LIBRO BLANCO DE LA VIGILANCIA DE LA SALUD PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

LIBRO BLANCO DE LA VIGILANCIA DE LA SALUD PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

http://www.upc.edu/cau/docs/comuns/prevenciolibroblanco.pdf

Desde 1996 en que entró en vigor la nueva normativa de prevención de riesgos laborales hasta hoy, pocas son las empresas que, al menos de una manera formal, no hayan iniciado actuaciones preventivas. Sin embargo, una de las menos implantadas es el nuevo modelo de vigilancia de la salud. Efectivamente, aunque la necesidad del trabajo interdisciplinar y de evolución de los reconocimientos médicos hasta la vigilancia de la salud, son cuestiones prácticamente indiscutibles, su aplicación práctica dista mucho de ser una realidad y ser coherente con las formulaciones teóricas de la medicina del trabajo e incluso con la regulación normativa de esta materia.

El sentido de este trabajo es describir el nuevo modelo de vigilancia de la salud de los trabajadores y ordenar expositivamente sus actividades, conocer quién la está haciendo, qué está haciendo y cómo lo está haciendo, para proponer medidas para la mejora de su calidad e implantación en las empresas. Lo primero se intenta en el primer apartado, de Introducción, en el que además de incluir las actividades sanitarias a realizar desde los servicios de prevención acordadas en el diálogo social, se describen otras iniciativas recientes en nuestro país en este sentido, así como las principales oportunidades con que contamos para conseguir el cambio de modelo. Lo segundo constituye el diagnóstico de la situación incluido en el apartado segundo, Descripción de la situación actual. En este apartado, con la información 15 aportada por todos los agentes, se intenta describir cómo es la vigilancia de la salud que se viene desarrollando para, una vez detectados los principales aciertos y lagunas, poder proponer las medidas necesarias para mejorar la actual práctica de la vigilancia de la salud. Es lo que se busca en el tercer apartado del documento, Propuesta de Plan para la mejora de la Vigilancia de la Salud Laboral, que establece cuatro objetivos a conseguir, desde lograr la cobertura en la especialidad de Medicina del Trabajo para todos los trabajadores y mejorar su calidad en todas las Comunidades Autónomas, hasta organizar un Programa Nacional de Vigilancia de la Salud Postocupacional. Tal y como se puede leer en el apartado Justificación e iniciativas recientes, genera frustración no haberlo conseguido todavía, pero existen iniciativas y personas en los diferentes ámbitos implicados como para que podamos construir conjuntamente un modelo de vigilancia de la salud acorde con las determinaciones legales, y con los acuerdos adoptados en la Mesa de Diálogo Social sobre Prevención de Riesgos Laborales, eficaz a los fines que debe cumplir, racional en los medios y recursos que se utilicen, y que haga posible que su aplicación impulse el establecimiento de la vigilancia de la salud en un mayor número de empresas de las que la vienen ejerciendo hasta este momento. En la medida que este Libro Blanco pretende dinamizar la vigilancia de la salud de los trabajadores, una vez aprobado, se fijará el calendario de actuaciones subsiguientes a escala nacional, Comunidad Autónoma y empresa.