar asesoramiento y consejos a la población en general, acerca de aspectos de salud e higiene en el trabajo, tales como las enfermedades profesionales;

● realizar encuestas in-situ para asegurar el cumplimiento de los requisitos de salud e higiene en los centros de trabajo;

● hacer cumplir la normativa en relación con la higiene y la salud laboral;

● investigar y proporcionar en los casos en que se sospecha de la aparición de una enfermedad laboral;

● llevar a cabo entrevistas para aclarar las situaciones de baja laboral a los trabajadores que las han solicitado;

● organizar jornadas y charlas para promover la concienciación sobre la salud laboral.

Existe también un Consejo de Seguridad y Salud Laboral -Occupational Safety and Health Council (OSHC)- establecido como un órgano oficial del Departamento de Trabajo. Entre las funciones en materia de SST del Consejo se encuentran:

● promocionar la aplicación de los avances tecnológicos;

● promover la educación y el adiestramiento;

● difundir el conocimiento técnico;

● desarrollar estrategias y formular programas;

● proporcionar asesoramiento;

● promover y facilitar la cooperación y comunicación entre el Gobierno, los trabajadores, los empresarios y organismos profesionales y académicos relevantes con el objetivo de fortalecer y promocionar los estándares de seguridad y salud de los trabajadores.

La División de Calderas y Depósitos a Presión (Boilers and Pressure Vessels Division) es responsable de perseguir el cumplimiento de la Ordenanza de Calderas y Depósitos a Presión nº 56 (Boilers and Pressure Vessels Ordinance) para asegurar el funcionamiento seguro de calderas y depósitos a presión. Sus tareas principales incluyen:

● mantener un registro de calderas y depósitos a presión;

● llevar a cabo chequeos in-situ a equipos a presión instalados en centros de trabajo;

● realizar pruebas y emitir certificados de competencia profesional para varios tipos de calderas y condiciones de vapor;

● controlar los cursos de adiestramiento profesional de trabajadores;

● promover el uso seguro de calderas y depósitos a presión mediante la publicación de Códigos Prácticos y a través de actividades como seminarios y jornadas;

● proporcionar asesoramiento técnico a los Servicios de Extinción de Incendios (Fire Services Department) en relación con los equipos a presión que utilizan.

Además, existen otros organismos competentes en aspectos concretos como el Consejo para la Recaudación del Seguro de Compensación de Trabajadores, el Consejo para la Compensación por Sordera Laboral o el Consejo para la Financiación de las Compensaciones por Pneumoconiosis.

Ambito aplicación

La Ordenanza de Seguridad y Salud en el Trabajo nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance,) es la norma básica que establece los requisitos generales en materia de seguridad y salud.

Esta ordenanza es de aplicación en casi todos los centros de trabajo, incluyendo industrias, obras de construcción, establecimientos de alimentación, oficinas, laboratorios, galerías comerciales, instituciones educativas, etcétera.

Sin embargo, existen algunas excepciones de aplicación de esta norma, por ejemplo:

● trabajo en aviones, embarcaciones y vehículos terrestres en lugares públicos (los conductores de otros vehículos sí están incluidos);

● domicilios en los que sólo trabajan empleados de servicio doméstico;

● lugares en los que sólo trabajan trabajadores autónomos.

Esta ordenanza establece las obligaciones que en general debe cumplir cada parte interviniente (trabajadores, empresarios, personal encargado de funciones de seguridad y salud, etcétera) en materia de seguridad y salud en el centro de trabajo.

En el caso de trabajadores autónomos o contratistas individuales, esta ordenanza sólo les es de aplicación en caso de ser los empresarios o usuarios del centro de trabajo.

En este contexto general:

● La Ordenanza de Industria nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance,) abarca la seguridad y salud de los trabajadores en el sector industrial y se aplica a centros de trabajo como fábricas, obras de construcción, centros logísticos y de transporte de contenedores, talleres de reparación y otros centros de trabajo industriales. Esta ordenanza establece las obligaciones que en general debe cumplir cada parte interviniente en materia de seguridad y salud en centros de trabajo industriales.

● Bajo esta Ordenanza de Industria, existe una serie de reglamentos subsidiarios (30) que cubren aspectos diversos de la seguridad y salud en centros de trabajo industriales, tales como normas de seguridad y salud de las instalaciones y equipos de trabajo, durante la realización de determinados procesos y situaciones de trabajo, la gestión de la seguridad y salud o el uso de ciertas sustancias.

Aspectos generales

La Ley Básica de la Región Administrativa de Hong Kong fue promulgada en 1990 por el Congreso Nacional Popular de acuerdo con la Constitución de la República Popular China.

En la práctica, la Ley Básica es la Constitución de Hong Kong. Todas las políticas. reglamentos y procedimientos desarrollados en Hong Kong se basan en los requisitos de la Ley Básica.

En el caso de la legislación laboral y de seguridad y salud en el trabajo, el marco normativo incluye las siguientes disposiciones:

● Ordenanza de Empleo nº 57(Employment Ordinance,) es el principal precepto legislativo acerca de las condiciones de trabajo en Hong Kong y cubre los aspectos de empleo como el salario, descansos, horarios, vacaciones, bajas por enfermedad, protección de la maternidad y permisos de paternidad, indemnización por despido, pluses por antigüedad, terminación del contrato de trabajo o protección de la asociación de trabajadores;

● Ordenanza de Compensación de Trabajadores nº 282 (Employees Compensation Ordinance,), que establece un sistema de compensación sin responsabilidad y no contributivo para los trabajadores en caso de sufrir algún daño;

● Ordenanza de Salario Mínimo nº 608 (Minimum Wage Ordinance,), que establece un régimen de salarios mínimos obligatorios con el objetivo de equilibrar los salarios excesivamente bajos y minimizar la pérdida de trabajos de bajo coste;

● Ordenanza de Seguridad y Salud en el Trabajo nº 509 (Occupational Safety and Health Ordinance,), que establece las condiciones generales de seguridad y salud en todos los centros de trabajo, industriales o no industriales. Es la ordenanza básica que establece los requisitos fundamentales de SST;

● Ordenanza de Industria, nº 59 (Factories and Industrial Undertakings Ordinance), que incluye 30 reglamentos subsidiarios, que establecen las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores en el sector industrial;

● Ordenanza de Calderas y Depósitos a Presión, nº 56 (Boilers and Pressure Vessels Ordinance), que incluye un reglamentos subsidiario;

Otra legislación relacionada con la seguridad y salud en Hong Kong, incluye a titulo enunciativo, las siguientes Ordenanzas:

● Ordenanza de Radiaciones nº 303 (Radiations Ordinance);

● Ordenanza de Asistencia de Compensación de Trabajadores nº 365 (Employees Compensation Assistance Ordinance);

● Ordenanza del Consejo de Seguridad y Salud en el Trabajo nº 398 (Occupational Safety and Health Council Ordinance);

● Ordenanza de Recaudación del Seguro de Compensación de Trabajadores nº 411 (Employees’ Compensation Insurance Levies Ordinance);

● Ordenanza de Reentrenamiento de Trabajadores nº 423 (Employees Retraining Ordinance,);

● Ordenanza de Compensación por Sordera Laboral (Occupational Deafness nº 469 (Compensation) Ordinance);

● Ordenanza de Seguridad en Plataformas de Trabajo y Elevadores en la Construcción nº 470 (Builders’ Lift and Tower Working Platforms Safety Ordinance,)

Además, Hong Kong ha ratificado importantes tratados internacionales relacionados con la seguridad y salud laboral, entre los que se encuentran:

● Convención nº 148 de la OIT, sobre Medio Ambiente Laboral (contaminación del aire, ruido y vibraciones);

● Convención nº 115 de la OIT, sobre Protección frente a Radiaciones;

● Convención nº 124 de la OIT, sobre Exámenes Médicos a Trabajadores Menores.